Publicado el: Lun, 14 Sep, 2015
~Archivo de opinión

Los tres pilares del pádel. Velocidad

castilloSfdo2-page-001Velocidad gestual, Velocidad de desplazamientos y Velocidad de Reacción. Éstas son las tres formas de velocidad que nos encontramos en mayor medida dentro de la práctica del PADEL. Las tres son necesarias, algunas en mayor medida que otras, desde la INICIACIÓN hasta el ALTO RENDIMIENTO.

Velocidad Gestual es la capacidad de realizar movimientos en un corto período de tiempo. En pádel nos servirá para la preparación de golpes (o armado) y a la hora realizar todos los golpes. Dependiendo de la intensidad con la que queramos ejecutar el golpe, requeriremos de una mayor o menor velocidad gestual. El armado cobra gran importancia en la iniciación, ya que perdemos gran cantidad de tiempo esperando a la pelota sin dar respuesta motriz. Debemos tener en cuenta la relevancia de la posición de espera. Con dicha posición tendremos el mismo tiempo de preparación tanto para los golpes de derecha, revés o golpes aéreos. En cambio, a medida que vamos adquiriendo mayor nivel de juego también adquiere una parte muy importante la aceleración de movimiento para cambiar la velocidad de juego o cerrar puntos, sin olvidar la preparación del armado de forma veloz.

Velocidad de Desplazamiento es la capacidad de una determinada distancia en el menor tiempo posible. Parecerá una obviedad, pero en nuestro deporte existen varios tipos de desplazamientos dependiendo de la situación en la que nos encontremos.

Desplazamientos frontales: estos desplazamientos son conocidos por todos y, además, es habilidad natural de la especie humana. Lo usamos en desplazamientos hacia la red o hacia el fondo de la pista tras un globo.

Desplazamientos laterales: los usamos en el fondo de la pista en situación de defensa; en la volea, para desplazamiento previo al golpeo; y para la preparación para golpes aéreos, ya que facilita el tener el peso del cuerpo adelantado.

Desplazamientos diagonales: pueden ser hacia delante o hacia atrás. Hacia delante tenemos dos tipos, cortos y largos. Los cortos son cuando realizamos uno o pocos pasos para la aproximación a la bola (por ejemplo, en la volea); los largos son cuando realizamos un desplazamiento mayor como, por ejemplo, para una dejada. A los Desplazamientos Diagonales hacia Atrás (a partir de ahora DDA) me gustaría darles especial importancia, ya que hay una diferencia de dificultad considerable entre los dos tipos que podemos encontrarnos. DDA de Frente, son aquellos en la que la pelota nos sobrepasa por la parte frontal del cuerpo, es decir, de cara a la misma.

Desplazamientos muy cortos: Tiene relación con el “juego de pies”, tanto en el fondo de pista con situación de defensa, como en la volea. Consisten en pasos cortos de colocación para realizar los diferentes golpes. En la volea, dando el paso al frente en busca del golpe; en el fondo de la pista, cuando nos avasallan desde la volea a salidas de pared o para realizar giros de dobles paredes, por ejemplo.

CastilloSFdo-page-001Por último, la Velocidad de Reacción es la capacidad de dar respuesta motriz ante un estímulo. Íntimamente ligada a la capacidad cognitiva y, además, está estrechamente vinculada a las dos anteriores (sobre todo a la V. Gestual). Como ya comentamos anteriormente, en etapas de principiantes pasamos demasiado tiempo esperando la bola sin dar respuesta motriz. Debemos trabajar nuestra velocidad de reacción para que, aunque no conozcamos la trayectoria exacta de la bola, estemos realizando movimientos y desplazamientos de preparación del golpe.

Este tipo de velocidad la aplicaremos, mayormente, en: situaciones fondo vs volea, “choque-volea” (los cuatro jugadores compiten en situación de volea por ganar el punto) y en salidas de pared a alta velocidad. Las situaciones de volea requieren de un alto componente de Reacción. La distancia con respecto al adversario es menor que jugando fondo vs fondo, por tanto debemos dar respuesta a un estímulo en un período muy corto de tiempo. En situaciones de salida de pared a alta velocidad, debemos conocer, primero, la trayectoria de la bola y, a continuación, dejar que la bola salga delante de nosotros para poder contactarla en perfecto equilibrio.

Como conclusión, recomiendo trabajar desde el principio la Velocidad de Reacción, para poder “responder” motrizmente lo antes posible, aunque después no optemos por la respuesta más adecuada; en segundo lugar, trabajar la velocidad gestual, para poder preparar los golpes con el tiempo suficiente antes de que sea demasiado tarde y, por supuesto, poder ejecutarlos en el momento adecuado; y, por último, la velocidad de desplazamiento. Nuestro deporte, en categorías tempranas, no requiere de excesiva velocidad en los desplazamientos para poder divertirnos, por tanto, a medida que aumentemos nuestro nivel de juego aumentaremos nuestro nivel de velocidad de desplazamientos también.

¡ÉCHALE BOLAS y entrena tu velocidad!.

Daniel Machuca

Sobre el autor

Opinión del lector

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>