Publicado el: Sáb, 12 Dic, 2020
Actualidad

El mal uso de braseros y sistemas de calefacción generó en Cádiz más de 400 avisos este año

Foto. Banco de Pixabay.

El teléfono de la Junta realiza una serie de recomendaciones de autoprotección para prevenir fuegos en el domicilio.

El sistema Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, ha coordinado un total de 409 avisos por incendios en viviendas desde el 1 de enero al 30 de noviembre del presente 2020 en la provincia de Cádiz. Esto supone un ligero descenso con respecto a la cifra registrada el pasado año (exactamente, un 11,08 por ciento), cuando en el mismo periodo se atendieron un total de 460 avisos por fuegos en domicilios.

Los meses de invierno concentran un importante volumen de avisos por incendios en viviendas, debido a la bajada de las temperaturas y al uso de radiadores, estufas, braseros y otros aparatos de calefacción. De hecho, en enero se llegaron a atender un total de 45 incidencias. Si bien, los incendios en domicilios también obedecen a otras causas como el uso de aparatos de refrigeración, aparatos eléctricos o aquellos en los que el origen se encuentra en otros focos de calor, como hornillas, cigarros o velas. Así se explica que el mes con mayor número de emergencias de este tipo fuera agosto, cuando se contabilizaron hasta 50 fuegos en vivienda en la provincia gaditana.

En el cómputo global andaluz, el Teléfono 112 gestionó desde enero a noviembre un total de 3.145 incidencias por fuegos declarados en el interior de viviendas. Por provincias, Cádiz, con 409 avisos, ha concentrado el 13 por ciento del total. Sevilla aglutina el mayor número de estos siniestros, con 828 incendios, seguida por Málaga, con 575; y Granada, con 386. Las provincias en las que se han atendido hasta el momento un menor número de avisos han sido Huelva (247), Almería (245), Jaén (238) y Córdoba (215).

 

Consejos preventivos

Desde Emergencias 112 Andalucía se insiste en la necesidad de seguir una serie de recomendaciones para evitar que se produzcan este tipo de siniestros, especialmente ante la llegada del invierno y la bajada de las temperaturas que hace que aumente el uso de braseros y sistemas de calefacción.

Para prevenir incendios en el domicilio es fundamental que se revise el estado de las estufas, radiadores y otros electrodomésticos de calefacción anualmente, así como chimeneas y tiros de evacuación de gases en general. Si se recurre al uso de aparatos que desprenden gases o braseros de picón (o cisco), hay que dejar siempre una puerta o ventana abierta para facilitar una buena ventilación y renovación de aires. Una mala combustión en un espacio cerrado puede conllevar una concentración de monóxido de carbono que, al respirarse de manera prolongada, puede provocar nauseas, mareos, pérdida de consciencia e incluso llegar a ser mortal.

En el hogar se debe extremar la precaución para evitar que prendan textiles como faldas de camillas, cortinas o visillos; para ello, los braseros se colocarán siempre lejos de estos. En las casas donde haya menores, es muy importante que los niños no jueguen ni estén cerca de los focos de calor porque, en un descuido, pueden provocar un accidente (esta recomendación también es válida para animales domésticos).

También es importante revisar el estado de los enchufes e interruptores; no abusar de las alargaderas y enchufes múltiples, así como emplearlos con toma de tierra para aquellos electrodomésticos que lo precisen, como planchas o calentadores portátiles.

Otras medidas preventivas que se pueden llevar a cabo en las viviendas es evitar que se acumule grasa en hornillas y campanas extractoras y no guardar productos de limpieza, líquidos inflamables y bolsas de plástico cerca de fuentes de calor de la cocina: fogones, hornos o calentadores. No se deben dejar ollas ni sartenes al fuego sin vigilancia  y si se produce un fuego en una cacerola, no usar nunca agua para sofocarlo; lo mejor es colocar sobre ella una tapa y la falta de oxígeno hará que se apague solo.

Respetar la fecha de caducidad de las conducciones de gas, mantener en buen estado las uniones y no obstaculizar las rejillas de ventilación son también gestos que ayudarán a evitar sustos en nuestras casas.

Otro espacio de la vivienda de potencial riesgo son los garajes y trasteros porque en ellos se suelen guardar productos disolventes, quita grasas, pinturas, etc. por lo que son zonas a las que debemos prestar mayor atención.

Es muy recomendable tener en casa un extintor y conocer su manejo para actuar de forma rápida en caso de conato. Otra herramienta muy útil son los detectores de humo, dispositivos pensados para alertar de la presencia de incendios en viviendas y edificios.

 

Cómo actuar en caso de incendio

Si a pesar de todo, se declara un incendio en casa, lo primero es mantener la calma y llamar al Teléfono de Emergencias 112 para alertar de lo ocurrido. Si es un fuego pequeño y puede controlarlo, intente apagarlo situándose siempre entre el fuego y la vía de escape. Si no es posible extinguirlo, no se debe correr riesgos y sí abandonar el lugar cerrando las puertas al salir para evitar que se propague. Nunca se deben emplear los ascensores como vía de evacuación.

El humo acumulado puede dificultar la visibilidad e impedirnos respirar bien; si se da este caso, lo mejor es gatear lo más cerca del suelo. Antes de abrir cualquier puerta, es crucial comprobar que no está caliente y que no sale humo por las rendijas, si es así, no debe abrirse porque el oxígeno alimentaría las llamas y empeoraría la situación.

En caso de no poder abandonar el lugar, se debe buscar refugio en una habitación con ventanas para poder llamar la atención y pedir ayuda, use un pañuelo o prenda de color llamativo que le haga visible. Si es posible, tape las ranuras de la puerta, preferiblemente con trapos mojados para evitar que entre humo en la estancia. En caso de que prenda su ropa, no corra; túmbese en el suelo y ruede sobre sí mismo.

 

Servicio gratuito y multilingüe

El sistema Emergencias 112 Andalucía es un servicio público, gratuito  y multilingüe  que presta su servicio ante cualquier emergencia en materia sanitaria, de extinción de incendios y salvamento, seguridad ciudadana y protección civil. Con una sola llamada a este teléfono gratuito y fácil de recordar, el ciudadano puede acceder a las ayudas necesarias ante cualquier situación de urgencia y emergencia de manera rápida e integral.

Emergencias 112 es un servicio de atención multilingüe que ofrece atención a los usuarios en inglés, francés, alemán y árabe, además de en español. De esta forma, garantiza la cobertura de todas las situaciones de emergencia que se produzcan en Andalucía independientemente de la procedencia o idioma de la persona que solicite la asistencia.

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>