Publicado el: lun, 20 Jun, 2016
Xdesactivadas

Una imagen vale más que mil palabras

Perros sí, perros no.

Perros sí, perros no. El gran debate del verano.

Un repaso a los debates surgidos en El Ojo Crítico durante los meses de marzo, abril y mayo.

Empezamos el mes de Marzo con la desagradable noticia -y no era una novedad- de que San Fernando es la octava ciudad de España con más paro. Sin embargo, el gobierno local nos decía que no se conformaba con el mejor dato del desempleo de febrero desde que se inició la crisis.

Ellos afirman ser conscientes del problema del desempleo en la ciudad y estar trabajando de forma intensa para incrementar el presupuesto destinado a políticas de desarrollo económico y generación de empleo. Esperemos que así sea, porque La Isla ha pasado hambre y sigue pasándola. Solo hay que darse una vuelta por los comedores sociales o tirar de hemeroteca. En una noticia, por ejemplo, pudimos leer que un millar de isleños están en situación de exclusión social y, según Cáritas, la memoria de 2015 contabiliza hasta 995 en situación de vulnerabilidad. Más de 3.000 personas se beneficiaron de su ayuda.

Pero cambiando de tercio; por estas fechas nos llego al grupo un mensaje que decía lo siguiente:

‘El Patronato de Deporte ha reducido los horarios del servicio de enfermería de 9 a 13 y de 16 a 20 horas, cuando el horario de la piscina es de 8 a 22: 30 horas. Es decir, que si yo voy y me hago un corte o me tuerzo el tobillo a las 21 horas no hay ni una tirita. De vergüenza. Pero lo peor es que no habrá nadie para atenderme… ¿Qué está pasando? ¿Se reducen servicios públicos necesarios para ahorrar?’

Se daba la circunstancia, además, de que el Ayuntamiento se había comprometido con la empresa nueva en subrogar al personal, pero luego se lavó las manos dejándola a su libre albedrío… Han sido cómplices, en cierta forma, de que se prescinda de personal con más de 20 años de servicio. ¿Es es el trato humano que merecemos? ¿Es la foto lo único importante? Esperemos que María Teresa Lebrero, delegada de Deportes, haga al al respecto.

Poco después advertían los medios que 20 días antes del concurso estaba ya la empresa, presuntamente, buscando personal sanitario. Raro.

Contenedor desbordado en San Fernando.

Contenedor desbordado en San Fernando.

En nuestros grupos siempre ha habido quejas por la suciedad general que presenta la ciudad; papeleras sin vaciar, colillas en parque infantiles, heces de perro por todas partes -especialmente en zonas ajardinadas, pensarán que sirve de abono-, etc. A este respecto compartieron una noticia de Paterna donde “policías de paisano multaban a más de cien dueños de mascotas por no recoger heces”.

‘Agentes policiales de paisano de Paterna han pillado ‘infraganti’ en un año a más de un centenar de vecinos por dejar ‘olvidadas’ las heces de sus mascotas en plena vía pública. Paterna está inmersa en una amplia campaña divulgativa, informativa, preventiva y de concienciación para acabar con la queja vecinal más extendida: la suciedad que provocan en las calles y plazas del municipio las heces de las mascotas que sus dueños no recogen’

Así debería ser aquí, porque el incivismo es preocupante y no respetamos nada. Es de alucinar, por ejemplo, el estado en el que se encuentran los espacios naturales que rodean La Isla. Si convertimos en vertedero un ‘Parque Natural’ -con todo lo que implica este concepto- ¿qué pasará con todo lo demás?. Es el momento de ir ‘por las malas’, con multas e incluso trabajos sociales que compensen la mala conducta.

El césped artificial de algunos parques infantiles está lleno de colillas -tal como reflejó en fotos uno de nuestros miembros- con el consecuente perjuicio para los niños que se las pueden tragar. Recordemos en este sentido la Ley 42/2010, de 30 de diciembre que modifica, a su vez, la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. El Artículo 7 especifica claramente la prohibición de fumar en los recintos de los parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia, entendiendo por tales los espacios al aire libre acotados que contengan equipamiento o acondicionamientos destinados específicamente para el juego y esparcimiento de menores.

Estas acciones nos confirman que gran parte de nuestra población trata los parques infantiles y zonas verdes de San Fernando como basureros y ‘pipicans’. Habrá que denunciarlo si no queremos seguir soportando esta situación.

Algunas zonas del Parque Natural son utilizadas como vertedero.

Algunas zonas del Parque Natural son utilizadas como vertedero.

Pero eso no es todo. La Magdalena, ese lugar donde los chavales jóvenes suelen hacer el botellón, amanece cada lunes con botellas, algunas rotas y con cristales por todas partes. Y eso que hay contenedores de sobra. ¿No es una buena oportunidad para que policías de paisano comiencen a aplicar multas a mansalva? Quizá no se tenga en cuenta, total, es una zona prácticamente abandonada con las papeleras siempre llenas, basura y césped sin cortar.

Muchos contenedores de la ciudad no dan a basto, o la estrechez de los de reciclaje hace que la gente tenga que depositar bolsas en el suelo. No siempre es por ‘flojera’. ¿Por qué no se aumentan en número? Sería más cómodo para los basureros, incluso.

Volviendo a los parques, tenemos que decir que constantemente se estropean y hay que volver a arreglarlos. ¿Incivismo, falta de mantenimiento o una obra mal ejecutada?. En relación a esto, uno de nuestros compañeros expuso lo siguiente:

‘el problema de los parches es que son eso, parches, y no soluciones. Y lo que nosotros pedimos es una solución para el césped mal colocado desde el principio, porque después de la cantidad de dinero público gastado en el ‘arreglo’, el Ayuntamiento debe como mínimo pedir responsabilidades a la empresa responsable de la obra. El suelo se está levantando por todas partes debido al poco pegamento que pusieron. Es vergonzoso’.

