Publicado el: sáb, 15 Jun, 2019
Actualidad

Cavada toma posesión como alcaldesa con los 2 votos de Podemos

La socialista Patricia Cavada Montañés ha tomado posesión esta tarde como alcaldesa de San Fernando. Ataviada con un vestido verde, muy diferente a la elegancia de 2015, Cavada ha podido ser elegida de nuevo alcaldesa con la suma de los dos votos de Podemos, alcanzando así la mayoría absoluta de 13, junto con los 11 del PSOE.

La mesa de edad estuvo presidida por José Loaiza García (PP) como el de mayor edad, y Ernesto Díaz Macías (Podemos), como el más joven.

El Real Teatro de Las Cortes ha acogido el acto, al que muchos isleños no pudieron asistir, por ser necesarias las invitaciones, que llevaban en su mayoría familiares, miembros de las listas o militantes y simpatizantes, además de representantes de colectivos.

Patricia Cavada ofreció un discurso en el que marcó la línea de lo que serán los próximos 4 años, en los que estrenará el despacho en el Palacio Consistorial de la Plaza del Rey y en el que recordó al recientemente fallecido Manuel Prado Fernández.

Un proyecto de Ciudad. Este fue el título del discurso de la alcaldesa.

“Quiero comenzar expresando mi profunda gratitud por el privilegio de dirigirme a vosotros y a vosotras como Alcaldesa por segunda vez y lo hago con una enorme humildad. Gracias de todo corazón a todos y a todas los que me habéis ayudado y lo habéis hecho posible. A mi familia, mi pareja Juan, a mis compañeros de grupo, a mis compañeros de partido por la enorme campaña que han realizado, y de manera especial a Fernando, con quien he compartido y comparto la pasión por transformar esta maravillosa Ciudad, gracias a cada colectivo y representante social por su implicación y ayuda, y gracias a cada ciudadano y ciudadana que el 26 de Mayo fue a un colegio electoral y decidió dar su confianza a alguno de los 25 concejales que conformamos esta corporación.

Quiero también agradecer a Francisco Romero el trabajo realizado estos 4 años de gobierno en coalición, por el respeto y la capacidad de entendimiento que hemos tenido. Se ha traducido en buenos proyectos y en grandes logros para la ciudad.

Compañeros y compañeras de esta nueva corporación. Como presidenta me gustaría referirme a vosotros y vosotras para insistiros en que desde este momento asumimos una responsabilidad con San Fernando, no sólo con los que nos han votado sino con toda la ciudadanía… en cada Pleno, en cada intervención, en cada acto…debemos dar lo mejor de nosotros y nosotras, pero no sólo en nuestra labor institucional, sino en todo momento, también cuando estemos con los amigos, con la familia, en el trabajo o acontecimiento social… desde ahora y por cuatro años, representamos a la ciudadanía y dejamos de ser nosotros mismos, cómo hablamos, cómo vestimos, cómo nos comportamos… requiere más que nunca prudencia y sentido común.

Grandes concejales y concejalas de todos los partidos nos han enseñado el camino correcto. De ellos y ellas hemos aprendido grandes cosas.

De Paqui Borrego aprendimos de su compromiso personal con los que lo pasan mal desde su trabajo inagotable e incansable al frente de Servicios Sociales.

De Juan Ibañez a que las diferencias de criterio, incluso cuando son ideas opuestas, deben ser siempre compatibles con las buenas formas, con el buen talante, con la amistad incluso.

De Manolo Prado aprendimos lealtad, compromiso, implicación, preocupación por los demás… tantas cosas ¿verdad?… quizás porque ha sido uno de los mejores concejales que hemos tenido, hizo mucho por esta ciudad y dedicó un enorme esfuerzo y tiempo por mejorarla. El único reproche que podemos hacerle es habernos dejado demasiado pronto. Gracias Manolo. Queríamos recordarte hoy desde esta casa en la que siempre estarás presente por tus ideas y buenas acciones.

Tenemos mucho camino por recorrer. Y no será fácil. Por eso tendremos que establecer prioridades. Tendremos que tomar decisiones difíciles. La ciudadanía espera de nosotros que seamos lo suficientemente maduros como para equilibrar el idealismo y el realismo, para admitir que el otro, a veces puede tener razón. La ciudadanía no siempre entiende los debates entre derecha e izquierda pero reconoce perfectamente la diferencia entre el dogma partidista y el sentido común, entre la responsabilidad útil con tu ciudad y la irresponsabilidad.

