Publicado el: mar, 21 May, 2019
Opinión

XXV Verbena de UPACE San Fernando

Foto. Upace San Fernando.

Hoy quiero empezar este retal, contando una de esas pocas experiencias de la vida que a un servidor (seguro que muchos de vosotros también las tendréis) que por ser como somos, o por como nos han educado, o porque los astros se alinean de una determinada manera cada x tiempo, pero que, cuando se da, se da.

Casi todos, nos creamos la necesidad de apostar todo nuestro ser contra viento y marea, y lo damos todo por convicción y corazón, por el simple hecho de creer que lo que haces está bien y es por y para, el bien de los demás; para hacerles sentir más felices a muchos o todos de los que nos rodean y porque hemos nacido así con nuestros defectos y nuestras virtudes y no conocemos otra forma de ser.

Pues dentro de esas pocas experiencias, al menos en mi caso, que no son muchas la verdad y que podría contabilizar quizás con los dedos de una mano; familia, amigos, hobbies, pareja. Hoy, quiero hablarles de una experiencia que para muchos le podrá chocar, pero es así, y esa experiencia es una pequeña parcela que existe dentro de mi trabajo. Sí, no se echen las manos a la cabeza hay quienes somos felices en nuestro trabajo, o al menos en una parte de tu trabajo. Esa parcela se llama servicio de ocio y tiempo libre, y este servicio se encarga a su vez de que personas con parálisis cerebral y afines, tengan cubiertas con la mayor calidad posible, una gran cantidad de actividades, destacando sobre todas la actividad estrella, “Las colonias”.

Una actividad ésta, que les da la oportunidad de hacerlos protagonistas de sus vidas, tocar la sociedad con sus propias manos, riendo, saltando, llorando y regocijando, a veces hablando pero sobre todo con sus ojos, decidiendo y alborotando, cantando, pidiendo y errando cayendo y levantando. Y mientas tanto, una familia que descansa, que respira y que desde la distancia se recupera y coge fuerzas, para continuar al finalizar las colonias, con la batalla.

Cuando llegué a UPACE san Fernando, conocí este servicio e hizo entregarme hace ahora unos 19 años a esta causa y a un grupo de personas que descubrieron que había que hacer un esfuerzo extra, donde no se miraba la hora, donde casi mendigando y pidiendo ayuda, llamando a cada puerta, pidiendo una botella de vino o aceite, objetos para una tómbola, lo que fuese pudiese servir para montar una sexta verbena por aquel año, que era lo que se hacía por entonces, para sacar los fondos suficientes para que este servicio se pudiera llevar a cabo.

Cartel XXV Verbena de UPACE San Fernando.

Una verbena, en la que muy pocos creían y muchos no conocían, donde no había casi nada, donde los comienzos fueron duros, amargos y entre llantos de desesperación en alguna ocasión, pero miles de risas y gente entusiasmada se pudiera lograr la primera piedra y luego otra y otra más. Personas totalmente desinteresadas, que empezaron a creer en algo que hoy acontece y es significativo a nivel de nuestra localidad como la 25 verbena de UPACE San Fernando. Veinticinco años, que guardan muchos recuerdos, de anécdotas. Por ejemplo, grandes actuaciones sobre todo del mundo del carnaval que han sido gran parte de la repercusión de la verbena actual y donde no se cabía un alfiler en ese patrio; cantaores, que en noches para el recuerdo, lograran hacer que un público malhumorado porque no llegaba este o el otro, terminara en una noche de éxito tras llevarse cantando bastante tiempo para saciar al público, gracias de nuevo Antonio caña, Noches en la que grupos como sheriff, o por entonces Quiñones dirigidos por el grandísimo Faly Mosquera, nos llenaran toda una noche durante horas de actuación porque no había mas agrupaciones. Familias aportando su granito de arena sin recibir nada a cambio, ni siquiera que su hijo fuera de colonias porque lo veían necesario; trabajadores incesantes, exhaustos que sin poder levantar ni un granito de arena, se levantaban de nuevo, ante una verbena que probó muchos formatos. Donde cometimos algún que otro error, (perdonen querido público, pero nuestro trabajo siempre fue otro no montar eventos y nunca fue buscando el malestar de nadie), grandes y grandes colaboradores que venían desde otros lugares del mundo, a aportar mucho más de un granito de arena, Gracias Don Ramón Rodríguez Verdejo (Monchi) tú también hiciste a nuestra verbena más grande. Y a todos los demás, muchísimas gracias de corazón, aunque hayáis venido una, o mil veces, cantaores, bailaores, tocaores y organizadores, colabores, trabajadores, voluntarios, proveedores, amigos, artistas y cantantes, ayuntamiento, políticos, vecinos. A todos, muchísimas gracias por estos 25 años, y en particular, no puedo despedirme sin dar las gracias y felicitar, a los que me hicisteis conocer este mundo. Gracias José Manuel, Mariluz, Trini, Paco Fernández, May; Phillippe; Elo, Antonio Bordes, Nani, Rosi… Fuisteis el origen, felicidades por esos comienzos siempre duros. A los que me acompañasteis luego que fuisteis mucho y lo seguís siendo a día de hoy; y a todos los que os animo que entréis y sigáis con esta labor. Muchas Felicidades UPACE San Fernando, muchas felicidades por hacer felices a tanta gente y hacerme participe de ello.

Sobre el autor

Raúl López de Palacio

- Son relatos cortos, opiniones o experiencias vividas desde la humilde opinión de quien les escribe. No deseo debatir, criticar, tener la razón. Me basta con compartir sentimientos e intentar a la vez sensibilizar al lector.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>