Publicado el: Jue, 15 Oct, 2020
Actualidad

La familia de ‘los castañeros’ de San Fernando recoge firmas para homenajear a sus progenitores

Fotografía cedida por la familia.

Sus hijos, 25 nietos y 48 biznietos quieren que Salvadora la de las castañas y su marido queden inmortalizados en una obra escultórica en su tierra.

Salvadora Vega Moreno, bastante conocida en San Fernando por vender castañas asadas con su marido en la plaza del Rey durante varias décadas, falleció hace pocos días a la edad de 71 años.

La familia pide al Ayuntamiento isleño un reconocimiento a la figura de los castañeros, a Salvadora y a su marido Francisco, no quieren que se la recuerde a ella sola, sino a los dos, pues “ni ella despachaba sola, ni el vendía solo”, declara a este periódico Piedad, hija de Salvadora. “Mi cuñada Ángeles Fernández con todo el apoyo del resto mi familia está recogiendo firmas a través de internet, al igual que en persona para que logremos lo que creemos que debe formar parte del Patrimonio Cultural de San Fernando y, como no, un legado y orgullo para nuestra familia”.

Morita, que así la llamaban los que más la querían, se llevó gran parte de su vida dedicada a sus amadas castañas. 40 años en el mismo sitio, en la esquinita de la plaza del Rey, junto a su marido Francisco Gómez Sánchez quien la añora cada segundo tras haber vivido junta a ella desde los 14 años.

Pareja entrañable que día tras día, año tras año, con viento, frío y agua, siempre supo dedicar bonitas sonrisas y cómplices miradas a todo aquel que se acercaba a su puesto para comprarle un cartucho de castañas recién asadas. Tuvieron siete hijos, los ya fallecidos José, Pepe y Sebastián, y los que no cesan de recordarla Rafaela, Lole, Piedad y Paco.

Bien cierto es que cuando estaba Antonio Moreno de alcalde hubo una propuesta por parte de Urbanismo para rendirle homenaje a través de una estatua a alguno de los oficios más antiguos de La Isla. El escultor Antonio Mota presentó tres propuestas; el marisquero, el barquillero y la castañera. La familia de Salvadora, incluso ella misma, por aquel entonces fueron reaceos a una estatua estando ella aún viva, además de llevar bastante mal el tener que soportar el poco civismo y falta de respeto de muchas personas a la hora de mantener bien cuidado el monumento.

Pero ahora sí quieren, su familia quiere, La Isla quiere. Y por ello están recogiendo firmas para pedir al Ayuntamiento un homenaje a los castañeros. “Un homenaje a mi madre y a mi padre por toda una vida juntos. Mi papá tiene ahora 82 años y está enfermo del corazón, pero él no ha dejado de vender castañas y ahora lo hace junto a su nieto Sebastián de 33 años, quien siempre ha estado en la esquina de la calle Rosario con la plaza iglesia, y ahora cuenta con el aliento y apoyo de su abuelo”, manifiesta Piedad.

De igual manera Lole, otra hija de Salvadora, quiso añadir que “La Isla se ha volcado con mis padres siempre, pero ahora mucho más. No podemos salir a la calle sin que nos paren mostrándonos su cariño y apoyo en estos duros momentos. Esperemos que tengamos suerte y podamos cumplir nuestro deseo, sería todo un legado para sus siete hijos, 25 nietos y 48 biznietos”, concluye Lole.

Sobre el autor

Redacción
Mostrando 2 comentarios
  1. Avatar Se lo merecen ojalá y lo consigamos entre todo dice:

    Entre todo podemos va por ti salvadora

  2. Avatar Marian dice:

    Se lo merece!!!!!!

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>