Publicado el: Sáb, 26 Sep, 2020
Opinión

Retoques II de Juan de Portoplano

Miraba el horizonte, con la mirada fija sin mirar en ningún lugar, sino en su interior. Intentar entender y comprender lo que es y lo que somos y lo que estamos…

Entiendo los artículos periodísticos como microensayos, copiando la palabra a un ensayista español. Siguiendo la idea de Alain, combinar la realidad vista desde la literatura y la filosofía y algunos otros saberes. Intentando indagar en lo real, no en lo que personalmente me interese… ¡Al final, no hemos superado a Montaigne, ni a Pascal, ni…!

Apreciable lector o lectora, todos los escritores se presentan como notables o buenos o geniales, en mi caso, no les puedo engañar he fracasado, no tengo aceptación, como escritor-pensador-filósofo. Por tanto, ustedes, les aconsejo, lean las grandes obras de la literatura y filosofía, y después, si desean, dediquen algún tiempo a mis palabras e ideas y conceptos.

Que por otro lado, no son mías, sino son tomadas, el noventa y nueve por ciento de todas esas tradiciones culturales, y de todos esos grandes nombres, porque de alguna manera, ya viven en mí, y no soy consciente de ellas…

Escribo artículos, con la intención de no hacer perder el tiempo a nadie, con el deseo de que dentro de un siglo puedan ser leídos con interés y fruición y con distracción y aprendizaje, e intentando, que este género, alguna vez se merezca el Premio Nobel, y tengan la misma categoría que la gran novela, la gran poesía, el gran teatro…

Sé, que en este oficio de la creación y búsqueda cultural, solo vive de ello, uno de cada mil, quizás uno de cada diez mil. Es lógico y racional, la cultura se muestra hoy, con otros medios, la literatura, es solo uno de los medios, una de las artes, por tanto, es lógico, que exista esa proporción o más. Pero también, un bolígrafo y un cuaderno es suficiente, para crear mundos, para descifrar mundos…

Pienso que las artes, todas van a cambiar, caminarán hacia estructuras hibridas, combinaciones de medios y de artes y de formatos. Cada vez, más lo audiovisual tendrá más lugar en el mundo de la cultura de creación. La palabra sola, escrita o hablada, irá mermando su lugar en el mundo, no dejará de existir, pero todo se irá combinando, palabra, música, gesto, imagen, imagen en movimiento, etc.

Igual que existe la tabla de los elementos de Mendeleiev, e igual que existen unas variables y constantes en física que explican una gran parte de la naturaleza, me he preguntado muchas veces, ¿si existen “unos conceptos o ideas” mínimos, que explicarían gran parte del mundo de las humanidades, de la filosofía, combinándolos entre sí, como las tablas de los elementos, y las teorías de la física?

¿Pero de existir cuales serían los conceptos-ideas básicas, que explicarían una parte de la realidad, que ahora indicamos como humanidades o filosofía, que todavía no son ciencia? ¿Y. qué palabras o términos que parece indican diferentes modos de realidad, son la “misma o similar”, pero que solo cambiarían grados o cuantificaciones? ¿Podríamos reducir, como en la tabla de los elementos, a cien palabras-ideas-términos toda esa realidad, o quizás a mil? ¿Y, después combinarlas entre sí…? ¿Y, como se interrelacionarían? ¿Y, por donde empezar, si el lenguaje natural humano y aún más el escrito, hemos inventado o descubierto miles de palabras, varias docenas para indicar una realidad…?

¿O, todo esto no tiene sentido? ¿Tendríamos que diseccionar una idea o concepto o término en lo esencial, y después, analizar y buscar todas las palabras similares, aunque con distinta graduación o cualificación, y al final, la interrelación entre esos términos-palabras-ideas básicos…?

Con unas docenas de elementos químicos hemos explicado la enorme variedad de la Naturaleza en ese campo. Con una centena de constantes y variables de la física hemos explica un gran trozo de la realidad Física. En cierto modo, las ciencias sociales hacen lo mismo, o intentan realizar o construir un mundo simplificado de términos y conceptos, para explicar enormes aspectos de lo real y la realidad. Me he preguntado durante lustros, si en los terrenos de las humanidades y filosofía y artes, en cierto modo, hasta que no sean sujetos del método científico social o de otros, no habría que intentar hacer lo mismo, reducir. Al menos, intentarlo, a ver lo que sucedería…

Llega una edad del arrepentimiento, buscado adrede, o te llegan recuerdos del pasado y te arrepientas. Cierto es, que unos seres humanos se arrepentirán de unas realidades o vivencias, y otros de otras. Unos, de actos muy graves, otros, de muy pequeñas cosas. Pero por lo que sea, la mente-conciencia humana, llega un tiempo del arrepentimiento. Supongo, que esta será una realidad universal. Pero esto, los humanistas y los científicos sociales nos podrían proporcionar datos.

El de Portoplano mirando al interior de si mismo, un horizonte eterno de si mismo, se preguntabay se planteaba, solo tengo preguntas, regalo cuestiones.

Sobre el autor

JMM Caminero

- Sección en la que trataremos temas de actualidad con un sesgo literario-filosófico.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>