Publicado el: Jue, 11 Feb, 2021
Opinión

Párrafos VI de Juan de Portoplano

Foto. Ignacio Escuin.

Aquella madrugada el de Portoplano, se levantó cansado y agobiado, no dormía bien. Dicen que cuándo se revuelve uno entre las sabanas, es que algún problema está dentro del corazón y no eres capaz de armonizarlo. Combinar, siempre la misma historia, la realidad interior con la exterior, los deseos buenos de dentro con las realidades exteriores y externas no buenas…

Engañan y mienten y, a veces, roban, a familiares próximos, y, encima quedan como buenos y, los engañados y mentidos como malos.

Si no existe Justicia Eterna, al menos un Juicio Particular, que cada uno, de verdad, se enfrente a su propia realidad, a su propia conciencia, sin engañarse y sin mentirse, cientos de millones de actos y acciones, jamás se sabrán que no eran buenas, incluso eran perniciosas…

Es triste que una persona, pase durante toda su vida, el resto de vida que le quede, diez o treinta años, como la persona de mala voluntad y malos actos, cuándo solo tuvo esa opción, es decir, alejarse del mal, de la maldad, para que el mal no siguiese haciendo más mal. Y, es triste, que de verdad, los que hicieron el mal, pasen durante veinte o cuarenta años, como los buenos y las personas bondadosas. Es triste. Si no existe Dios, y no existe Juicio Particular, una enorme cantidad de males, serán siempre tomados como bienes, una enorme cantidad de bienes y bondades, como males, personas de buena voluntad como de mala voluntad, y de mala voluntad como de buena voluntad…

Demasiadas veces, en la sociedad, la persona que viene de un estrato social más bajo, aunque ascienda, no perdona a las personas que venían de un estrato social más alto. Tienen ese resquemor y esa herida y ese trauma, que es consciente e inconsciente, y que lo traspasan de muchas formas, contra la sociedad, y contra algunos individuos concretos…

En un reportaje sobre el psiquiátrico de Ciempozuelos, en el programa del domingo de Últimas Preguntas, si mi memoria no me falla, hace unos años, narraron la historia de un hombre, ya anciano, que iba a visitar a su mujer todas las tardes, que llevaba más de treinta años, que apenas hablaba casi nada con ella, porque ella no podía. Un hombre, que supongo ya habrá fallecido, una mujer enferma que supongo ya habrá fallecido. Un hombre y una mujer, que nunca saldrán en los telediarios, ni en los días de san Valentín, pero que merecerían un documental, contar y narrar su historia, hacer un reportaje extenso, quién sabe si un libro. Yo, yo no haré nada de todo ello, pero aquí invito a alguien… pero, si quería mostrar y demostrar que, quizás, esto sí es amor y amar, de un hombre a una mujer, durante décadas, décadas que debió de estar sana o medio sana, décadas de estar enferma. ¡Posiblemente este hombre, jamás regalaría flores o alguna joya de plata, quizás, ni siquiera bombones, quizás, apenas, supongo, sabría nada más que leer y un poco más, pero que mostró y demostró al mundo, una verdadera de historia de amor y de amar…! ¡Aquí, mi pequeño homenaje…! ¡Cuántas historias de amor-amar como éstas o distintas a éstas, habrá y sucederán, y nadie las cuenta, que nunca salen en los telediarios, que nunca en las estadísticas, que siempre hablan de divorcios y de crímenes…!

El que te hace un mal, un mal real y objetivo, un mal moral y, o un mal espiritual, un mal que se puede diseñar realmente como mal, no solo te hace el mal, sino que muchas veces, te llena de inquietud-tristeza-ira-angustia, es decir, te hace al menos dos males, el mal objetivo que sea, en el tema que sea, más la paz que te la quita, y te pone en una situación de angustia-desesperación-tristeza-ira-etc.

Por tanto, cuándo sufras un mal, tendrás que defenderte, con las armas de la legalidad y de la moralidad correcta, pero también, luchas contra esos dos tipos o dimensiones del mal, que te causa ese mal… No puedes dejar y dejarte, que además del mal que te hayan hecho y sufras, caer en la inquina-rencor-violencia-ira-cólera-etc.

Algunas personas intentan hablar en verdad y en bondad, escribir en verdad y en bondad, pintar en verdad y bondad, y hacer todo lo que hacen, en verdad y en bondad. Que lo intenten es mucho, aunque no siempre lo consigan. Esperemos que el Buen Dios tenga misericordia y piedad de ellos, solo es cuestión pedirle piedad y misericordia al Dios Infinita Verdad-Bondad.

No le gusta a usted mis columnas, porque no rechazo a Dios, no le gustan, porque no rechazo el bien, no le gusta, porque cree que estoy equivocado en mucho, pero solo le hago una pregunta, ¿está usted seguro que en todo, en todo, estoy en el error…?

Durante siglos, la mayoría de seres humanos han creído que existe después de esta vida otra Vida, la definitiva, y que existía Cielo e Infierno y Purgatorio. Pero ahora, demasiados seres humanos o dudan o no creen en ello.

¿Pero si fuese verdad esa creencia, y usted o yo, vivimos en esta vida, como si no existiese esa realidad, y después cuándo muramos, nos encontremos con esta realidad…? ¿Entonces qué vamos a hacer, está usted seguro que tendremos el valor de arrepentirnos y pedir perdón al Buen Dios…?

Me equivocaré en mucho, usted rectifíqueme, pero permítame, mi libertad de conciencia, no puedo decirle, si algo creo es un mal, al menos, un mal en general, que porque usted no se ofenda, decirle lo contrario. Si lo hiciese, le estaría a usted haciendo un mal, aunque no fuese un mal, porque estaría diciendo, lo que usted quiere oír, no lo que yo creo. Es como si fuese un cirujano y sé que tengo que cercenar su pierna, para que no se muera por gangrena, y le dijese, para que usted esté tranquilo, que no sucede nada, que dentro de unas semanas se le pasará su mal.

Sobre el autor

- Sección en la que trataremos temas de actualidad con un sesgo literario-filosófico.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>