Publicado el: Mar, 30 May, 2017
Actualidad

El Ayuntamiento acomete obras de urgencia en la antigua casa de la Cruz Roja


El equipo de gobierno, convencido de la importancia de convertir la calle Real en la vía cultural que cohesione la riqueza patrimonial, histórica y cultural de la ciudad y de que su centro histórico, con sus principales monumentos y edificios, sirvan de elemento dinamizador de la actividad económica y la generación de empleo, considera fundamental la rehabilitación de dos de los edificios más emblemáticos situados en la principal vía de la ciudad: el antiguo edificio de Cruz Roja y la Casa Lazaga.

Ambos llevan “demasiados años” esperando una actuación que los ponga en valor, “unas veces por inexistencia de proyectos, por falta de financiación y otras veces, como ocurrió con la Casa Lazaga, tras complicarse la intervención en este inmueble, debido a su precario estado de conservación, llevando a pararse los trabajos por parte de la empresa adjudicataria que iba a realizar la intervención”, tal y como recuerda la delegada del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez.

“Han sido obstáculos que desde el Ayuntamiento hemos tenido que superar” y así, explica Márquez, se ha venido trabajando tanto en la búsqueda de oportunidades de uso de ambos edificios, dentro de la normativa vigente, como en la búsqueda de financiación “principalmente privada porque estamos hablando de actuaciones con un elevado coste que comprometerían una parte muy importante del presupuesto municipal, máxime cuando estamos en la actualidad inmersos en las obras de rehabilitación del Palacio Consistorial iniciadas y puestas en marcha en este mandato después de tantos años”.

En esta línea de intervención, desde el Ayuntamiento se van a acometer así obras de urgencia para conservar y mantener ambos edificios. Por un lado, ya se ha puesto en marcha una actuación de urgencia para preservar el antiguo edificio de Cruz Roja, de propiedad municipal tras su expropiación en el año 2014 y en desuso desde la pasada década de los años 90. Estas obras menores para consolidar las fachadas exteriores del inmueble, contener su deterioro y evitar posibles daños a terceros debido al estado de abandono del edificio durante décadas están permitidas al encontrarse ubicado en suelo clasificado como urbano consolidado y residencial en el PGOU vigente, y catalogado como de nivel 2 por el PEPRICH.

“El antiguo edificio de Cruz Roja ha pasado varios años con un toldaje y unos andamios que ocultaban la realidad de su estado”, asegura Márquez, que tacha de “deficiente” el estado de los revestimientos, cornisas y carpinterías de las fachadas del edificio.  “El toldaje colocado por el anterior equipo de gobierno del PP simplemente venía a tapar y esconder el estado del edificio, sin responder a ninguna medida de seguridad porque no eran andamios estructurales, sino de simple sujeción”. Por eso, la primera medida ha sido la de proceder a la retirada de este elemento que, además,  “era inseguro y peligroso al actuar como un velaje”.

Tras la retirada del mismo, se va a proceder a continuación a acometer obras que consistirán en el desmontaje de carpinterías de madera de la primera planta, eliminación de la vegetación en balcones, cornisas y zócalos, el resanado de cornisas y de techos, así como de vuelos de balcones. Asimismo, se va a resanar el revestimiento de las fachadas que están en mal estado, se consolidarán las almenas y los elementos decorativos de las fachadas y también se cubrirán los huecos de la planta primera con malla de acero galvanizado.

La ejecución de estas obras de preservación del edificio supone, tal y como asegura Márquez, “el primer paso para, posteriormente, evaluar y revisar el uso que tiene establecido conforme al PGOU”, al igual que se hará en la Casa Lazaga “otro edificio estratégico para esta ciudad en el que también vamos a acometer obras de preservación”. 

En todo este trabajo, explica Márquez, también se ha remitido desde el Ayuntamiento una petición al ministerio de Defensa para que estudie la posibilidad de cesión de parte del solar existente frente al edificio de la antigua Capitanía Marítima que linda con el inmueble, “con el fin de que se pueda completar la manzana y permita, por tanto, una zona de equipamientos para los elementos comunes del inmueble de cara a ser más ventajoso para un posterior uso hotelero o residencial”.

Por otro lado, y en esta línea de actuación, se está también pendiente de adjudicar el proyecto para acometer obras de consolidación en la Casa Lazaga, “un proyecto actualizado que responderá a la realidad de este edificio, de forma que los que acometan esta tarea sean equipos experimentados en rehabilitación y consolidación estructural”. 

“Estamos actuando para conservar y preservar el importante patrimonio con el que cuenta esta ciudad y, prácticamente, tenemos que hacerlo partiendo de cero porque durante muchos años no se ha hecho absolutamente nada para mantenerlos”, subraya Claudia Márquez, que reitera el interés del gobierno municipal en recuperar para la ciudad ambos edificios, que se sumarían a otras actuaciones como el recuperado Castillo de San Romualdo o futuras actuaciones como el Museo Camarón de la Isla.

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>