Publicado el: Mié, 9 Jun, 2021
Opinión

Es urgente vivir

Fotografía. Leonor Montañés Beltrán.

Las puestas de sol, el tiempo que apremia, las noches contigo, las noches sin ti, tu  mirada cómplice, tus besos de estraperlo, mis caricias clandestinas, la memoria con la que me aferro a ti cuando no somos, los susurros, esa manera mía de mirarte, las sonrisas, la forma que tenemos de caer en la tentación, la vida y sus secretos, la rutina envidiosa, lo bueno y lo malo, los silencios convertidos en verso libre, las letras, las palabras, las frases, los poemas, el cielo aborregado, el levante que nos vuelve locos, las sombras, los árboles, las sombras de los árboles, el pasado sólo para coger impulso, el mañana para hacerlo indiferente.

La arena de la playa, la marea, la luna y sus hechuras, las dudas de siempre, la impaciencia, el pequeño mundo que nos resguarda, las flores que rompen el asfalto, la hierba que renace, los colores que me enseñas, el blanco y negro de mi pensamiento, el miedo a perderte, la lucha diaria, el llanto y la risa, la música que espanta los males, las piedras del camino, el verde esperanza, la vida que brota sin embargo.

El sonido que hace el mar, los cuentos tristes, los finales felices, los amaneceres diarios, las canciones de nuestra vida, el miedo que acecha, las tempestades, la calma de las tormentas, el veneno del mundo, el antídoto de tus ojos, las verdades que mueren, la mentiras que matan, las mariposas en la barriga, los buenos días, las buenas noches, los sueños hermosos que nos deseamos, las metáforas que te definen, el adiós a regañadientes.

Y los amigos que siguen presentes, y las ganas de cambiar el mundo, y el seguir insistiendo en hacer que tus carcajadas sean siempre habituales…

Es urgente vivir, a pesar de todo, que luego si no nos quedamos esperando. Dejamos asuntos pendientes, dejamos te quiero no dichos, dejamos abrazos, dejamos cosas atrás que luego nos desatan la conciencia. Incluso a veces nos quedamos con el lastre que deberíamos soltar y no soltamos. Por costumbre, por apego, por miedo.

Es urgente vivir. Dejemos al futuro en paz, que el futuro no es más que una carga. Llenemos de intensidad este ahora con el que la vida nos apremia. Y si miramos hacia atrás que sea sólo para recordar aquello que alguna vez nos hizo felices. Para entender que este aquí y este ya no se parece mucho a aquello que soñábamos entonces, prueba evidente de que el futuro no más que un sueño, y ya sabe lo que son los sueños.

Es urgente vivir y no dejar nunca que sea el tiempo el que decida.

Sobre el autor

Enrique Rojas Guzmán

- Una opinión no es válida hasta que se compara con otra.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>