Publicado el: lun, 3 Jun, 2019
Opinión

Filosofemas I de Juan de Portoplano

Las cosas se empiezan con una intención o varios objetivos, y después cristalizan de distinta manera y de distinto modo. El concepto de filosofema es de Aristóteles, un concepto silogístico, en el sentido que aquí lo utilizo, son más o menos algo similar, al de tesis filosóficas, argumentos o preguntas de corte filosófico, que en un modesto artículo periodístico no se pueden resolver, pero que quizás plantearlos, ya en sí es positivo, y quizás ofrecer alguna respuesta también.

Diríamos quizás aunque todos los artículos que redacto tienen un corte filosófico y literario eminente, quizás en estos posibles, que supongo irán surgiendo, esa intención es más clara. Creo que igual que la sociedad tiene un déficit de saber, yo también de ciencia, creo que también, tiene un déficit enorme de filosofía. Quizás aquí con palabras no demasiado técnicas, al menos, intentaremos mostrar algunas de esas cuestiones y temas y tesis y argumentos y preguntas y posibilidades.

En la existencia o vida existen ocasiones o circunstancias que te llega una posible realidad, un posible dilema o trilema, no solo conceptuales sino existenciales, no solo vivenciales sino existenciales en sentido estricto y, no sabes cómo superarlo, no sabes cual es el camino correcto. Andas a ciegas, a ensayo y error… En esos casos, seguir la legalidad y la moralidad correctas es o puede ser, una gran luz en el caminar en el mundo.

Intento analizar los principios y conceptos previos de los que parto al evaluar un concepto o idea o hecho o dato, en segundo lugar, cuándo se me presenta un hecho o experiencia o afecto o concepto o idea, intento percibirlo y analizarlo a la luz de si mismo, y después, del resto de conceptos e ideas, y al final, si es posible, si estoy derivando el análisis de ese nuevo concepto o idea o hecho, según los preconceptos o axiomas o fundamentos de los que parto previamente.

Ciertamente, no lo puedes hacer siempre, ni en todos los temas, pero si de vez en cuando. Es decir, guardar distancia de los hechos y conceptos.

Estas frases-ideas-conceptos-dichos-adagios-filosofemas serían lo mismo o casi lo mismo, si usted en un libro estuviese leyendo fragmentos de Schopenhauer, Nietzsche, Wittgenstein, Cioran, Marco Aurelio, Epicteto, Porchia, Gracian, etc.

No digo que tengan la misma calidad, originalidad, innovación, esencialidad, profundidad, conceptualización que las de esos egregios precedentes. Pero están en esa línea. Me consuelo pensando que si estos grandes prohombres de la humanidad, sin olvidar sus errores, que también tuvieron, respirasen el aire de hoy, estimo o supongo o creo, que también harían pequeños artículos, con multitud de ideas y preguntas. Supongo que si hoy un tal Descartes estuviese tomando un café o esperando en una consulta médica consultaría y tendría artículos similares a éste, quizás con más profundidad, para expresar sus ideas y sus dudas y sus preguntas.

Eso es lo que le ofrezco, en la medida de mis posibilidades. A ver si así, diciéndolo tan claro y obvio, comprenden y entienden la enorme carga conceptual y polisemántica que estas frases arrastran.

Cada palabra o idea o enunciado o concepto es una enorme abstracción, que afecta, a cientos de entes o elementos. Sea la que sea. Salvando alguna excepción. Por lo cual, ten mucho cuidado lo que afirmas o lo que niegas, al menos absoluta o totalmente. Porque según lo que afirmes o lo que niegues, sin darte cuenta, a partir de ese momento, empezarás a percibir la realidad, exterior o interior de otro modo.

Tenemos que aceptar y negar hechos y datos y conceptos e ideas y enunciados. Pero intenta que sean pasados por los métodos de verificación más exhaustivos. De este modo, lamento decirte, tendrás que dejar muchos conceptos y abstracciones y deducciones e inducciones en suspenso, es decir, en duda y en la duda.

Comprenden cuándo redacto tantas ideas en forma de preguntas. Estoy respetando su discernimiento y su pensar. Le estoy obligando a que piense y valore y analice, y no solo usted niegue o afirme, crea o no crea.

Siempre pienso que cada uno lleva diversos trajes puestos, que forman uno, diríamos un traje de la propia personalidad psicológica, un traje de la personalidad moral, un traje de la personalidad espiritual, un traje de la personalidad social o socioeconómica, un traje de la personalidad cultural o de conocimientos, etc.

Un ser humano es cada uno de esos trajes, y esa combinación de todos. De tal modo, que resulta muy difícil, que alguien que tiene un traje se lo quite a si mismo, especialmente, el traje cultural o intelectual o conceptual o de creencias o ideas en el que está inserto…

Siempre digo, que un interlocutor equis, tiene un traje equis, y aunque yo fuese capaz de demostrarle que su traje es erróneo en muchos sentidos, yo con otro traje, el zeta, yo jamás intentaría que cambiase totalmente su traje, es decir, quitarle su vestido y dejarlo desnudo, que es lo que muchos quieren, dicho esto con multitud de palabras o pseudopalabras o metáforas.

Lo que hago, es plantear hechos o datos o argumentos o razones o conceptos o ideas, en forma afirmativa o interrogativa, pero todas son preguntas, y con esas, si ese señor equis desea o es capaz, se haga poco a poco una serie de preguntas, él o ella sea capaz, si quiere o puede de ir evolucionando, insertando en su ser nuevos datos y argumentos y razones y conceptos. ¡Si quiere, porque es mejor tenga un traje, que yo le quite el suyo, y se quede desnudo, sin ninguno…!

El de Portoplano admirando una flor, un conjunto de flores, se preguntaba sobre cuántos misterios y enigmas, todavía no somos conscientes de que existen, y por consecuencia, ni siquiera sabemos las preguntas, menos las respuestas. Y cabizbajo se fue alejando al rincón de su sillón, en su hogar…

Sobre el autor

JMM Caminero

- Sección en la que trataremos temas de actualidad con un sesgo literario-filosófico.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>