Otro vecino -en este caso de las Comunidades de las Indianas, en Camposoto- se quejó en el grupo por la pinocha que atasca sus casas, las humedades y, especialmente, la plaga de pasionaria que sufrió en sus carnes un pequeño de 16 meses. Hay que ser más previsor.

Qué decir del patrimonio arquitectónico. Compartieron unas fotografías del estado en que se encuentra la fachada de La Compañía de María, un Bien de Interés Cultural que a seis años de su restauración se cae literalmente a pedazos. ¿Se emplearían materiales baratos o solo se trató de una limpieza de cara?

Césped artificial levantado.

Césped artificial levantado.

Y siguiendo con las novedades… leímos la noticia de que Junta de Andalucía y gobierno municipal firmaban un protocolo de colaboración por el que La Isla se beneficiaría de los fondos ITI, obteniendo 3,5 millones para el esperado Museo Camarón. Esperemos que no ocurra lo que pasó con la casa natal del cantaor, sobre la que un miembro de El Ojo Crítico expuso lo siguiente:

‘Ayer estuve en el número 29 de la calle Carmen y no sé qué decir. Es de esas veces que quieres comentar pero tu mente se queda indecisa a la hora de desarrollar las ideas. Hasta ahora solo la había visto por fuera y mi sensación no era precisamente buena, pero llegado el momento de ver el interior, ésta empeora, y mucho. No llego a entender lo que pretendían haciendo lo que han hecho.

En su tiempo, esta casa era un patio de vecinos típico de ‘las Callejuelas’ con sus cierros, habitaciones, patio, azotea con tendederos, gallineros… similar a los muchos que siguen existiendo en la zona aunque, en este caso, con la presencia histórica de Camarón entre sus paredes.

En las noches de verano se vivía un ambiente especial con los cantes de su madre, la ‘Mamajuana’ -como la llamábamos los críos- y, aunque en la época de éxito de Camarón, su presencia allí fue prácticamente inexistente, quedaba la esencia de su madre y sus hermanos, y el Flamenco no faltaba en los transistores que había en el patio. Todos los que allí vivíamos no podemos olvidar lo que se respiraba entre sus paredes, Adela y sus macetas, las gallinas y pavos criados en una época de necesidades, el matarife… En las tardes de verano se tapaban los desagües para convertir el patio en una ‘piscina ecológica’ donde el agua se calentaba con el sol. Una gran fiesta para los críos, al igual que las noches con cantes y palmas de los vecinos bajo la dirección de Juana.

Estado de la fachada de la Compañía de María.

Estado de la fachada de la Compañía de María.

Los espacios eran muy reducidos. De hecho hoy es difícil entender cómo en ese patio vivíamos seis familias completas con su hijos respectivos. La escalera daba acceso a una azotea que nos servía como espacio de esparcimiento, donde nadie te molestaba y podíamos echar las tardes de sol leyendo los tebeos. Como digo, el patio estaba vivo.

Era imposible recuperar ese ambiente, esa vida de antaño, pero sí recrear la esencia del patio, respetando las disposición de las estancias originales, dándole la importancia necesaria a la azotea y, sobre todo, a la parte central de la casa, que era el patio.

Se habla mucho del Museo Camarón y no entiendo por qué razón no se ha aprovechó esta casa. Se ha perdido un gran oportunidad al crear, en su lugar, un espacio sin identidad, convertido el patio en una estancia aséptica, parecida a la sala de espera de un hospital o a los bajos del mismo Centro de Congresos de la calle Real. No tiene personalidad ni esencia, en definitiva, no tiene vida’.

Lo transcribimos tal cual porque es exactamente lo que muchos piensan, pero explicado de forma auténtica.

También tuvimos la desagradable noticia de todos los documentos personales aparecidos en la basura, al alcance de cualquiera, tras el traslado del Juzgado. Fue algo muy comentado pues había declaraciones de acusados y testigos, expedientes de desahucios, atestados de accidentes e incluso imágenes de un presunto delito de malos tratos.

Y para terminar, por esta vez, citaremos la gran polémica sobre si acotar una zona de playa para perros en Camposoto. Hemos visto que muchos dueños no son cívicos en absoluto por lo que es lógico que haya miedo a que aquello se convierta en un estercolero. Pero nosotros nos preguntamos, ¿quién es el culpable, el dueño, o el perro?

La playa de Camposoto, según el día.

La playa de Camposoto, según el día.

La cuestión no es que el perro vaya o no a la playa, sino que sus dueños se conciencien de que hay que limpiarla, o más bien mantenerla limpia porque es ‘de todos’. Esta iniciativa se ha puesto en práctica en otros sitios, como Alicante, con la intención de atraer más turismo, por lo que tampoco seríamos los primeros. Eso sí, sería necesario una labor de limpieza y desinfección más exhaustiva… algo que no es uno de nuestros fuertes.

Nos llama la atención, eso sí, que este proyecto cuente con su propia encuesta online cuando con otros más importantes como el Museo o la restauración del Ayuntamiento o fue así. En breve sabremos lo que ha votado la mayoría, de momento solo diremos que una imagen vale más que mil palabras. Que su éxito depende de nosotros, de todos. Así que… “déjalo como te gustaría encontrarlo”.

Sobre el autor

Opinión del lector
Mostrando 1 comentario
  1. Avatar josé maría dice:

    Queridos compañeros ‘toda la razón’ ¡Enhorabuena!

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>