Publicado el: Jue, 1 Dic, 2016
Opinión

Las Artes Plásticas

'Trafalgar', la última de las grandes obras del autor del artículo.

‘Trafalgar’, la última de las grandes obras del autor del artículo.

De entrada no voy a decir cuál es mi profesión -algunos la adivinarán- porque daría lugar a opiniones negativas de manera automática; “Mira éste, po no se lo ha creío…” (lo escribo así porque el que opine sin saber es que está un poco primitivo).

A mí me gusta hablar y escribir, pero casi siempre malentienden mis escritos que no son sino directos y claros.

Cuando estoy inaugurando y ven mi obra, se acercan y me dicen, “pues mi novio también hace eso, o mi primo”, o quien sea… la cosa es que lo que yo hago es tan sencillísimo que lo hace todo el mundo. Pues con la cantidad de personas que hacen lo que yo, cuando se convoca un certamen, son cuatro obras y como hechas a la bulla lo más que ha aparecido.

Esto solo es la entrada del articulo que hoy se trae. El tema es ‘Las Artes Plásticas’.

La definición que reza en el diccionario de la Real Academia de La Lengua es: “aquellas en que se crean volúmenes en el espacio”. Leerán muchas versiones no oficiales, pero la que le oí a un galerista que se dio de instruido es la misma de Internet -puede que él la escribiera-, atentos: “Artes Plásticas son aquellas en las que se utilizan plásticos y materiales flexibles”. Toma ya.

Ya nos metemos en faena. Cuando un artista tiene ya pensado el cuadro que quiere realizar, y colocado en el caballete el lienzo que va a utilizar, con una superficie lisa y sin mácula, traza las líneas teóricas de la obra -porque un cuadro es una obra con teoría y laboriosidad-, estudia los distintos planos que le darán profundidad (aquí entran en juego los volúmenes), y los colores se alejan; marcan las distancias cambiando los tonos.

Una vez terminado vemos que el lienzo, aunque sigue estando liso, da ahora la sensación de distancia. Los troncos son redondos, en el horizonte hay atmósfera y todo parece como en relieve. Ya es una obra plástica. Aquel galerista de los plásticos y materiales flexibles tenía seco el cerebro.

Hay profesiones artísticas que no tienen por qué ser plásticas. Por ejemplo; un escultor es un artista enorme, pero el volumen está ya en la base. La madera, el mármol o las distintas clases de piedras ya cuentan con el volumen del que saldrá la escultura. Mismo caso el de los arquitectos; no crean el volumen de los ladrillos y demás materiales que utilizan en sus obras pese a ser un arte de primera fila.

Sin embargo sí hablamos de Arte Plástico durante el inicio del proyecto, cuando se le da -pongamos por caso- un espacio para construir un hotel, en plena montaña y cerca de un poblado antiquísimo- El arquitecto debe estudiar el impacto medioambiental y es entonces cuando comienza a trazar el proyecto de la obra. Es en esa ejecución del dibujo donde hay volúmenes creados para darle forma.

Esta es la fase del ‘Arte Plástico’, una denominación como la de los ‘ismos’.

Ángel Torres Aléu

Sobre el autor

Patrimonio la Isla

- Patrimonio La Isla es la mejor manera de acercarse al tesoro artístico y cultural del pueblo isleño gracias al entusiasmo de un equipo multidisciplinar particularmente comprometido con la investigación, la difusión y la concienciación ciudadana en torno al mismo.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>