Publicado el: dom, 20 Nov, 2016
Xdesactivadas

Con tu perro, una ciudad limpia’… ¿Dónde? ¿Cuándo?

Ubicación de la playa canina en San Fernando.

Ubicación de la playa canina en San Fernando.

Se dice que hace más el que quiere que el que puede. Este verano vimos con asombro la creación de un espacio en la playa de Camposoto para nuestros perros, y la polémica estuvo servida todo el verano. La idea fue muy buena pero contó con demasiados errores a la hora de materializarla. Eso sí, dicen que de los errores se aprende y por eso esperamos que esta no sea la excepción.

Pero recordemos algunas puntualizaciones. La zona estaba a 1,5 km del último acceso a la playa, donde normalmente no hay mucha afluencia de bañistas. Los dueños no podían acceder por la playa sino que tenían que ir por el sendero paralelo; un camino que se encuentra en mal estado con casi dos kilómetros andando entre tarimas, arena, piedras, matorrales con pinchos… el dueño se achicharra pero al perro, directamente, se le queman las patas para acabar pidiendo con la mirada que “por favor, no me lleves mas allí”

Normas de uso de la playa canina.

Normas de uso de la playa canina.

Para colmo, no hay una pizca de sombra al llegar. Si se quieren bañar deben estar atados y no podemos hacerlo con ellos, de lo contrario multa al canto. Ni nosotros, ni los perros podíamos disfrutar de la jornada de playa. Muchos visitantes de otras localidades atraídos por esta gran novedad comentaron que una y no más… claro que quien más ganó fue la policía que se pasó todo el verano poniendo multas. Es decir, después de esta odisea que la gente pasa por gozar de un día de playa que finalmente no disfrutan, vuelven escopeteados con una multa de entre 200 y 300 euros ¿para repetir? Sinceramente, creemos que no. Así que lo dicho, es una muy buena iniciativa por parte del gobierno local pero muy mejorable, tanto por el bienestar del animal como del dueño que lo acompaña.

Pero vámonos al centro urbano. En San Fernando contamos actualmente con 32 parques caninos a lo largo de la ciudad según el Ayuntamiento. ¿Qué son exactamente? Consisten en un recinto acondicionado para el uso de las mascotas. Un espacio exclusivo para que puedan realizar sus necesidades fisiológicas, ocupándose los servicios municipales de su salubridad y realizando labores periódicas de limpieza y desinfección. ¿No es mejor llamarlo ‘pipicán’? ¿Realmente se limpia y desinfecta? Tampoco lo creemos, ya que aquí, en La Isla, el mantenimiento siempre ha brillado por su ausencia.

Ahora vamos a tirar de hemeroteca. En Septiembre de 2010 el actual gobierno -que entonces estaba en la oposición-, publicó un artículo denunciando que los pipicans o ‘parques caninos’ estaban en un estado deplorable. Denunciaban públicamente la “suciedad y evidente estado de deterioro”. Aquel mismo año la delegación de Desarrollo Sostenible puso en marcha una campaña de sensibilización bautizada como ‘con tu perro, una ciudad limpia’ ¿Funcionó? A la vista está, NO.

Dando un paseo en la actualidad podemos afirmar que no ha cambiado mucho la cosa. Siguen en mal estado. ¿De quién es la culpa? Digamos que de todos un poco porque la falta de mantenimiento y sobre todo el incivismo es palpable. La gente no recoge las heces de sus mascotas en las calles y aceras, por lo que en los pipicans menos todavía. Para colmo en algunos lugares se llevan las escobas. Una gracia.

Recordemos que San Fernando cuenta con unas ordenanzas específicas que pocas veces se cumplen. No ya por los dueños sino por una gran parte de ciudadanos cuya falta de urbanidad es similar al de la minoría de dueños de mascotas que no cumplen con sus obligaciones más elementales. No se trata de acoger un animal y ya está, sino también cumplir con una serie de pautas de higiene y respeto a los demás, cosa que desde luego no hacen.

Quizás habría que empezar enseñando el significado de ‘urbanidad’: “Comportamiento acorde con los buenos modales que demuestra buena educación y respeto hacia los demás”. Pero las reglas de urbanidad y comportamiento social han dejado de ser, en nuestros tiempos, un código riguroso e inamovible. Todo lo contado hasta ahora tiene un fin y es el siguiente: ¿contamos realmente en La Isla con un Parque Canino? Los parques caninos son entornos acotados creados para satisfacer las necesidades de la especie en cuanto a enriquecimiento físico, ambiental y social. Normalmente va un mundo del dicho a la realidad ya que el único parque del que disponemos para nuestras mascotas se ha convertido con el tiempo en un fangal descuidado y peligroso. Hace más de 5 años que se inauguró y de ese entonces solo ha cambiado a peor. ¿Por qué? Volvemos a lo dicho anteriormente: falta de mantenimiento e incivismo.

El primer teniente y delegado general del Área Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, nos informo el pasado mes de octubre de la próxima instalación de un equipamiento de ‘agility’ en la zona de esparcimiento canino del Parque del Barrero, por importe de 7.233,99 €. Lógicamente, los miembros de nuestros grupos pusieron el grito en el cielo. ¿Gastarnos ese dinero para que vuelva a ocurrir lo mismo?

Creemos que lo ideal sería lo siguiente:

  • Arreglar y adecentar los pipicans ya existentes. Sobre todo, mantenerlos.
  • Con casi 2000 mil perros censados, crear un nuevo parque canino en otro punto de la ciudad.
  • Acometer campañas de sensibilización y concienciar a la población de las obligaciones de tener una mascota.
  • A todo ello se suman las quejas de nuestros miembros: “no sobra el dinero para esto dado el paro que hay en La Isla”, “más limpiar los parques y zonas verdes”, “demasiadas quejas por 7.000 € teniendo en cuenta lo que llevamos gastado en el tranvía y lo que vamos a gastarnos en la remodelación de la Plaza del Rey”, “un gimnasio público para perros cuando ni siquiera lo hay para ciudadanos”, “27.000 € a una escuela taurina… ¿toros sí y perros no?”

Como veis, hay para todos los gustos. Quién sabe si en esta ocasión todo cambiará. Ojalá se invierta más en mantenimiento y los ciudadanos sean más cívicos. Hagan sus apuestas.

Mandy Sánchez y Juan de la Llave

Sobre el autor

Opinión del lector
Mostrando 1 comentario
  1. Avatar María José dice:

    Amo los animales pero esto no significa que me guste ver la mierda por todos lados ,vas caminando y tienes k esquivar las cacas ,las calles huelen a pipí, vas a correr al Carrasco y los perros sueltos se acercan ,y encima te dicen los dueños k no hace nada ,pues yo eso no lo sé ,lo k se es que estoy haciendo deporte por un parque natural y piso cacas y k un perro viene hacia mi sin saber las intenciones cuando tienen k ir amarrados, los animales no entienden de esto pero los dueños, no hay quien los haga k se enteren de que existe una normativa municipal k hay k cumplir y el Ayuntamiento a ver si pone mano dura ya en este asunto de una vez pues como no sea con multas o presencia policial aquí no se arregla nada ,es una pena.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>