Publicado el: vie, 5 Jun, 2015
Nuestro Patrimonio

La espátula cobra protagonismo este junio gracias a los profesionales del proyecto ‘Limes Platalea’

Frente a la escultura de la Espátula colocada en Bahía Sur.

Frente a la escultura de la Espátula colocada en Bahía Sur.

Bahía Sur servirá como escenario para que el proyecto ponga de relieve la importancia de esta especie.

Hay quien defiende la naturaleza. Hay quien cree en el Parque Natural como fuente de recursos, generador de riqueza para la ciudad. Hay quien se invierte su tiempo en él por vocación, por conocerlo más en profundidad o por amor a las muchas especies que lo habitan. Un ecosistema donde las aves tienen un protagonismo esencial y, en especial, la espátula, que constituye -o debería constituir- todo un emblema en el sentir de los expertos consagrados a su investigación.

Es el caso de Javier Ruiz y Paco Hortas, directores del proyecto ‘Limes Platalea’ que han visitado el CC Bahía Sur en el Día Mundial del Medio Ambiente para resaltar las cualidades de este ave, tan desconocida aquí como valorada por los amantes de la ornitología en el resto de Europa. Junto a ellos estaban también Íñigo Sánchez -presidente de la Sociedad Gaditana de Historia Natural– y el Consejero de la Junta, Federico Fernández, además de Ernesto Pardo, director de este centro comercial comprometido con el Medio Ambiente como estipula la normativa internacional ISO 14001:2004 a la que se adscribe. Por eso, desde Bahía Sur han decidido hacer de junio, el “mes de la espátula”. Esto implica un completo programa de actividades centrado en la observación de aves desde la marisma para iniciar a jóvenes y adultos (sábados 6 y 13 de junio), colaboración en la limpieza del parque (20 de junio), taller de anillamiento, marcaje y colocación de radiotransmisores a las crías (20 y 27 de junio) y, finalmente, una observación astronómica que tendrá lugar en el centro comercial el viernes 26 de junio a partir de las 21:00 horas.

Hortas y Ruiz, coordinadores del proyecto.

Hortas y Ruiz, coordinadores del proyecto.

La espátula está entre las más emblemáticas especies del continente europeo. “Sostiene su ciclo vital entre nuestro continente -concretamente en la zona de los Países Bajos y en la cercana reserva natural de Doñana- y el africano -Mauritania y Senegal- donde hibernan antes de regresar al norte para la cría”, explican los directores del proyecto. Una iniciativa que, pese a tomar forma en 2011 y oficializarse un año después, ya se venía gestando desde principios del nuevo siglo dados los avistamientos de los que Ruiz y Hortas comenzaron a percatarse. Explican que “aunque se tenía constancia de la presencia de espátulas tanto en Europa como en África, era un misterio el lugar exacto donde se producía el salto migratorio”, uno de los grandes enigmas ornitológicos al que contribuyó, en gran medida, la casi desaparición de la especie en el siglo XX.

Calendario de actividades.

Calendario de actividades.

Gracias a su empeño, y al de todos los voluntarios que han tomado partido en las jornadas de avistamiento, se sabe hoy que es el segmento comprendido entre La Barrosa y Cabo de Roche el ‘corredor’ donde se produce este fenómeno. “La posibilidad de dar con las claves de la última gran migración de este vertebrado europeo realmente merecía el riesgo de invertir en un proyecto que lo demostrase científicamente”, explican los especialistas, y son incuestionables sus buenos resultados hoy, a cuatro años de formalizarse la iniciativa.

La migración constituye el hito más arriesgado en la vida de una especie debido al gasto energético que conlleva -alrededor de 4000 km hasta las zonas de Mauritania o Senegal en el caso concreto de la espátula-. Hay algunos ejemplares que se ven incapaces de afrontar la travesía y vuelven a la Bahía de Cádiz, por lo que ésta se ha convertido en refugio para un grupo de espátulas que oscila el 6% y el 10% del total. Aquí se revitalizan, acumulan grasa y se alimentan a base de pequeños peces y crustáceos. De ahí la importancia de la zona y el compromiso de este equipo de profesionales a la hora de reivindicar esta especie como símbolo de la Bahía. “Un fenómeno de gran magnitud que es perfectamente disfrutable desde nuestras toallas, en pleno auge de turismo veraniego, y al que apenas prestamos atención”, declaran.

Sobre el autor

Alejandro Díaz Pinto
Mostrando 2 comentarios
  1. […] y la Sociedad Gaditana de Historia Natural presentaron hace unas semanas para homenajear a la espátula: ave símbolo de la […]

  2. […] cuatro años, los especialistas Javier Ruiz y Paco Hortas iniciaron un proyecto para arrojar luz sobre el tema, ya que existían indicios de que ésta, la zona del Parque Natural […]

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>