Publicado el: Mar, 23 Mar, 2021
Opinión

En Ontiyent, Museo de Gegants y Cabets

El Museo de Gigantes y Cabezudos de Ontiyent contiene nueve gigantes y nueve cabezudos, el dato documental más antiguo que se dispone es de 1743, desfilan en las distintas fiestas litúrgicas y culturales.

Debo indicar, que estoy realizando una serie de columnas, modestos artículos sobre museos o casas de Gigantes y Cabezudos en la Península Ibérica, y en todas, aconsejo que construyan-edifiquen una página Web, debo indicar que la que ha realizado este museo que comentamos, me parece clara y diáfana y, que da mucha luz. Si nadie, se ofende, ni quiero abrir heridas, podrían todas las casas y museos de esta Piel de Toro, seguir-copiar-imitar la página Web de este museo, y, también, todas las cofradías, mejor o peor organizadas, que existen por esta Celtiberia tan antigua, que empezasen a pensar, si podrían hacer ellos, con sus figuras, en más cantidad o en menor, un museo o casa dónde se expongan de forma permanente, o en algunos días, y también, una especie de Museo Virtual de sus Gigantes, o al menos, una web.

Esto puede parecer baladí, pero en este esfuerzo, diríamos de reflexión sobre esta actividad cultural, que representa los Gigantes y Cabezudos, me pregunto, si entre otros fines, deberíamos intentar remodelar la concepción que tenemos sobre esta actividad, de tal modo, que con unos parámetros y conceptos nuevos y antiguos, pudiésemos renovar no solo el interés sobre esta actividad cultural y festera, sino también, una mayor profundización y reflexión y análisis.

Un fenómeno, que se ha ido produciendo, en estos dos últimos siglos, quizás, a raíz de la revolución industrial, las revoluciones sociopolíticas existentes en estos tres últimos siglos, las revoluciones científicas, la revolución filosófica de la ilustración, las revolución tecnológicas, y las revoluciones demográficas, es que se han valorado multitud de realidades humanas, que apenas se tenían en cuenta, y han empezado a pasar y ser, de importancia para distintos saberes, y esto, aunque no guste saberlo, se ha revalorizado la arquitectura popular, la arqueología en todas sus formas, la prehistoria, la pintura de niños, la cerámica, la artesanía, etc.

Pues, pienso, que ahora toca, especialmente, a estos fenómenos populares, que podrían ser los de los Gigantes y Cabezudos, las fiestas de moros y cristianos en el entorno de Valencia, el teatro de títeres, la Fallas, etc. Pero no sólo dando valor a estas realidades, sino elevándolas a categorías de estudio-análisis-conceptos-desarrollos-evoluciones, en todos sus órdenes de realidad real y posible.

Estimo que el fenómeno cultural de Gigantes y Cabezudos, es un fenómeno cultural y festivo infravalorado, por lo cual, pienso que es el momento de dar el paso evolutivo natural, que puede tener diversidad de caminos, pero pienso, que igual que existe una Asociación Internacional de Marionetas o Títeres, pongo este ejemplo, porque pienso, tiene muchos puntos en común con los Gigantes-cabezudos, es el momento de pensar en una Asociación Europea de Gigantes y Cabezudos, existiendo, también unas asociaciones a nivel nacional o, y regional en cada territorio. Pienso que esto es importante, porque una realidad, se empieza por arriba y por abajo al mismo tiempo.

Todas estas actividades posibles, podrían irse desarrollando, aunque fuese de forma modesta, y, empezar a recoger documentación, en todos sus parámetros, desde artículos sobre el tema, fotografías, videos, audios, pero también, sugerencias e ideas de desarrollo. Pienso, que esta actividad cultural, podría constituir, por derecho propio y por naturaleza, una variedad de teatro, ahora, dirían de teatro popular, pero que tiene potencial y posibilidades muy grandes. En otros artículos he indicado, la posibilidad, de que al final del recorrido que suelen hacer las comparsas, en los fenómenos culturales, sean fiestas religiosas o sean fiestas populares.

Al final, podrían en un escenario, simple y llano, como una plaza del pueblo, que diversos de estos gigantes o cabezudos, con altavoces, representasen escenas de teatro, podrían empezarse por pequeñas representaciones, de adaptaciones de obras de teatro para niños, quizás, incluso, un día lleguemos a representar diálogos y monólogos, de la gran dramaturgia mundial, sea de Sófocles o de Pirandello o de Dante o de Cervantes o de Shakespeare o de Calderón, Saint-Exupéry, Rowling, Hermanos Grimm, Homero, Carroll, Collodi, etc. Pienso que hay que soñar posibilidades, y si se sueñan, aunque sea al principio muy modestamente, pueden tener un desarrollo…

Somos conscientes que las fiestas populares culturales, tienen una enorme competencia, con los actuales medios de difusión cultural, entre otros la televisión, el cine, Internet, los videojuegos, el deporte de masas, etc. Pero una modesta actividad, como son los gigantes y cabezudos, también, están, diríamos en el inconsciente colectivo, o ha estado, durante generaciones, ya que en casi todos los pueblos de un determinado tamaño, siempre existía alguna representación o figura, y por consecuencia, salían a la calle, algunos días del año. Ahora estamos en la situación, sociohistórico, de elevar estas categorías culturales, darle un significante y un significado mayor. Antes he indicado algunas líneas, podríamos ir exponiendo otras. Pero una modesta columnas, tiene sus límites.

Estimo, si me lo permiten, para ir terminando, se podría dar el siguiente paso, siguiendo el ejemplo de este Museo de Ontiyent o el de Sanabria, que las asociaciones de comparsas existentes en todos los territorios, fuesen estudiando el siguiente proyecto, de ir creando una Web oficial, y junto, con ella, si es posible, un Museo Virtual del material que disponen, y que podrían recoger, documentación y fotos. Y, si es posible, crear un lugar físico, aunque sea un micromuseo, donde las figuras pudiesen exponerse, y no guardadas en depósitos municipales. Que cada Web de cada casa-museo tuviese un enlace fijo con el resto de casas-museos…

A veces, me pregunto y pienso, que algunas figuras de las fallas que terminan en el fuego unidos al aire y las llamas. Alguna de ellas, en años sucesivos se guardase, se reciclasen, como figuras para ser Gigantes o Cabezudos, en distintas comparsas, y tuviesen, diríamos otra vida, se seguiría con la cremación de las fallas, y algunas de ellas, podrían entrar a formar parte permanente de este museo y de otras comparsas. Con lo cual, en pocos años, se podría coleccionar unas docenas de figuras y personajes…

Con esos pasos, en la medida de lo posible, cada uno, a la velocidad que puedan, podrían irse creando y fraguando un panal-red-sistema de información, de ideas, sugerencias, etc. Hoy, el enorme vientre del cachalote de Internet, las redes permiten, una multitud de juegos. Hoy, pienso que hay que soñar que con unos pocos cabezudos, se podrían relatar historias y relatos y cuentos y dramaturgias que pueden llegar al corazón humano. Necesitamos creer en las posibilidades. Este museo de Ontiyent, pienso que es ejemplar, pero pueden dar los siguientes pasos y evolucionar, aunque sea poco a poco. Y, otros, acabarían imitándolos. Hay dejo el guante en forma de pasta de papel para rostros de futuros cabezudos… ¡Paz y bien!

Sobre el autor

- Sección en la que trataremos temas de actualidad con un sesgo literario-filosófico.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>