Publicado el: sáb, 6 Jul, 2019
Opinión

El Olimpo de los Dioses

Foto. Rafael Rafoso.

¿A dónde van los poetas? ¿Qué mal viento, nos roba el  susurro de sus obras? ¿Cuál es el bote que los cruza, a la otra orilla?

No me cabe ninguna duda. Todos van al Olimpo, de más allá del fuego del atardecer de la caleta, aquel que se esconde tras el “non Plus Ultra”

Poco a poco, y una vez se instalan, van esperando pacientemente, se llevan a sus integrantes y vuelven a formar sus grupos. Enseguida los viejos, van parando los pies a los más jovencitos que llegan. “Cucha pibe, que yo llevo ya mucho tiempo aquí ¿en?”

Y ya se ha liado el tangai. Que si tú no ha hecho na, que si esto está ya muy pasado, total, que al final como allí no hay que trabajar, po nada, numerito en el güichi to los días, hasta que se cuelan las parientas y santa medicina.

Cuando el rubio se ha posado sobre las aguas para descansar, al fresquito del manto estrellado, comienza la magia. Te vas acercando por los locales y se te cae la baba. En una peña de la calle Cádiz, Pedro Romero, con Carlos Brihuega, con José ‘El Bombista’… con todo su grupo; qué delicia a los oídos.

Así, chirigoteros … Fletilla, Juanito Ponce … Cái por los cuatro costados … coristas … Quini, Tío de la Tiza … cuarteteros … Peña, Masa, Agüillo, Paco Alba, Enrique Villegas . Y un largo sinfín ………

Andaban estos días revolucionados, ya que al parecer se coló por allí, otro de los que cruzó, y estaba liando la pirula. Dicen que tiene veneno, y que este año habrá que ponerse las pilas, que escribe pa rabiar, y le ha echado el ojo a unos cuantos que pían que da miedo …Ya se dice por todo el Olimpo, que este año el concurso será maravilloso. Todos podremos verlo algún día, todos formaremos parte, de ese reino gaditano, algún día miraremos con una sonrisa a nuestro Cádiz desde arriba. Mientras tanto, dejaremos que sigan con sus ensayos, con sus tertulias, y con su llama, que nunca se apagó, y que aquí abajo, mantendremos viva en nuestros corazones.

 “Represento con honor, el alma del comparsista

   Que hizo llorar y reír, solo por escribir

   O cantar las coplillas

   Si alguno se me pasó por torpeza o ignorancia

   Mi homenaje es para todos

   Escrito y cantado con toda mi alma”

 

Enrique Villegas Vélez

José Ramos Requeté   “Almas Alegres” 1977

Sobre el autor

José María Palmero (Caleti)

- El circo de la vida, a mi me enseño, que las penas se olvidan con buen humor y que el tiempo que perdemos no es recuperable.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>