Publicado el: dom, 20 Nov, 2016
Opinión

(XXII) La Isla y la Hermandad del Domingo de Resurrección

Cristo de la Resurrección.

Cristo de la Resurrección.

La única y exclusiva  hermandad que pasa por la Carrera Oficial el Domingo de Resurrección por razones obvias,  no puede ser otra que la hermandad de la Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de la Victoria y con ella se cierra el paso de los desfiles procesionales  por la citada Carrera Oficial.

La Carrera Oficial  durante todo el Curso Cofrade anterior y los meses transcurridos en el presente, ha sido sin duda el más fiel testigo como pauta para finalizar la tarea impuesta de glosar brevemente algunas de las particularidades propias de cada una de nuestras queridas  hermandades y cofradías, bajo mi particular opinión y modesto parecer según mi  punto de vista.

Y la hermandad que nos ocupa hoy, no sólo cierra el ciclo del paso de nuestras procesiones por la referida Carrera Oficial, sino que es el culmen de todas las demás hermandades, a la que podríamos calificar como  -la procesión de  las procesiones-  por cuanto significa la escena que representa en su pasaje bíblico y evangélico de la Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, que determina el compendio de la alegría gozosa y el aleluya de la Resurrección de los cristianos y cofrades.

Sin resurrección evidentemente no hay muerte y sin muerte no hay pasión, por tanto sin Pasión no habría los pasajes y los episodios que de dicha Pasión se representan en los Pasos de nuestra Semana Santa, cuyos argumentos de por sí, nos pone de manifiesto la importancia, que para los cristianos católicos y cofrades tiene  la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, Salvador del Mundo.

Sin embargo abandonando la parte plástica y  lúdica que suelen envolver a las hermandades y cofradías en sus representaciones procesionales y centrándonos en el fondo de sus consecuencias, es decir en el fundamento, en la razón de ser, en su espiritualidad y religiosidad, en su culto devocional y penitencial y, en la forma de interpretarlo, no cabe que estamos ante la presencia y la posibilidad más hermosa de comportarnos como verdaderos  y auténticos cristianos amorosos hijos del Señor y demostrarles agradecidos los efectos de su divina y gloriosa Resurrección.

La Carrera Oficial vacía.

La Carrera Oficial vacía.

Se me ocurre pensar, que en tiempos pasados cuando salía el Resucitado, que nunca tuvo una hermandad a la usanza tradicional, tenga hoy formalizada una procesión al uso, que poco a poco va calando en el ánimo y en los sentimientos de los cofrades y en el de los ciudadanos en general.

No obstante todavía queda alguna ausencia en cuanto al acercamiento y arropamiento prestado a esta hermandad, si la comparamos con el que se le prodiga al  resto de las demás hermandades y cofradías, es el caso por citar un solo ejemplo, el de su paso por la Carrera Oficial, cuya asistencia se ve disminuida con respecto al resto de la semana. Si bien ya en su Barrio y en su recogida se ve más cobijada por sus feligreses y otros ciudadanos que acuden.

En suma, estas reflexiones me llevan a pensar por cuanto fundamento hay en todo lo aquí expuesto, que la hermandad de la Sagrada Resurrección es de tal importancia, que en su desfile procesional como muestra de adhesión y por el significado de lo  que representa en todo el orbe cristiano, debería ir acompañada de una representación a modo de pequeñas secciones donde estuvieran presentes todas las hermandades y cofradías hermanas, es decir algo más copiosas incluso de las que llevan actualmente el Santo Entierro de Nuestro Señor -que también ha sido comentado desde estas páginas cofrades- por considerar que en dicho cortejo, solamente cuenta con la presencia de algunas hermandades de la nómina y no la totalidad de las mismas.

Por otra parte se tiene la sensación tanto en el público en general como en algunos cofrades en particular, que la Semana Santa se acaba el Viernes Santo, cuando en realidad queda como se ha demostrado a través de lo narrado, el día más importante,  que marca todo el objetivo y el sentido de la Semana Santa, resumido en la Sagrada Resurrección de Cristo Nuestro Señor por ser el Rey y Salvador de los cristianos de todo el  mundo… Continuará…

Sobre el autor

José María Vieytes Beira

- Profesor, articulista y cofrade.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>