Empecemos, pues. Empecemos este difícil trabajo juntos. Seamos la corporación que transformó nuestra economía. Seamos el Pleno que mejoró las condiciones por la igualdad. Seamos los concejales y concejalas que abordamos con valentía acciones para luchar contra el cambio climático. Transformemos la movilidad, la limpieza, los equipamientos. Todos sabemos cuáles son hoy los retos.

La noche de las elecciones frente a los que llevados por la alegría de los resultados hablaban de la independencia que tendríamos estos cuatro años, yo salí a decirles a los medios y militantes que éste no sería un gobierno sordo. Porque mientras estemos dispuestos a escucharnos, podremos asumir lo mejor de cada grupo y no lo peor. He llegado a un acuerdo programático con Podemos para esta investidura y el próximo presupuesto, y les agradezco hoy sus votos y la confianza demostrada.

Sólo dos días después de las elecciones comencé a verme con todos los portavoces y es mi convencimiento llegar al máximo de acuerdos posibles. Unos serán acuerdos programáticos, otros sobre proyectos, acuerdos para la estructura organizativa, pero también incluso acuerdo de gobierno o cooperación.

Estoy abierta a seguir intentando llegar al máximo de acuerdos. La transformación que requiere San Fernando tiene que tratar de nosotros, tiene que tratar de lo que juntos y juntas podemos hacer. Tenemos que restaurar el sentido del propósito común.
En 1915, en ningún país del mundo, las mujeres podíamos votar. Hoy 104 años después alrededor de 65 países son gobernados por mujeres y miles de ciudades del mundo tienen al frente de su Ayuntamiento a una mujer.

Hoy la mitad de las científicas en el mundo son mujeres, la mitad de las profesoras universitarias son mujeres.

Cuanta energía creativa ha perdido la humanidad, cuántos remedios, cuánta inteligencia, cuánta creatividad… Y es que las consecuencias de las ideas erróneas son muchas veces monstruosas. Lo fueron aquí durante mucho tiempo con las mujeres, pero también lo fueron con las personas de color, lo fueron con los homosexuales, con los judíos, con los gitanos… muchas ideas en forma de identidades han condenado a muchas personas al sufrimiento, la vejación o el olvido.

Hoy han proliferado la vuelta de opciones políticas con propuestas de soluciones autoritarias aprovechando la debilidad y desconfianza de la ciudadanía en las instituciones y en las prácticas políticas y de representación.

Como mujer, pero también como homosexual, como persona de color, como inmigrante, como diferente, como dependiente que soy… porque una alcaldesa es todo lo que es la sociedad a la que representa… os digo a todos y a todas los que pretendéis una regresión en derechos y libertades, en este teatro de las cortes, cuna del constitucionalismo que este gobierno defenderá y luchará para dar dignidad, seguridad, confianza y esperanza a todos y a todas.

Vivimos en un mundo cada vez más complejo, globalizado, inestable y rápidamente cambiante. Nuevos retos se añaden a los ya conocidos.
Soy consciente de que los mayores desafíos precisan respuestas globales y que ninguna ciudad puede luchar contra el cambio climático o paliar los efectos de la globalización en solitario.
Pero también he aprendido que la decisión ya no está en manos de las Naciones Unidas o de cualquier otra institución de carácter internacional.

El poder de cambiar las cosas reside más que nunca hoy en la ciudadanía. La decisión de reaccionar de verdad, hacia nuevos modelos de gestión institucional, se tomará a nivel local, en los gobiernos más cercanos cuando un gran número de personas con la motivación y la estabilidad suficiente para abrir la mente hagamos las cosas desde nuevas formas.
La mejor manera que entiende este gobierno que podemos contribuir con este cambio sustancial que la realidad impone y la ciudadanía demanda, es intentando practicar con el ejemplo desde la gestión en el ámbito local.

Hoy más que nunca, debemos demostrar con firmeza desde los ayuntamientos que sí hay una alternativa.
No serán las grandes palabras, los grandes planes, ni los grandes discursos. Sólo si buscamos las mejores soluciones para atender las necesidades de la ciudadanía asentaremos de nuevo una relación de confianza en el medio y largo plazo.

