Publicado el: Mar, 15 Sep, 2020
Actualidad

Romero: “El inicio del curso escolar 2020/2021 se ha definido por la falta de sensibilidad y previsión”

Fran Romero (Portavoz de AxSÍ) y Eva Torres (Plataforma por una Vuelta al Cole Segura.

Francisco J. Romero Herrero, Portavoz del Grupo Municipal Andalucía Por Sí, insta a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía a que elabore de forma urgente un protocolo Covid-19 y que articule herramientas para reducir la ratio de alumnos por aula. De igual manera solicita al Ayuntamiento de San Fernando que incremente la partida del Presupuesto Municipal destinada a Educación. Y para ello expone la siguiente moción que será presentada en el próximo Pleno.

El inicio del curso escolar 2020/2021 se ha definido por la falta de sensibilidad  y previsión a las que nos han sometido las administraciones competentes en materia de Educación. Es cierto que la pandemia de la Covid-19 nos sorprendió a todos y que nos vimos obligados a afrontar una realidad inédita y sin precedentes, pero también es verdad que dichas administraciones han tenido medio año, seis meses, para planificar una ‘vuelta al cole’ segura. Y está a la vista que no lo han conseguido.

El regreso de nuestros hijos e hijas a sus colegios tras las vacaciones de verano siempre ha sido un momento especial. Pero este año ha sido algo muy distinto, ya que la ambigüedad y pobre capacidad de reacción de las administraciones competentes ha llenado nuestros hogares de incertidumbre y preocupación. Y es normal, porque esta actitud deja más expuestos y vulnerables a toda la comunidad educativa ante la Covid-19. Podemos encontrarnos con ciertos casos de absentismo escolar no deseado en función de las circunstancias personales y las patologías previas de los alumnos y/o las de su núcleo familiar.

Porque parecen olvidar que en una familia no hay nada más valioso que la salud y el bienestar de los más pequeños, de aquellos en los que reside el futuro de nuestra sociedad. Es obligación de estas administraciones garantizar la protección y la seguridad de nuestros hijos en su entorno escolar. Y las pautas que marcan el inicio del curso 2020/2021 plantean serias dudas de que hayan cumplido con esta obligación.

Comencemos con el primer responsable competencial en la materia, una Consejería de Educación en manos de Ciudadanos que ha tenido la desfachatez de esquivar competencias capitales para hacerlas descansar sobre los hombros de la comunidad docente. ¿En qué cabeza cabe que una administración deje en manos de cada centro escolar la elaboración de un protocolo covid-19? Tomemos el ‘Decálogo para una vuelta al cole segura’ de la Consejería de Educación. De este exiguo documento, de apenas tres páginas, lo único que sacamos en claro es que los protocolos covid-19 serán elaborados por los colegios.

Consideramos del todo inadecuado que no se aporte a los centros escolares una guía única concreta y cerrada por parte de esta Consejería en la que participen expertos en estas materias. Una cosa es que haya que adaptar diversas medidas según las particularidades de cada centro y otra muy distinta es obligar a las direcciones y equipos docentes de cada colegio a redactar un documento que marcará cómo actuar en sus colegios para prevenir y combatir la Covid-19 o ante la detección de algún positivo en el centro. Nos consta el descontento de los centros ante esta forzosa obligación, ya que por mucho que la Junta diga que no irá más allá de sus responsabilidades habituales parece todo lo contrario.

Por otro lado, la Junta de Andalucía sigue sin articular herramientas para bajar la ratio de alumnos por clase, la única manera de garantizar el cumplimiento de las distancias de seguridad recomendables en cada aula. Es cierto que para ello habría que plantear el uso académico de otros espacios públicos, pero seguro que hay formas de hacerlo posible. Mientras tanto, y ante la presencialidad que impera en Infantil y Primaria, los centros no contemplan la división de grupos en el aula para asistir a clase semanas alternas.

