Publicado el: Lun, 30 Dic, 2019
Opinión

Poquito a poco se nos va

Con el rugir del viento de la mar, se marcha este 2019.

Bendita navidad, que nos acerca un poco, de la distancia, impuesta, por el ritmo de la vida; nos acerca a la felicidad siempre buscada, y cada día más cara. Nos acerca, a los que un día se fueron, los que viven en el cofre de nuestro corazón, y que por estas fechas más que nunca, vuelven para hacernos sentir el calor, que un día nos dieron.

El rugir de la mar nos va acercando también, un nuevo año de coplas, un telón rojo, que irá de nuevo, con la firme y eterna voz del bueno de Miguel Ángel. Nos acercará otra vez, a la oportunidad, de denunciar las miserias que padecemos, y que queda muy lejos del mundo celestial de políticos sin escrúpulos, que olvidaron una vez más, que no existe diferencia, que el corazón que late en cada ser vivo, es común, y que las penas, problemas y necesidades son las mismas.

Dará a nuestros poetas, a, nuestros autores y músicos, la fórmula secreta, para burlar la maraña construida, decirle a la cara, a todos los que intentan que no levantemos cabeza, las verdades sin censura. Las que hacen sonrojar, a los mentirosos, que cambiarían mil veces su discurso, para adaptarlo a su conveniencia, mientras la mar se traga lentamente, las ilusiones, de los que añoran un futuro mejor.

Nos dará la oportunidad de ir al “Sur”……si, a ese sur, cálido al igual que su rubia arena, a la brisa refrescante del poniente, en un agosto caluroso; a nuestra bendita tierra. Aquella que nos ha visto llegar, y que un día será puerto de embarque, hacia quien sabe dónde…..¿o es que, acaso nos pensamos, que pregonando mensajes abiertos a los cuatro vientos, que quieran abarcar el mundo entero, cuando se nos desangra en las manos, nuestro pequeño universo, vamos a conseguir algo?

El arcoíris está al sur.
Lo tenemos delante

Tenemos la oportunidad de correr tras él. Qué más da, que no entiendan su significado lejos de estos lares. El mensaje, pregonado a los cuatro vientos, de nuestros poetas y músicos, cantado con el alma, del que ama a su tierra y los suyos, tiene el poder que muchas veces no valoramos, puede cambiar nuestro futuro. Solo tenemos que creer en él. El arco iris está aquí. En cada casa, en cada familia, en cada piedra que descansa, en el fondo de nuestro mar. Ni un millón de repertorios, podrían abarcar tanto.

Si el carnaval es la utopía de un futuro mejor, hagamos de él, la punta de la lanza, que nos defienda. “El arco iris al sur” siempre estuvo ahí, y solo debemos estirar nuestras manos para alcanzarlo. “Felices fiestas”

Sobre el autor

José María Palmero (Caleti)

- El circo de la vida, a mi me enseño, que las penas se olvidan con buen humor y que el tiempo que perdemos no es recuperable.

Mostrando 2 comentarios
  1. Avatar Carmenmarina dice:

    Enhorabuena jose maria porque nadie describe los sentimientos mejor que tú. Todos deberiamos de ver el arco iris que tenemos delante y quitarnos estas vendas de egocentrismo pero en fin siempre quedan los poetas. Felices fiestas para ti tambien y que el 2020 nos traigan mas columnas tuyas.

  2. Avatar ZAPORITO 13 ( HOMOLOGADO, NADA DE SUCEDÁNEOS dice:

    EL SUR, ES EL SUR, NUESTRO CAMINO, Y OJALÁ, NO NOS DEJEMOS GUIAR POR LOS MENTIROSOS. ¡¡¡ MUY BONITO!!!

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>