La tarea no es nada fácil y desde luego no les puedo garantizar que tengamos éxito en el intento. Pero en este contexto, es preciso que nos reinventemos, reiniciemos, que nos reforcemos como gobierno local en emprender programas lo suficientemente ambiciosos para iniciar una etapa de transformación para una ciudad, que mire al futuro con visión de largo recorrido.
Estoy convencida que el mejor modo de atender nuestra responsabilidad, de devolver la confianza a la política, es iniciando un proceso de transformación profundo de San Fernando reordenando su rumbo para que aproveche cada una de sus ventajas competitivas y capacidades.

La propuesta que les hago ahora y que he manifestado durante toda la campaña es orientar la acción de este gobierno en los próximos cuatro años a diseñar, definir y ejecutar un futuro alternativo.
En estos tiempos de cambios tenemos poca capacidad para predecir el futuro, pero lo que sí tenemos es una enorme capacidad para crearlo.

Algunos no nos comprenderán y recibiremos críticas por nuestra acción. Como gobierno estoy segura que cuando trabajemos en un gran proyecto se nos llamará idealistas, aunque al final consigamos que sea un éxito.

Cuando intentemos solucionar un problema complejo, se nos culpará por no dedicar los recursos suficientes, aunque sea imposible saber cuántos necesitamos de antemano.
Cuando tomemos la iniciativa, se nos criticará por ir demasiado rápido, porque siempre habrá quien quiera que las cosas no cambien.

Pero no nos detendrán en nuestro objetivo, porque demasiadas veces, nuestra sociedad, nuestras empresas o nosotros mismos, no hacemos grandes cosas por miedo a equivocarnos.
La revolución tecnológica y digital, la insuficiencia de servicios básicos, el cambio climático, la transición energética, la robotización de procesos…¿os suena todo esto? Pues esto ya está aquí y nos abren grandes retos para las próximas décadas, y cuya solución y ventaja competitiva como ciudad depende de la pericia y suerte de lo que hagamos en los próximos años.

Estas serán metas de urgencia creciente, esta ciudad llegó tarde y mal a su industrialización y al desarrollo turístico, por ello trabajaremos para tomar la delantera al resto de municipios en estos campos, porque encontramos en ellos motivos para el optimismo y espacios de oportunidad.

Los próximos cuatro años se presentan como una enorme oportunidad. San Fernando se encuentra en un momento en el que dispone de enormes capacidades para afrontar grandes retos..
Llevamos meses trabajando en la construcción de un nuevo modelo de gestión que se acompase a ese futuro. Las administraciones no hemos experimentado una transformación comparable a sectores prestadores de servicios como sí lo ha hecho la banca, la música o el entretenimiento.
Veo a personas que van a realizar cualquier trámite al ayuntamiento y, mientras esperan a ser atendidos, en la cola, compran por amazon en una empresa situada en Suecia que le hará llegar su pedido en dos días, o mientras ven su serie favorita en su móvil.

La transformación que definiendo debe traer no sólo un salto cualitativo en la eficiencia, sino también una revisión profunda de la forma en la que las administraciones nos relacionemos con la ciudadanía.
Para ello, crearemos la concejalía de Transformación Digital para que trabaje con el objetivo de que podamos realizar todos los trámites y servicios de la administración de forma digital.

Pagar impuestos, presentar cualquier documento en el registro, reservar pista deportiva en una instalación municipal, apuntarnos en un curso de formación, buscar empleo, informarnos de la agenda cultural o comprar una entrada para un espectáculo en este teatro…. Podrá realizarse de forma digital a través de cualquier canal, ordenador, móvil o Tablet… en un plataforma, un portal, que cada ciudadano podrá diseñar en función de sus intereses y necesidades.

En los últimos años se han tomado decisiones que nos han situado en la senda de orientar nuestras políticas y prioridades hacia un modelo diferente de ciudad.
Hemos avanzado en los indicadores que tienen relación con la mejora de la actividad económica, con el empleo y la generación de oportunidades.
Se ha reducido el número de desempleados en casi un 20%, creando más empleo que los municipios de nuestro entorno. Hemos aumentado en un 46% el número de licencias otorgadas y hemos duplicado la inversión municipal alcanzando el 104% comparado con los cuatro años anteriores.

