Publicado el: mié, 30 Mar, 2016
Agenda Cultural

Ismael Alcina: “Traduzco en música mi esencia vital”

El entrevistado, en una foto reciente.

El entrevistado, en una foto reciente.

El bajista y compositor isleño acaba de editar su primer disco tras más de 10 años de experiencia acompañando a diversos artistas del panorama nacional.

Concretamente está disponible en plataformas digitales, pero también a la venta en formato físico, durante los conciertos. Cuenta con el respaldo del sello Whataboutmusic, aunque lleva gran parte del peso promocional a sus espaldas gestionando, entre otras citas, la presentación oficial en Barcelona, además de una pequeña gira por el norte de España.

“Una forma de plasmar toda mi experiencia como músico y como persona”. Así sintetiza Ismael Alcina el espíritu de un disco que ve la luz cuando se cumplen dos años de la finalización del Grado Superior en la especialidad de bajo eléctrico en Jazz y música moderna por la ESMUC, cuando estrenó el proyecto como trabajo final. El mismo engloba influencias tan dispares como flamenco, pop, jazz, música latina e incluso música clásica.

Las primeras fueron, de hecho, aquellas con las que hizo incursión en el mundillo. Porque antes de cursar la diplomatura en Magisterio por la Universidad de Cádiz (entre 2005 y 2008) ya había ejercido como bajista durante mucho tempo. Primero acompañando a artistas flamencos. Más tarde llegó el pop, cuando “trabajé mucho como músico de sesión junto a figuras como Maita Vende Ca, David de María, India Martínez o EA!”, grupo con el que empezó y al que guarda un gran recuerdo.

Sin embargo, mantuvo la espina de oficializar esos conocimientos en materia musical hasta 2010, cuando decidió marcharse a Barcelona. Entonces ingresaría en la Escola Superior de Música de Catalunya motivado -en gran medida- por la presencia de Gary Willis, “toda una eminencia en el mundo del bajo eléctrico” que además de sus conciertos imparte clase en dicho centro, lo que a buen seguro contribuyó a que Alcina defina esta etapa como “de gran intensidad”. “Me esforcé para aprender lo posible sobre técnica, arreglos, armonía o composición”, explica. Y entonces se hizo el jazz, aunque eso sí, “es una palabra que requiere mucho respeto para mí, lo concibo sobre todo como una gran herramienta de estudio”.

Dicha trayectoria se concentra por primera vez en ‘Bass Life’ -titulo que homenajea su unión vital con este instrumento-, un disco cuyos temas están unidos por el ‘eclecticismo’, ya que “prefiero evitar el término ‘fusión’ que bajo tantos significados se ha venido empleando desde la década de los sesenta”. Pero en efecto, el trabajo aglutina muchas influencias, “es todo lo que soy yo ahora, toda mi esencia”

Y aunque ya presentó el proyecto hace un año en Cádiz, en la asociación ‘El Musicario’ y en garitos de El Puerto de Santa María o El Palmar, “me encantaría hacerlo de nuevo, con el disco ya editado”. Es de esperar que tras sus cuentas pendientes, se ponga manos a la obra para lograrlo. Le estaremos esperando.

Sobre el autor

Alejandro Díaz Pinto

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>