Publicado el: mié, 28 Dic, 2016
Opinión

Al calor de los ensayos

CarnavalSe me ha ocurrido una historia, que sin duda atraerá mucho, a todos los que no han podido salir nunca y que viven la fiesta, como pilar principal de ella. Aficionados; nunca salieron pero siempre están ahí.

Cuando Septiembre va  alargando las sombras de la tarde, y los turistas se van retirando, comienza una rutina, una danza maravillosa, de componentes, músicos, autores, volviendo a los locales de ensayo.

Nuevas ilusiones, nuevos componentes, nuevos repertorios, regresos, idas, un maravilloso mundo que rodea a lo que luego vemos en el teatro y las calles. Con Octubre y las rebequitas,  van tomando forma tangos y pasodobles, se va esbozando una idea que luego cobrará sentido, de cuartetas sin mucho entre sí, que formarán  popurrís  y presentaciones. Numeritos  para el tipo, y alguna bronca que otra  del director.

Noviembre nos trae el desasosiego y el frío al local. Ensayos interminables que no salen, y la eterna duda  de siempre: ¿Por qué  sigo saliendo dios mío?, más números y más broncas, no es fácil, no todo es lo que se ve desde la tele, en el teatro, en las calles. Hay mucho trabajo y muchas horas dedicadas.

Como un soplo fresco, llegan los puentes de diciembre y con ellos las fiestas, donde se le roba algunos días a los ensayos. También  llega el sorteo y con él las prisas para unos, y la tranquilidad  para otros al cantar más tarde; no hay vuelta atrás, Enero llega como un torbellino y todo cobra  sentido, repertorios montados y letras de última hora

Nervios a flor de piel, gustará, no gustará; se palpa el concurso, donde cobra protagonismo el buen aficionado, que da todo el sentido a este complejo mundo, que envuelve el carnaval.

En un año que tiene regresos muy bonitos, como nuestro querido coro mixto de San Fernando, o la comparsa de Martín con parte de su legendario grupo, no cabe duda que será diferente para mí. Me tocará vivirlo desde el sofá o en el teatro como un aficionado más, ya que por desgracia el carnaval y la vida van de la mano.

Prepárense para disfrutar de un rosario de coplas que se nos vienen encima, y una calle, donde podrán disfrutar y serán parte indispensable de esta fiesta. Aficionados sin los cuales esto no tendría sentido y que forman parte de los pilares básicos de esta fiesta.

Sobre el autor

José María Palmero (Caleti)

- El circo de la vida, a mi me enseño, que las penas se olvidan con buen humor y que el tiempo que perdemos no es recuperable.

Mostrando 2 comentarios
  1. LOS ENSAYOS dice:

    YO QUE HE SIDO PARTE DE ESTA FIESTA, ME IDENTIFICO, MUY MUCHO; HAY MUCHAS HORAS DE ENSAYO DETRAS DE TODO ESTO. PERO SARNA CON GUSTO NO PICA

  2. Carmen maria dice:

    Es mucho esfuerzo y son muchos, pero sin ellos los aficionados como yo no podríamos vivir esta magia del Carnaval. Gracias a todos! Y a ti José María por tu aportación q siempre nos traes.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>