Hemos conseguido un municipio más eficiente y productivo, pero nos queda mucho camino por recorrer para cambiar un modelo erróneo con terribles consecuencias para los servicios públicos.
¿Saben por qué insisto tanto en cambiar el modelo de ciudad, de una ciudad residencial a una ciudad que aumente la presencia de actividad económica?
Además, de por el empleo y las oportunidades que esto genera, deben saber que San Fernando es el municipio que menos recursos dispone de la provincia por ciudadano para servicios públicos, consecuencia de que es el que menos recauda por el erróneo modelo de ciudad por el que se apostó en el pasado.
Las ciudades reciben unos ingresos muy similares por número de habitantes, pero es la actividad económica la que diferencia los ingresos que tiene una ciudad para prestar sus servicios.

San Fernando tiene 262 euros por habitante para servicios públicos, San Roque con 3 veces menos de población, tiene 1.459 euros. Son 1.167 euros menos. Un 82% menos de recursos por habitante. Esto incide inevitablemente en la calidad de los servicios.
Por ello, desde este gobierno hemos asumido el firme convencimiento que teníamos que poner el desarrollo económico en el centro de nuestra acción política. Y aunque hemos dado ya muchos pasos en la dirección correcta. Ahora es el momento de dar un salto. De cambiar el rumbo definitivamente y de aprovechar las nuevas oportunidades.
Esto implica a su vez, resolver problemas difíciles, pero en última instancia interrelacionados.

San Fernando tiene muy poco suelo industrial, cuando llegamos al gobierno, me encontré con un Fadricas con problemas estructurales, cortes de luz permanentes, degradado urbanísticamente, un Fadricas 2 vacío sin acometida de luz, lo que impedía que ninguna empresa se instalara, un Puente de Hierro con solo 1 empresas y con un Janer que Zona Franca había renunciado a desarrollar o unos Astilleros sin carga de trabajo.
Hoy en Janer se va a desarrollar una inversión de más de 20 millones de euros por la multinacional Ten Brinke, en Puente de Hierro tenemos el 100% de ocupación, y hemos invertido más de 5 millones de euros en Fadricas 1 y 2 para meter la luz y urbanizar. Ya han comenzado las obras de implantación de nuevas naves en Fadricas 2.

Y en Navantia hoy tenemos una de las mayores cargas de trabajo de los últimos años y hemos cerrado el acuerdo de traer a San Fernando, al edificio del antiguo museo de la historia y el mar, el Centro de Formación Avanzada de Navantia de toda España.
Los ayuntamientos somos un factor fundamental de desarrollo. Debemos ser un referente básico de la confianza de todos los agentes socioeconómicos. El cambio de modelo que necesitamos será un proceso largo y complejo pero estamos dando pasos inmediatos con reformas e inversiones determinantes.
En el caso del turismo, San Fernando por desgracia es el municipio con menor número de camas hoteleras, pero sabemos que antes de atraer inversión turística de las grandes cadenas a la ciudad, debemos sentar las bases para hacer mucho más atractiva la ciudad para captar su atención y su inversión. Dotarlas de equipamientos que ofrezcan una actividad cultural y de ocio complementaria y hacer mucho más atractiva una de las mejores playas de Andalucía, como estamos haciendo con la obra de transformación y accesibilidad de la Playa de Camposoto.

Estamos haciendo de la cultura ese complemento ideal para atraer turismo a la ciudad. Desde el museo Camarón, 27 años después de su pérdida, al museo naval, el planetario que vamos a desarrollar en el complejo del observatorio, o el nuevo auditorio para la Alameda entre otras actuaciones.

Pero si algo nos hará destacar hacia el exterior serán los Premios Nacionales del Flamenco. Los Premios Camarón reconocerán la calidad del flamenco en una gala al modelo seguido por los Goya o los premios Max.
El crecimiento y el desarrollo requieren de un marco institucional que asegure y recompense la iniciativa de los empresarios y que, al tiempo aumente las oportunidades para el conjunto más amplio posible de ciudadanos.

Otro de los pilares de nuestra economía es el Comercio. Bahía sur pese a sus más de 25 años de apertura sigue siendo una referencia en Centros Comerciales. Sin embargo, necesitamos impulsarlo, porque hoy tiene debilidades y poderosos competidores. Sus inversores nos piden ampliar su superficie para dotarla de nuevas marcas que lo hagan más competitivo.

Ampliaremos el centro comercial de Bahía Sur y plantearemos vender su superficie para hacerlo más atractivo para los inversores como modo de crear más empleo.
Pero lo mejor que seguiremos haciendo por el Mercado y el Comercio, es dotar al centro de un calendario de actividades constantes que lo llenan de vida y, por supuesto, de potenciales clientes, que ha permitido en los últimos años que a la hostelería tradicional de la ciudad se le haya unido una nueva y más moderna que se ha convertido en una referencia provincial.

