Publicado el: Vie, 4 Dic, 2015
Agenda Cultural

Una nueva librería nace en La Isla

Francisco Guerrero y Gonzalo Alías frente a la nueva librería.

De izquiera a derecha: Enrique Rojas, Francisco Guerrero y Gonzalo Alías, propietario de la librería.

‘Al-Ándalus’ ha sido inaugurada en la calle Méndez Núñez 21 con el objetivo de convertirse en un espacio cultural.

El rel0j aún no había dado las 18:30 horas pero la gente comenzaba a agolparse frente a la puerta de la nueva librería Al-Ándalus -la única nacida aquí que se dedica en exclusiva a la distribución de libros-, una nueva alternativa cultural y literaria promovida por el ex-concejal de Izquierda Unida, Gonzalo Alías, quien llevaba tiempo queriendo inaugurar, en este sentido, “algo distinto, no sólo para vender, sino como espacio de difusión cultural en la ciudad”.

Muchos de los asistentes a este acto de inauguración eran amigos de la familia Alías, quienes viendo el apoyo brindado, no pudieron más que mostrar su agradecimiento con un emotivo discurso que pronunció Gonzalo antes de dar paso al primer ‘invitado de honor’. Manifestó, en definitiva, los objetivos de esta iniciativa que no pretende encorsetarse en ningún tema o tendencia política, de hecho “libros” fue la respuesta de su mujer, Isabel Barrera, cuando hace unos días le preguntaron: “Pero… ¿qué es exactamente lo que pondréis a la venta?”. “El primero que se llevaron fue la vida de Fray Leopoldo”, confiesa. Si algo tienen claro desde la dirección es que esta librería aspira a ser algo distinto, con títulos alternativos, historia, filosofía y temas que fomenten la conciencia crítica.

El nuevo local, al completo en su inauguración.

El nuevo local, al completo en su inauguración.

Antes de servir un navideño ágape -que lo hubo también-, tuvo lugar la presentación del primer título en el establecimiento. Su autor, Francisco Guerrero Bey, tomó entonces la palabra para explicar lo atípico de ‘Mas si callo, reviento y, reviento más, si callo’, un poemario que no nació con vocación de “buscar la belleza”, ni siquiera de “gustar a los lectores”, más bien, explicaba Guerrero, “serles e utilidad”. Tres poemas leyó para deleite de los oyentes que tras este momento, pasaron a ser escritores depositando sus mejores deseos para el año nuevo en el árbol de navidad. Un árbol -el de la librería Al-Ándalus- que no estará decorado con bolas de colores, ni con muñecos de nieve, sino con marcapáginas que el propio Gonzalo repartió entre los presentes para que escribiesen una frase antes de colgarlo en sus ramas.

Sobre el autor

Mostrando 4 comentarios
  1. Santaklaus dice:

    En la foto también aparece el escritor isleño Enrique Rojas.

  2. PABLO dice:

    Lamento mucho no haber podido asistir; pero seguro que estaré a menudo por ahí…

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>