En cuanto a la contratación de profesores de refuerzo se refiere, la Consejería de Educación indica que, dependiendo de las unidades del colegio y de si se trata de Primaria o Secundaria, oscilarán entre uno y cuatro profesores más. Dudamos que este sea un número suficiente para cubrir las necesidades básicas de cada centro. También dudamos si las medidas previstas en recursos materiales bastarán para corregir una brecha digital que ha hecho evidente en estos meses y que hay que eliminar por si se ha de volver a una educación telemática. No pueden faltar dispositivos móviles y una conexión wi-fi suficiente en los hogares si se trata garantizar el acceso a la educación.

También es ambiguo este documento en la inversión en material preventivo y ni siquiera prevé la presencia en los centros escolares de sanitarios especializados para detectar con rapidez positivos y posibles contagios. Está claro que la Administración Autonómica debe reforzar su inversión para evitar estas carencias y no cargar de nuevas responsabilidades a los colegios.

Pero es que tampoco encontramos soluciones desde lo municipal ante la actitud de una Junta de Andalucía que echa a alumnos y docentes a los pies de los caballos. Ya que desde la Alcaldía poco se exige a una Administración Autonómica cuya Consejería de Educación se encuentra en manos de uno de los socios de gobierno, en este caso Ciudadanos.

Hay que recordar que la partida municipal destinada a los colegios en el nuevo presupuesto para este año ha sido reducida en un 6% y que dicho recorte se aprobó en julio conscientemente, cuando el Gobierno Local conocía perfectamente las circunstancias que iba a provocar la pandemia en el retorno a las aulas en septiembre. Sin olvidar que del remanente positivo de Tesorería de este año de 13 millones de euros no se ha destinado un céntimo a este fin, ni tampoco se han utilizado partidas presupuestarias que no se han gastado ni se van a gastar, por ejemplo, las relativas a ferias y otros eventos suspendidos por la Covid-19.

Desde el Ayuntamiento también se podría haber actuado ya para utilizar en este inicio de curso escolar espacios municipales en desuso con los que se podrían haber bajado la ratio de alumnos por clase, como el antiguo colegio Padre Franco y la antigua escuela infantil Nuestra Señora del Carmen. Otra duda que aún no ha despejado el Ayuntamiento es qué pasará con la oferta educativa municipal, ya que otros Ayuntamientos han anunciado su suspensión.

Y lamentamos que el Gobierno Local se haya limitado a apurar la limpieza y desinfección de los colegios hasta el pasado 7 de septiembre y que haya enmascarado bajo el rimbombante nombre de ‘Plan especial de entrada segura al colegio’ los trabajos de mantenimiento y adecentamiento que cada año se llevan a cabo antes del inicio del curso escolar.

Por último, desde AxSí hemos de aclarar que esta moción también refleja las preocupaciones e inquietudes de la plataforma ciudadana ‘Por una vuelta al cole segura y voluntaria’. Un grupo de madres y padres isleños preocupados por esta situación y que participarán en diversas acciones para instar a que las Administraciones actúen de una vez por todas. Nos sumamos a las reivindicaciones de este grupo además de las de la Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Flampa), Marea Verde, la Unión de Sindicatos de Trabajadores y Trabajadoras en Andalucía (Ustea) y el Instituto Andaluz para la Prevención del Acoso Escolar (Iapae), entre otros.

 

Por todo lo expuesto, el Grupo Municipal de Andalucía Por Sí, propone la adopción de los siguientes ACUERDOS:

Primero: instar a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía a que elabore de forma urgente un protocolo Covid-19 único y menos ambiguo para todos los colegios de la Comunidad Autónoma para descargar de esa responsabilidad a los centros educativos, que sólo han de aportar correcciones puntuales en función de sus particularidades.

Segundo: instar a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía a que articule herramientas para reducir la ratio de alumnos por aula, garantizar una mayor contratación de docentes de refuerzo, garantizar una mayor inversión para minimizar la brecha digital, garantizar una mayor inversión en material preventivo y garantizar la presencia de personal sanitario en los colegios durante la crisis de la Covid-19.

Tercero: instar al Ayuntamiento de San Fernando a que adopte las medidas administrativas oportunas para incrementar la partida del Presupuesto Municipal destinada a Educación, priorizar la inversión municipal en esta materia y colaborar para reducir la ratio de alumnos por clase a través del uso de espacios municipales.

Cuarto: dar traslado de estos acuerdos a la Consejería de Educación y Deporte.

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>