Publicado el: lun, 16 Abr, 2018
Agenda Cultural

Ateneo Sociocultural de La Isla presenta dos libros del ex defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo

El Ateneo Sociocultural de La Isla presenta dos nuevos libros del ex defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo.  “El Padre Antonio” y “Libro de las otras horas” Meditaciones laicas.

El ex defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo, presenta el próximo viernes 20 de abril sus libros El padre Antonio y El libro de otras horas, meditaciones laicas en el Centro de Congresos Cortes de La Isla de León de nuestra ciudad a las 18:30 horas, organizado por el Ateneo Sociocultural Andaluz de La Isla.

El padre Antonio habla sobre la realidad pastoral y vital de un grupo de hombres que hicieron de sus vidas una generosa entrega por los demás, con sus defectos, limitaciones o errores, pero siempre al servicio del pueblo; por lo que la obra es un recuerdo a esa generación hablando de sus preocupaciones, luchas y sinsabores, en tanto que el autor entiende que ya nadie en la oficialidad parece interesarse por los curas formados aquellos años, pues se les ve como una especie de anomalía del sistema.

El Libro de otras horas, meditaciones laicas trata, partiendo de la vida diaria, de los acontecimientos que narran los periódicos, de la realidad más sangrante y también de la más optimista: meditar, reflexionar, pensar, desde una perspectiva laica, aunque haya referencias a los evangelios y a otros libros que han marcado la espiritualidad de la humanidad. Articulado en numerosos textos breves, José Chamizo destaca aquí que lo laico no está reñido con el dolor humano, ni con la alegría que se produce en algunas circunstancias, mucho menos con una dimensión de transcendencia.

El que fuera Defensor del Pueblo Andaluz y en la actualidad presidente de la Asociación “Voluntarios por otro mundo”, José Chamizo regresa de nuevo a la Isla para presentar sus nuevos textos, invitado por el Ateneo Sociocultural Isleño. El primero es una obra de teatro y el segundo es un conjunto de reflexiones que “yo remato con una cita de un filósofo, un poeta o un pasaje del evangelio” nos contaba su autor. “Este libro lo empecé a escribir cuando todavía estaba en Algeciras, le llamo meditaciones laicas porque pienso que es un momento en el que hay que pensar más en lo que somos y lo que hacemos porque vamos de prisa, de prisa”. El Padre Antonio es un texto dramático “en el que quiero rendir homenaje a la generación de curas a la que yo pertenezco, de más de 60 años, creo que con nuestros errores hemos hecho un buen trabajo, aunque no haya sido reconocido, a nivel popular sí pero no en otros sectores de la Iglesia.

El Padre Antonio

El Concilio Vaticano II cerraba sus puertas el año 1965, en mitad de la década, dejando una herencia clara: la Iglesia Católica no puede vivir de espaldas al mundo. La formación de los nuevos curas comenzó así a recorrer un sendero diferente. No era necesario estudiar solo Teología, había otras ramas de las ciencias “modernas” que podían ayudar también al conocimiento y vivencia del Evangelio que, al fin y al cabo, era la meta. Las conversaciones entre marxistas y cristianos, entre ateos y creyentes, se hicieron frecuentes. Se rompía el aislamiento a nivel físico y del pensamiento.

Los estudios en el extranjero eran promocionados por los propios obispos, algunos de los cuales mostraron caminos desconocidos hasta ese momento en la Iglesia española. La formación en las facultades de Teología, digámoslo con un término de aquel tiempo, se secularizó, sin perder, claro está, su significado más esencial.

La década de los setenta fue de esplendor en una Iglesia que iba distanciándose del franquismo y poniéndose al lado de las libertades democráticas. Libertades dentro y fuera de los templos. Con estos cambios profundos, vivimos el pontificado de Pablo VI, quien moría en 1978.

En ese marco histórico nos hicimos sacerdotes una generación que, pese a los achaques, aún sigue dando la cara por los desfavorecidos, en sus parroquias y otros lugares de trabajo.

