Publicado el: mié, 28 Oct, 2015
Nuestro Patrimonio

El grupo Lazaga reclama un espacio para “poder seguir con nuestro trabajo”

Parte de la familia Lazaga, en el patio de su vivienda.

Parte de la familia Lazaga, en el patio de su vivienda.

“Desahucio cultural”. Es el término empleado por el historiador Jesús Martín, coordinador del proyecto Lazaga, para referirse a la actitud que el gobierno socialista ha manifestado hacia el grupo de investigación nada más llegar a la alcaldía.

Asegura, en su nombre y en el de sus compañeros, que un día fueron a trabajar y encontraron su hasta entonces sala de trabajo -una de las dependencias del Museo Municipal- “totalmente desmantelada, con nuestras herramientas e incluso parte del equipo cedido por la Universidad de Cádiz y el CEI·MAR, almacenado”, ha explicado Martín a este periódico asegurando además que “aquello se hizo por alguien completamente ajeno al grupo de investigación”. Esto ocurría aproximadamente cuando saltó la alarma del traslado de la alcaldía-presidencia al edificio que desde el año 1996 ocupa el Museo Histórico, el cual será presumiblemente trasladado al Castillo de San Romualdo a principios de 2016.

Este periódico también ha contactado con la alcaldesa, Patricia Cavada, quien afirma no haber dado orden de desmantelar nada salvo unas estanterías metálicas instaladas en su mayoría en el salón que da a la calle. Estas estanterías -adquiridas para albergar la Biblioteca Lobo, joya del patrimonio documental de la ciudad que actualmente se encuentra en los bajos de Luis Berenguer-, son descritas por la alcaldesa como “de garaje, completamente indignas”, añadiendo además que “imposibilitan el uso de las salas donde se encontraban y, además, estaban dañando el suelo”. Una iniciativa del gobierno popular que, según indica, “se acometió después de la investidura”.

Jesús Martín asegura que desde entonces esperan la reinstalación de los equipos para poder retomar el trabajo. Al parecer, en un primer momento, la alcaldesa sugirió que trasladaran su investigación a Cádiz “por falta de espacio”, pero finalmente son dos las opciones que se barajan como sustitutas del espacio que hasta hace pocos meses venían ocupando los investigadores en el Museo Histórico, una de las cuales esperan ver fraguada. Cavada declara en relación a este punto que lo importante no es el lugar donde se desarrolle el trabajo de investigación, sino que los fondos documentales permanezcan en La Isla custodiados y a buen recaudo, aún así “Juanjo Carrera ya está gestionando una nueva ubicación en San Fernando, porque nuestro Ayuntamiento no dejará de implicarse”, explica. Los emplazamientos que tienen más papeletas para convertirse en el nuevo núcleo de trabajo son, según Jesús Martín, el sótano del edificio DKV -antiguo Centro de Interpretación del Parlamentarismo- y la sala del grupo municipal popular ocupa la Casa de la Cultura, una vez éste abandone dicho espacio para trasladarse al Museo, tal como pretende Cavada reuniendo a todos los grupos en un edificio más céntrico.

Otra de las reivindicaciones del grupo es la concerniente a las ‘dietas’ de los becarios, que no han cobrado aún “debiendo pagarse sus propios viajes en autobús para venir a trabajar desde Cádiz”. Al parecer es el Ayuntamiento el encargado de abonar su sueldo de acuerdo al convenio con el CEI·MAR, algo que “ya está tramitando Conrado Rodríguez”, indica la alcaldesa, a la espera de “reconfigurar el acuerdo”. Un acuerdo que también afecta a las líneas de trabajo pues, como advierte Martín, “podríamos trabajar por nuestra cuenta -ganas no nos faltan- pero es absurdo tirar por una línea de investigación que no luego no resulte ser contemplada en la prolongación del convenio”.

Martín, que se autodenomina ajeno a cualquier color político porque “eso lo reservo para mi casa”, sí reconoce, en cambio, el apoyo recibido por el ex-alcalde José Loaiza y su compañera de gobierno, Úrsula Ruiz -entonces delegada de Patrimonio-, ya que “gracias a su empuje pudimos recuperar estos impresionantes fondos documentales”, explica, convencido de que más que recursos económicos se necesitan ganas y sensibilidad hacia el tema en cuestión. Del mismo modo valora la actitud del edil de Cultura, Juanjo Carrera, y del delegado de Presidencia, Conrado Rodríguez, por el buen trato que dieron a los conferenciantes durante y tras las jornadas.

“Hemos presentado el proyecto en varios congresos nacionales e internacionales recibiendo un interés inusitado como no podía ser de otra manera, sin embargo aquí, en San Fernando, no estamos seguros de que haya sitio para que el grupo Lazaga siga trabajando. No sé si las luces de los flashes de la prensa o de la sala de Centro de Congreso ha iluminado a alguien , esperemos que sí”. declara Martín, abierto al diálogo.

La alcaldesa, por su parte, afirma lo que ya advirtió durante el congreso: “He tenido una reunión con el rector de la UCA y lo primero que le expuse fue nuestro interés por hablar de los términos de la segunda fase del proyecto”.

Sobre el autor

Alejandro Díaz Pinto
Mostrando 2 comentarios
  1. Avatar Jesús MARTÍN dice:

    El comentario de la Alcaldesa, me sigue sorprendiendo, está claro que prevalece su ·ser” político, eufemismos e “inexactitudes”, como desde el principio, no se define. Que pena y ¡ que diferencia !

  2. […] Fotos: Euskádiz, Wikipedia,  Ayuntamiento de Kortezubi, Andalucía Información, El Castillo de San Fernando, […]

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>