Publicado el: dom, 26 Ene, 2020
Opinión

La prostitución del amor

Imagen.Telebasura.

En esta sociedad de consumo, todo se puede comprar o vender, y entre todo un mar de posibilidades, nos encontramos con el amor. No es algo muy novedoso, los prostíbulos y las infidelidades están a la orden del día, pero ahora mismo se encuentran en prime time televisivo.

“Escoriaset” se le ha ocurrido hacer un programa donde unas cuantas parejas increíbles, ya que ellos tienen cuerpos más fuertes que el vinagre y ellas con físico de seres celestiales. Además, son parejas duraderas por gente muy joven. En definitiva, el sueño de cualquier mortal.

Pero no todo lo que reluce es oro. Si estas parejas de campeonato se encuentran en esas islas de las tentaciones es porque quieren reforzar su unión, ya que alguna parte tiene dudas, o síntomas de flaqueza. ¿Qué puede hacer un programa de televisión para ayudar a estos pobres chicos?.

Meten a chicos y chicas sin compromiso, separan a las parejas por sexo y las mezclan con los solteros del sexo opuesto para que se vayan conociendo en una casa paradisíaca con todos sus lujos. Lo normal de una terapia de parejas.

¿Resultado? Pues en apenas días ya habían varias parejas rotas, personas llorando y más tensión que en el bautizo de un Gremlin. Escenas de cuernos subidas de tono, palpitaciones en órganos sexuales, mucho material de jóvenes en ropa de playa… Un programa de gran cultura.

El problema de todo esto es que el formato barre en la televisión con este contenido basura. ¿Qué gracia me hace ver a mí el preludio de una película porno? Con apenas dos programas ya se hablaba del famoso “endredoning”, así que vete tú a saber qué más nos puede deparar cinco episodios más. Para eso me pongo un vídeo de Pornhub y acabo antes.

Sin embargo, el morbo sexual se complementa con el morbo de la infidelidad. Que si este llora como una Macarena y ahora sale gritando el nombre de su “amada” que le está poniendo más cuernos que en un plato de caracoles. Que si esta otra se enfada y se quiere ir del programa por lo que está haciendo su “angelito”.

Para tener éxito en la televisión no hay que tener escrúpulos, hasta el amor se puede prostituir en pos de una buena audiencia que se tragará unos insulsos debates con momias mediáticas por ver unos míseros segundos de avances.

Sobre el autor

Antonio S. Jiménez

- Correveidiles y opiniones del día a día de nuestro mundo mundial

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>