Publicado el: mié, 6 Nov, 2019
Opinión

Frases XI de Juan de Portoplano

El de Portoplano se fue alejando del pueblo o de su barrio. Allá lejos, lejos se fue introduciendo en un contenedor de cientos y miles, de lo que se denominan libros. Intentaba entender y comprender, algo del ser del mundo. Lo que tantos habían dicho antes que él, los que otros dirían después de él.

No eres de esa ideología equis, sino que eres de esa ideología equis, porque piensas que con ella conseguirás algunas ventajas sobre los que no tienen, supuestamente, esa ideología, los que están en contra de esa ideología.

Ya no escribo para triunfar, pero no sé por qué y para que escribo. Quizás, porque sigo observando y pensando…

Tengo conciencia, que en el juego de la vida he perdido.

Están siempre hablando de que merecen mas salario, pero pocos se ocupan de los que no tienen ningún salario.

No entiendo el mundo, ni al ser humano, cómo voy a gestionar y dirigir el mundo. Ni siquiera con palabras.

Un escritor y pensador no puede hablar, ni siquiera en su trabajo, ni en su vecindad, ni en su trabajo, ni entre amigos. Siempre en silencio.

Tienes tanta pena por dentro, que te cuesta trabajo respirar, aún más juntar algunas palabras.

Por mucha tristeza que arrastres, una tristeza negra y profunda, tienes que intentar sonreír, porque el otro, no tiene por qué recibir tus penas y tus tristezas.

No confundas a alguien, que no quiere buscar problemas, interpretándolo como que es débil o no tiene carácter. Es más difícil la sonrisa que la ira.

No pongas como excusa cualquier tema o cuestión, para estar enfadado, sino que quizás, tu ira y cólera es una enorme frustración por tu vida, y la tapas y escondes a través de una supuesta razón exterior, laboral o profesional.

Muchos cogen las ideas esenciales de otras personas, las cambian y las camuflan y las demuestran. Y a los primeros, creadores de ideas y sugerencias, nadie les agradece nada, y a los segundos, les ponen los laureles.

No sé casi nada, usted tampoco, pero usted no lo sabe y yo sí.

Con mis pocas verdades, que he ido adquiriendo o me han enseñado, tengo que bregar en el mundo, vivir y sobrevivir en él.

El gran avance social, sería reconocer, que todo el mundo tiene derecho a expresar sus ideas, y no ser castigado por ello.

Te ha caído una tonelada de tristeza y no sabes como quitártela de encima y de dentro.

Quisiste ser pintor, creías que tenías suficiente talento y solo has resultado ser un fracaso como autor plástico. O quisiste ser…

Los que quieren ser iguales en algo, se juntan. Y así entre todos se apoyan y se dan la razón de sus actos o sus proyectos. La cuestión es si dichos fines son buenos y bondadosos y verdaderos…

Miles, docenas de miles de artículos periodísticos se publican cada día en el mundo, en las docenas de miles de periódicos existentes en el mundo. Por tanto, este modesto artículo, es solo uno más, uno más que será olvidado…

No sé casi nada de casi todo, pero usted no lo sabe, y yo sí.

Si en vez de sembrar palabras e ideas, hubiese sembrado cualquier otra actividad, quizás hoy tendría mejor coche, y mejor vivienda y mejores vacaciones…

Para agradecer hay que ser agradecido.

Una frase es un espejo, de un interior y de un exterior.

He sido, me pregunto, un ignorante y un ingenuo, al dedicarme al cultivo e investigación de cuestiones culturales.

Todo el mundo tiene una razón o dos para decir o hacer algo, la cuestión es saber si son las verdaderas y bondadosas.

El drama no hacer feliz a la persona que quisiste hacer feliz, y por tanto, no ser feliz tú tampoco.

El desorden de la moralidad lleva consigo un sufrimiento para el ser humano.

¿Lo que se está dilucidando hoy en día, entre otras cuestiones, es qué elites del mundo gestionarán, si serán las occidentales o las asiáticas o las rusas o las islámicas, o se podrán de acuerdo entre ellas, y se combinarán ellas consigo mismas?

No nos enseñan al sufrimiento, y toda vida trae sufrimiento, y por tanto, al final soportamos y aguantamos más sufrimiento, porque nadie nos enseña al sufrimiento y a la angustia y a la pena. Igual que si no nos enseñarán a defendernos del frío. Al final, tendríamos más frío y soportaríamos más frío, pero mal.

El ser humano sin Dios estaría perdido en si mismo y consigo mismo, aunque sin Dios no sería o no existiría. El ser humano necesita un Dios moral y racional y prudente. El mayor mal de la humanidad es abdicar o negar a Dios. Sin por eso, juzgar a nadie, según sus circunstancias. Porque sin Dios el ser humano está perdido, ciertamente, existen multitud de conceptos de Dios, y no todos, pueden ser igualmente racionales y verdaderos y morales y correctos, a lo largo de la historia y de las sociedades.

El de Portoplano, como todo ser que regresa, regresa de un viaje exterior y un viaje interior, aunque sea pequeño, es consciente, de que le queda menos tiempo en este mundo o era. Que sus días ya son más cortos, que sus horas disminuyen.

Sobre el autor

JMM Caminero

- Sección en la que trataremos temas de actualidad con un sesgo literario-filosófico.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>