Publicado el: jue, 25 Jun, 2015
Nuestro Patrimonio

La Fábrica de San Carlos resucita a través de los testimonios de sus ex-trabajadores

Francisco Sánchez Reyes durante su intervención en el Centro de Congresos.

Francisco Sánchez Reyes durante su intervención en el Centro de Congresos.

¿Qué padre, abuelo o amigo de abuelo no ha trabajado o conoce a alguien que trabajó en la antigua Fábrica de San Carlos?

“Cuando sonaba el pito de la constructora, la maquinaria humana se ponía en funcionamiento, siendo como un despertador para la ciudad de San Fernando”. Así introdujo Diego Moreno, técnico del Museo Histórico Municipal, la presentación de  ‘La Constructura, su grandeza y su tragedia’, el libro amasado con esmero por los trabajadores de la citada fábrica.

Tres años es, en total, lo que ha tardado en cocinarse esta obra imprescindible cuya historia se remonta a comienzos del siglo pasado, con la constitución de la Sociedad Española de Construcción Naval. En ella se circunscribiría la Fábrica de San Carlos sobre unos terrenos adquiridos para resolver los problemas de espacio existentes en el Arsenal de La Carraca. Durante un siglo estuvo en funcionamiento como uno de los referentes industriales más punteros a nivel nacional, tal que así “aún parecen sonar las fraguas, las grúas y los saludos entre compañeros que, sin embargo, han permanecido en silencio… hasta el día de hoy”, enfatizó Moreno, asesor, consejero e implicado en la obra desde sus inicios.

Cartel del evento donde aparece la portada del libro.

Cartel del evento donde aparece la portada del libro.

Destacó por tanto “la importancia de la memoria oral como herramienta para reconstruir la Historia Social Contemporánea”. Una historia que ha podido ser rescatada a partir del rico fondo fotográfico cedido por los propios ex-trabajadores. Tras conservarlos y catalogarlos acorde a la normativa vigente, era necesaria la identificación de los elementos que aparecían en las imágenes. Aquí es cuando entra en escena Francisco Sánchez Reyes y cinco de sus compañeros quienes, con sus recuerdos, completaron la información acerca de casi 2000 fotografías. Tres largos años reunidos alrededor de una mesa en el Museo Histórico Municipal que convierten a estos señores no sólo en los responsables de convertir la fábrica en uno de los principales baluartes industriales del territorio español, sino también de perpetuarla por los siglos de los siglos mediante esta obra de referencia imprescindible para cualquier amante de la Historia isleña.

Además de Sánchez Reyes, operario de mandrinadora, han participado activamente en su elaboración Sebastián Gómez Gómez, que comenzó como tornero para acabar como jefe segundo de aprovisionamiento; Luis Hernández Higueruela; Tomás Otero Fernández, iniciándose como mecánico ajustador; Francisco Pérez Iglesias, delineante; y José Rodríguez Gómez, quien desempeñó su trabajo en la fábrica como electricista.

Una obra que “evoca el pasado de una industria única y señorial cuya existencia transcurrió a lo largo de cinco etapas históricas”.

Sobre el autor

Alejandro Díaz Pinto
Mostrando 3 comentarios
  1. extrabajador dice:

    no se deberia de haber conformado ,como se conformaba el señor sanchez reyes, que nos inculcaba que esto se cerraba y no habia nada que hacer,con su frase tipica, de “odjetivo conseguido” el habra conseguido algo,por que lo que es yo,no he conseguido nada,solo inestabilidad laboral .

  2. el sastre dice:

    este señor sanche reye fue uno de los culpable del cierre de
    san carlo pues le dieron un ere de la junta por los servicios
    prestado por dejar a muchos padres de familia en la calle la
    culpa del cierre fue de los sindicatos todavia hay padre de familia acordandose de sus casta

  3. juan luis dice:

    no puedo estar mas de acuerdo con este señor el presidente del comité de fabrica de san carlos es un sinvergüenza nos vendió a todo los trabajadores con pedir la extinción de contrato no creo que pueda dormir tranquilo pero que se puede esperar de estos políticos estómagos agradecidos

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>