Nuevos empresarios con una enorme capacidad de crecimiento. Y San Fernando sabe mucho de emprendedores que han convertido sus empresas en éxitos importantes. Javier León, 47 degrees, Javier Coronilla, y otros muchos vinculados a la industria naval o los servicios…. El emprendimiento es seguramente hoy, uno de los instrumentos más poderosos para ampliar sus oportunidades. En este contexto, hemos llegado a un acuerdo con telefónica para convertir su edificio en la calle real junto al Centro de Congresos en un Centro para el desarrollo de iniciativas de emprendedores, especializado en sectores tan determinantes en el presente y el futuro como son las industrias digitales.
Nos esperan en estos años profundos debates entre visiones diferentes y a menudo opuestas sobre el modelo urbano.
Hoy es imprescindible modernizar la movilidad de la ciudad. Es uno de los elementos más importantes para incentivar la economía.
Si hemos realizado las primeras fases de Pery Junquera, Constitución, la Playa… en los próximos años vendrán sus segundas fases y actuaciones en Avenida Cayetano Roldan, Ardila o San Marcos.

Hemos conseguido 12 millones de euros de fondos europeos para desarrollar un nuevo recinto ferial, un paseo marítimo y un nuevo parque en la Magdalena. Europa nos ha reconocido con esta financiación un proyecto que combina el desarrollo urbano con la sostenibilidad y la potenciación del medio natural.

Greta Thunberg es una estudiante y activista sueca que pasó a ser conocida mundialmente en 2018 por su discurso con apenas 15 años en la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas. Greta tiene un discurso muy duro, muy crítico, muy certero y merecido hacia las instituciones, pero terminó aunque a ella no le gustara, con un poco de esperanza.
Nos decía:”…estoy segura de que en cuanto comencemos a actuar como si estuviéramos en una emergencia, podremos evitar el colapso climático y ecológico. Todavía estamos a tiempo de solucionar esto. Debemos comenzar hoy mismo. Ya no quedan excusas.”
Greta en marzo de 2019, fue nominada para el Premio Nobel de la paz, y comparto con ella cada palabra y yo, como ella, no quiero dentro de 20 años pensar que cuando tuve la oportunidad de hacer algo, no hice nada real, trascendente, cuando aún estaba a tiempo de actuar.

El progreso económico se está consiguiendo a costa de un deterioro medioambiental creciente. Todo esto compromete el futuro no ya de las futuras generaciones, sino de los más jóvenes de hoy. El colapso medioambiental ya tiene fecha y debemos actuar con firmeza.
Por ello, crearemos una concejalía de Transición Energética y otra de Acción por el clima fomentando el autoconsumo energético, incentivando los vehículos no contaminantes, el urbanismo sostenible, la energía renovable para las infraestructuras públicas y apostando por la economía circular, uniéndonos así a la Coalición de Instituciones de Acción por el Clima.

El desafío que os he planteado es enorme, por lo que es absolutamente necesario liderar de forma urgente la ejecución de un Proyecto de Ciudad, contando sin excepción con todos los actores implicados y creando espacios políticos de acuerdo, para que estos retos sean retos de todos y todas.

La Agenda Ciudad 23 será la estrategia de ciudad cuya elaboración, deliberación y negociación debe arrancar de forma inmediata y que debe aprobarse necesariamente de forma participativa y sosegada en el próximo año.
Esta ciudad debe apostar por la innovación, el respeto al medio ambiente, el desarrollo económico integral, fortaleciéndose desde lo social y colectivo como a nivel individual en un proyecto conjunto de ciudad.

El reto no está exento de dificultad, pero lo abordaremos con madurez, inteligencia y una enorme motivación.
Sputnik fue el primer satélite que se lanzó al espacio y lo hicieron los rusos. Ese satélite que daba la vuelta cada 90 minutos a la tierra desencadenó un verdadero vendaval en los estados unidos quien rápidamente se puso en marcha en un reto común, aprobando fondos en el Congreso y convocando a las mejores mentes del país en un proyecto global que implicó a profesores a través de la enseñanza, científicos, empresas, sociedad… un proyecto del país entero que duró una decena de años.

