Publicado el: mié, 8 Abr, 2015
Xdesactivadas

“No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”

El atrio del Ayuntamiento, tras un día de fiesta.

El atrio del Ayuntamiento, tras un día de fiesta.

Desde el Ojo Crítico, analizamos las denuncias de nuestros miembros en cuanto a las carencias y los desperfectos urbanos que venimos comentando durante el mes de marzo.

Atrás quedó el mes de febrero con un Carnaval a consecuencia del cual, ya se sabe, papelillos por todos lados. Cierto es que vimos algo de refuerzo en limpieza durante aquellos días, pero no para tirar cohetes. En nuestro grupo, ‘El Ojo Crítico’, abundan fotografías de arbustos llenos de papeles, también en los jardines, y, sobre todo, las alcantarillas. Esto último es algo de lo que la gente se queja bastante ya que si conlleva atasco ¿¿qué pasará cuando llueva??  ¿¿No requerirían de un mayor mantenimiento??  Claro que, al parecer, aquí no saben lo que significa esa palabra.

Por intentarlo, que no quede.

A principios de Marzo hubo una paisana, colaboradora nuestra, que se atrevió a trasladar sus denuncias oficialmente al Ayuntamiento. Uno de sus reclamos fue el arreglo de las farolas que tienen sus cables fuera por rotura de sus tapas en varios parques isleños donde nuestros niños juegan: un auténtico peligro. Tanto ella, como la mayoría de nuestros miembros consideramos que San Fernando es, perdón por la expresión, una autentica pocilga. Pagamos nuestros impuestos y, por tanto, nos consideramos en el derecho de disfrutar de una ciudad limpia. No obstante, estamos seguros de que si se convocara un concurso, ganaríamos el premio a la ciudad más sucia de Europa.

Las denuncias no quedan ahí. Hicimos hincapié en el arreglo de varios contenedores de la calle Benito Pérez Galdós, tras dos años rotos y sin arreglar. No comprendemos el gasto que generó el soterrar los cubos de basura por toda la zona céntrica para luego abandonarlos, ¿no hubiese sido mejor que dejarlos como estaban?. Asimismo denunciamos los desperfectos de una de las calles peatonales más transitadas, la de San Rafael. Por culpa de sus boquetes han sido ya varias las personas que acabaron con los tobillos torcidos. Y así en muchas más.

Tenemos claro el titular: falta de mantenimiento.

Alcantarilla en Carnaval.

Alcantarilla en Carnaval.

Continuamos viendo con estupor las repetidas fotos que mes tras mes toman nustros colaboradores de los mismos parques infantiles. ¿No se avergüenzan los responsables? Estamos seguros de que ellos también tienen niños pequeños, pero más aún de que no los llevan al parque. Una persona que gobierna en una ciudad debe pasear por ella y disfrutar de lo que tiene para que por sí misma compruebe sus aciertos, carencias y necesidades de mejora ¿¿no creéis?? No solo yendo a eventos y posando en fotos se ven las cosas. Así no. ¿A cuántos gobernantes hemos visto en estos parques o, simplemente, paseando por el centro? Desde luego, no es lógica esta dejadez: vamos a otras ciudades y da gloria ver sus parques infantiles, tan bien cuidados, sin peligro para los más pequeños.

Lo curioso del tema es que hubo padres que en septiembre del pasado año llevaron estas denuncias al juzgado. Aquello salió en prensa, en televisión, y, sin embargo, las únicas medidas adoptadas fueron el vallado de algún parque y el desmonte de otro. Nada de arreglos, pese a que las elecciones están a la vuelta de la esquina.

Porque todos abemos que con en época de elecciones, el Ayuntamiento de turno se desvive para mejorar la imagen de la ciudad, pero de momento, y desde que comenzara el año, sólo hemos visto una calle Real en constante arreglo dada la polémica que suscita, y un castillo -por llamarlo de alguna forma-, que tras años de inversión ha sido por fin inaugurado, y no de la forma que muchos esperábamos.

Papelera en el Parque del Oeste.

Papelera en el Parque del Oeste.

Recordamos una conversación con un hombre mayor que por su trabajo había viajado mucho y nos comentaba que jamás había visto lo que aquí: unos ciudadanos que no quieren a su ciudad, unos ciudadanos que destruyen, pintan y ensucian el mobiliario urbano. En definitiva, mucho incivismo. Claro que, ¿cómo podría ser de otra forma si al mirar a su alrededor, ven este panorama? Calles sucias, aceras en muy mal estado, mobiliario roto, tapas de cableado inexistentes, papeleras -cuando las hay- a rebosar… Todo ello recogido por las fotografías que periódicamente se preocupan de tomar los colaboradores de nuestro grupo. Creemos que con el adecuado mantenimiento, la gente se iría concienciando hasta el punto de sentir vergüenza al arrojar papeles al suelo o pintar una pared. Claro que, con miles de papeles en el suelo ¿qué importa uno más?

Es una pena que cada fiesta ponga de relieve nuestro ‘cariño’ y respeto por la ciudad. Lo achacamos a la falta de mantenimiento por las autoridades competentes, a la falta de contenedores, sí, pero nos parece lamentable ver, por ejemplo, cómo quedó la Plaza del Rey tras el Domingo de Ramos, ¡un auténtico estercolero! Aquí debemos realizar un ejercicio de introspección para analizar nuestros valores, nuestra educación:

Hace días presencié en primera persona cómo un niño le pedía a su madre, en la plaza Manuel de la Puente, que le esperara mientras tiraba una lata al mar. La madre asintió con la única condición de que no tardase. Poco más que decir al respecto.

Mandy Sánchez Taura

Sobre el autor

Opinión del lector
Mostrando 1 comentario
  1. Avatar JACINTO dice:

    Debería alguien de preocuparse de fotografiar al servicio de limpieza y jardines cada mañana tempranito y comprobará que a esta hora, la ciudad es una de las más bonitas de Europa, poco después, cuando se despierta el populacho, van tendiendo una manta de incivismo, que da lugar a las fotografías de los que de alguna forma buescan algún tipo de interés particular o ideología. Siempre los mismo y siempre los mismos derrtadores/as. Sigan mostrando lo malo al mundo y al final no quedaremos aquí ni nosotros mismos. Fotos a los incívicos y porqué no, si tanto le duele la Isla, tenga el valor de recriminar a esa madre que delante de sus ojos instó a su hijo a que contribuyera a la destrucción del mar.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>