Publicado el: Sáb, 9 May, 2020
Al Liquindoi

AFEMEN sigue apoyando telemáticamente a las familias y personas usuarias del centro

“Nuestras videoconferencias se están revelando como una importante herramienta de apoyo psicosocial”.

En pasado 7 de mayo les ha tocado el turno a todos los trabajadores de AFEMEN, (Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental) cuales mantuvieron una reunión para la coordinación del trabajo que se realiza en toda la provincia.

Este encuentro virtual viene a sumarse a los que vienen manteniendo los propios monitores con las personas usuarias que atienden en cada localidad, además de los que mantiene la psicóloga de la que disponen con las familias.

En este caso, la video-conferencia se ha centrado, sobre todo, en la atención a las personas usuarias. Refiriéndose a éstas, los/las monitores/as, han destacado que la mayoría de ellas vienen sobrellevando de manera muy aceptable el confinamiento. Aunque desde esta semana ya se comienzan a ver algunos síntomas de cansancio psíquico, y muchos deseos de volver a la normalidad. En concreto, preguntan a menudo cuándo podrán volver a asistir en persona a los Centros Sociales.

“Es por esto que la labor de nuestros monitores/as en esta situación excepcional se está revelando como un recurso de gran apoyo para ayudarles a sobrellevar el confinamiento. Así, se convierten en una herramienta de refuerzo de las indicaciones de las autoridades sobre las medidas de protección frente al contagio por el Covid-19. Y además, suponen una importante ayuda para que mantengan una rutina y ocupación saludables, así como para contribuir a evitar problemas de convivencia en el ámbito familiar. Todo ello, ayudándoles a mantener un espíritu positivo”.

Por otro lado, se ha detectado que algunos familiares están presentando síntomas de ansiedad como consecuencia del confinamiento. La psicóloga Auxi, precisó que son comprensibles esas señales de fatiga psíquica que vienen sufriendo, como cualquier ciudadano/a, en estas circunstancias. Aunque a ello hay que añadirle, en algunos casos, la preocupación por ver a su familiar con enfermedad mental todo el día en casa, sin realizar actividades ocupacionales, ni tener participación social, lo que les lleva a temer un empeoramiento en su sintomatología.

“En este sentido, la labor que venimos llevando a cabo con nuestras familias pretende que nos sientan cerca, a pesar de la distancia física. Que se sientan acompañadas y apoyadas emocionalmente. Y les transmitamos la esperanza de que todo va a salir bien, a pesar de las dificultades”

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Opinión Deporte