Publicado el: Vie, 14 Jul, 2017
Opinión

Las calles del Centro Comercial Abierto necesitan toldos

Toldos en Málaga.

Desde hace años la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe) viene reivindicando la colocación de toldos en las calles del Centro Comercial Abierto durante el verano. Hubo, una experiencia en la calle Rosario cuando era alcalde Antonio Moreno. Aquel toldo no era todo lo grande que debía ser y tampoco estaba colocado como se colocan actualmente en las calles. Era tan estrecho que originó la típica guasa cañaílla. “Parece una compresa voladora”, decían.

Los toldos contribuyen a dar sombra y suponen un revulsivo para dinamizar el comercio del centro de la ciudad, porque este sector es la columna vertebral de la economía local. No habría que recurrir al tópico del fuerte viento o del coste, porque toldos hay en Cádiz, en Málaga, en Córdoba, en Sevilla. En muchas ciudades y además se pueden buscar patrocinios para que puedan ser colocados.

Es importante que a la hora de escoger tu toldo se tengan en cuenta varias cosas, entre ellas  el tejido de la lona ya que es a través del que se filtrarán los rayos solares. El color, la densidad o sus métodos de fabricación también son claves para elegir una buena lona, pues estos factores pueden llegar a reducir el nivel térmico, al contrario de los toldos cremas instalados en las terrazas de los bares de la calle Real, donde los rayos penetran y la temperatura no es agradable. Sin embargo, con un toldo más tupido y oscuro, la temperatura puede bajar hasta 10 grados.

A partir de las 12.00 horas resulta difícil estar en la calle Real, como no sea bajo la sombrilla o toldo de alguna terraza. Las palmeras no dan sombra y los árboles plantados tras la obra del tranvía aún no dan la sombra necesaria, de ahí que en el seno de los comerciantes de la calle Real se considere de vital importancia la colocación de toldos, de forma que eviten el temor a pasar calor y a la solana de la mañana y la tarde.

Toldos marineros

La intención y la idea de los comerciantes de Real es que se pongan toldos que simulen una vela de barco y que éstos vayan desde las farolas o postes que sustentarán el hilo de contacto del tranvía hasta las fachadas. Unos toldos que están presentes ya en muchas ciudades y que en verano resultan esenciales.

La colocación de toldos en la calle Real simulando las velas de los veleros puede darle a la céntrica calle Real un atractivo más y marcar la vinculación de la antigua Isla de León con el mar e incluso con la presencia del buque escuela Juan Sebastián Elcano en el muelle de la Carraca, algo que todavía no se ha explotado de forma fehaciente en materia turística, sobre todo ahora en verano, época dorada para el turismo.

Los comerciantes también quieren que en caso de que se lleve a cabo esta medida se elijan telas que perduren y que sean tupidas para que produzcan la mayor sombra posible. Calles como Las Cortes, General García de la Herrán, Rosario, San Rafael y Real, además del entorno del Mercado Central, se potenciarían en verano con más sombra y menos calor. Eso sí sería una apuesta por el Centro Comercial Abierto. Lo demás, son palabras.

 

Sobre el autor

J. Fraile

- Analisis de la actualidad de San Fernando

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>