De esta etapa una de mis historias favoritas es de John. F. Kennedy, cuando visitó el centro espacial de la NASA. Vio a un conserje con una escoba y le preguntó qué hacía. El conserje respondió: “Ayudar a que el hombre llegue a la Luna, señor presidente”.
En 1991 cuando Estonia se independizó del la URSS, no tenían ni Constitución, ni instituciones democráticas ni un sistema legal. Las infraestructuras estaban obsoletas y en malas condiciones y el sistema bancario, a años luz del estándar occidental. Estaba casi todo por hacer.

Hace 20 años iniciaron un reto colectivo que les ha llevado a ser la patria de Skype y a albergar el mayor número de Start-ups per cápita del planeta. Estonia es considerada hoy la sociedad digital más avanzada del mundo y, ha enseñado al mundo, que una gran transformación no se inicia necesariamente a partir de una gran inversión económica. Su transformación comenzó en la mente de las personas y en las ganas de cambiar las cosas.
Estos ejemplos no sólo sirvieron de motivación a quienes participaron en ellos; también sirvieron para demostrarse a ellos mismos – y, de paso a nosotros- que podían hacer grandes cosas.
El reto que os propongo como ciudad no puede ser fruto del esfuerzo sólo de este gobierno local. Exige la cooperación de todos y todas, en muchos ámbitos: desde las empresas, instituciones y de toda la ciudadanía, tanto individualmente como articulados de diversa manera en el seno de la sociedad civil.

Es por ello que no basta con que estemos nosotros muy motivados. Necesito que me acompañéis y que estéis tan motivados como lo estoy yo en las posibilidades de los próximos años.
Somos optimistas y miramos al futuro con ambición. Creo firmemente que podemos resolver nuestros restos y conseguir un futuro mejor. Estas son mis credenciales. Ayúdenme en este reto global. Aprovechemos las oportunidades.

Para que tengamos éxito en este desafío. Necesitaremos a grupos políticos conformando un Pleno que no sea destructivo, sino propositivo, que contribuya con aquello que sea bueno para San Fernando.

Necesitamos a una ciudad que crea que las cosas son posibles. Ambiciosa, que no esté de vuelta. Que confíe.

Necesitamos desarrollar un estilo de gestión que genere entusiasmo y fomente la formación, la motivación y el desarrollo personal de los empleados municipales.
Necesitamos el gobierno de los y las mejores. Con el mejor talento, la mayor creatividad. Los necesito con el mayor compromiso y la mejor motivación.

Necesitamos a una ciudadanía comprometida con el cambio, motivada, convertida en líderes sociales.
Necesitamos líderes del cambio. Hay muchas personas “influyentes”, Agentes Clave o líderes de opinión… que desde las redes, en sus colectivos o empresas… se han sumado ya a ser líderes de este cambio, a los que una vez más, quiero dar mi agradecimiento públicamente.

Hoy especialmente me acuerdo de uno, de Alfredo Vicente Narváez, que nos ha dejado hace unos días, tras luchar duramente con una leucemia y que siempre apoyó a esta ciudad y trabajó por mejorarla, además de dejarnos un enorme legado fotográfico.

Os necesito. Debemos conseguir que muchas personas tomen conciencia de los retos a los que nos aventuramos. En un contexto con un número creciente de personas cada vez más interconectadas, mejor informadas y con más conciencia social y política, sois clave para generar un cambio. Un cambio de forma que podamos extraer el mejor partido para todas las oportunidades.
Así qué ¿a qué estamos esperando? Súmense, lideren conmigo, ayúdenme, Es hora de que nuestra generación haga las obras públicas que la definan.

¿ Y si ayudamos a detener el cambio climático antes de que destruyamos el planeta? ¿Y si hacemos que San Fernando tome la delantera y se convierta en la administración digital más avanzada del país? ¿Y si hacemos que vengan nuevas empresas o que el turismo se convierte en una identidad de esta ciudad? ¿y si hacemos que muchos que lo están pasando mal encuentren la oportunidad de un empleo y una vida plena?

Son logros que están a nuestro alcance. Así lo creo. Hagámoslo de tal modo que involucremos a toda la ciudad.

Hagamos grandes cosas. No generemos sólo progreso, generemos también motivación.
Hoy comienza un nuevo reto.
Con el tiempo se olvidarán de los que hemos dicho
También incluso de lo que hemos hecho
Pero jamás olvidarán cómo les hicimos sentir.
Hagamos que suceda Muchas gracias”.

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>