Esta obra de teatro habla sobre la realidad pastoral y vital de un grupo de hombres que hicieron de sus vidas una generosa entrega por los demás, con sus defectos, limitaciones, errores… pero siempre al servicio del pueblo. A esa generación quisiera recordar hablando de sus preocupaciones, luchas y sin sabores. Ya nadie en la oficialidad parece interesarse por los curas formados aquellos años. Es más, se les ve como una especie de “anomalía” del sistema. La vuelta inexplicable al “espíritu de Trento”, ha hecho que se ignore a esos hombres que han sido el rostro amable, tolerante y comprometido con la causa de los pobres que es la misma causa de Jesús de Nazaret.

 

El libro de otras horas, reflexiones laicas

“Meditar, reflexionar, pensar

No significan lo mismo esos vocablos del enunciado. Lo sé. Pero con la escasez de pensamiento que nos circunda quiero creer que entre unos y otros existe una alianza: Sacarnos de la monotonía, mediocridad, y llevarnos al encuentro de nosotros mismos. Atendamos a una frase de Z. Bauman: “La vida líquida es una vida devoradora. Asigna al mundo y a todos sus fragmentos animados e inanimados el papel de objetos de consumo: es decir, de objetos que pierden su utilidad (y, por consiguiente, su lustre, su atracción, su poder seductivo y su valor) en el transcurso mismo del acto de ser usados…” Vida Líquida, Ed. Austral 2006, pp. 18-19. No hace falta decir que entre esos fragmentos animados e inanimados estamos los seres humanos.

A lo largo de mi vida he hecho meditaciones de todo tipo, desde las tradicionales en ejercicios espirituales cargados de “tenebrismo”, hasta las más recientes en las que se fusionan elementos del cristianismo y del budismo. He recorrido también con intensidad las propuestas del Mindfulness que me han ayudado en muchos momentos de mi existencia. Me dio claves cuando me desesperaba por meditar correctamente: “La meditación es, en realidad, un gesto interno que permite que nuestro corazón y nuestra mente (considerados como una totalidad inconsútil) cobren conciencia del espectro completo del momento presente tal cual es, por el simple hecho de que está sucediendo, en una actitud interna que la psicoterapia ha calificado de “aceptación incondicional”. Kabat-Zinn, La Práctica de la Atención Plena, Ed. Kairós 2013, p.71.

De todas estas experiencias intensas en muchos casos, lo más importante para mi existencia, ahora lo juzgo con cierta distancia, ha sido la experiencia del silencio. Sí, el silencio propio que entre otros logros me han ayudado a comprender y respetar los silencios ajenos. “Para fortalecer mi convicción y apuntalar mi voluntad, me centré en lo que estimé que era más determinante: el silencio. Me refiero tanto a lo que hay en el silencio como al silencio mismo, que es una auténtica revelación. Debo advertir desde ahora, sin embargo, que el silencio, al menos tal y como yo lo he vivido, no tiene nada de particular. El silencio es solo el marco o el contexto que posibilita todo lo demás.” P. D’Ors, Biografía del silencio, Ed. Siruela 2016, P.20.

Los textos que aparecen a continuación forman parte de vidas que he compartido o “escuchado”, y desde la ausencia, en muchos casos, de palabras, también he comprendido. Son escritos para meditar, pensar, reflexionar en la batalla diaria o en un rincón casi a oscuras; en la lucha por vivir y en ocasiones sobrevivir a tantos abandonos; en la conquista de nuestra dignidad perdida por mor de un sistema economicista que nos aliena convirtiéndonos en algo diferentes a ser personas.

He subtitulado esta obra Meditaciones laicas por los diversos temas que se abordan. Lo laico también puede llevarnos al ámbito de lo espiritual, la sensibilidad no es un patrimonio privado.

Pretendo compartir con vosotros las pequeñas crónicas a las que he añadido citas de poetas, filósofos siquiatras, líderes espirituales y, por supuesto, mucho Jesús de Nazaret que es el personaje clave en mis avatares existenciales”.

Con esta actividad el Ateneo Isleño reanuda su andadura en la Isla después de un tiempo de reflexión y de actividades en otros lugares de la Bahía. Así el próximo jueves 3 de mayo el Ateneo Sociocultural Isleño organizará la presentación del libro “Megalitismo” Dólmenes y Megalitos en el Sur de la Península Ibérica de José Ruiz Mata también en el Centro de Congresos de la Isla, de la que se informará más adelante.

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>