Publicado el: sáb, 10 Nov, 2018
Opinión

Del me importa ‘un carajo’, al qué bonita eres

Foto. Entre_Fronteras.

Se percibe en el ambiente algo fuera de lo normal, de lo cotidiano; algo, que al estilo del “marmota day”, asoma cada cierto tiempo por los cielos andaluces.

Meses atrás, una Andalucía es machacada de insultos, desprecios y ninguneos, tanto, que aunque de un circo se tratase, no nos ponían ni en la pista central donde con nuestro acento “grasioso”, permitíamos que la burla fuese el mayor espectáculo del mundo.

De pronto, el arte de la magia que proporciona el interés político por la compra de un voto, hace que esos que tanto han reído las gracias de las miserias de nuestra tierra, perciban que, un voto andaluz, vale igual que un voto del menda que reside en el paseo de la Castellana, haciendo fluir de pronto, un sentimiento hacia esta nuestra tierra, digno del más grande de los Judas en asociación con fariseos de la más alta gama española.

Imágenes vomitivas de comitivas trajeadas, con seguidores encorbatados y babeantes, riendo cada una de las palabras “grasiosas” que sus dirigentes intentando emular al andaluz, pronunciaban con sus transformadas eses castellanas.

Pedro, el Casado, el Coletas…, gente de arriba, para más de los de arriba; gente que tienen que poner el GPS para bajar al sur y a las que decirles mil veces que Andalucía se acentúa siempre y Andaluz no lleva tilde.

En Andalucía no necesitamos a esta gente que baja al sótano cada cuatro años, no necesitamos gente que quiera enseñarme a pronunciar porque entre los andaluces nos entendemos perfectamente, no necesitamos gente que valoren nuestra bandera cada cierto tiempo, porque el andaluz es el perfecto abanderado, el que sabe aferrarse a nuestros colores, porque estos colores no sólo lo vemos en un pedazo de tela, tenemos prados, olivares, campos, mares con su espuma de sal blanca, donde vemos constantemente nuestra bandera.

En Andalucía no necesitamos de vuestros partidos centrales, partidos que una y otra vez nos habéis demostrado que caemos en vuestro olvido siempre al día siguiente de vuestras ansias de poder.

En Andalucía, de una vez por todas, necesitamos de nosotros mismos, de nuestra gente, de nuestro acento, de pueblos campesinos, marineros, de ciudades, nuestras ciudades, necesitamos que sea nuestro vecino, ese que conocemos de siempre, sea quien nos represente, solo él, sabe de nuestras necesidades, carencias y riquezas.

En Andalucía necesitamos que sea un partido nuestro el que hable por nosotros.

Francisco Javier Bonet

Sobre el autor

Opinión del lector

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>