Publicado el: lun, 12 Nov, 2018
Opinión

Cambios de tiempo o tiempo de cambios

Imagen:VamosAudioblog.

Dicen que los cambios de tiempo traen males, por eso parece que no tengamos ya ni otoño ni invierno. Pasamos del frío al calor y del calor al frío en un par de días. Del veroño al primiverno. Y eso es malo, muy malo, señoras y señores, por el sencillo motivo que la gente que vive del otoño y de la primavera no podrán soportarlo. Por ejemplo las/los modistas/modistos, o los frutos de la tierra propios de la primavera o del otoño. La misma belleza hay en el florecer de los árboles y arbustos, que en los tonos marrones y grises de un cerezo caduco o los fenómenos atmosféricos propios de la temporada otoñal.

Existen los huracanes, los remolinos, los ciclones, los chaparrones, las riadas, las lluvias torrenciales, etc, tantas y tantas formas de manifestarse, que sí se juntasen todas se podría liar la de San Quintín. Aunque la naturaleza es sabia, y tarde o temprano pone a cada uno en su sitio, queda mucho por ordenar en este mundo de locos, sobre todo si el que va a ordenar es el programa político de Vox. Véase el término Vox PPopuli, voz del pueblo en latín, que en castellano significa: que es conocido y repetido por todos. Prefiero votar a zapeando (programa de La Sexta capitaneado por Frank Blanco) que a cualquier politicucho de tres al cuarto que solo nos venden humo y desechar a todos y a cada uno de los programas de la televisión digital, con lo bien que estábamos con el sistema analógico. En fin todo sea por el avance de la sociedad.

Catástrofes naturales por todo el mundo, hambre, miseria, inmigración y emigración, saqueos, asesinatos, sobornos, corrupción, desfalcos, etc. Tiene que llover a cántaros y que las riadas arrastren todos estos fenómenos y los lleve a ultramar para que no vuelvan nunca. Aunque eso es una utopía. El que manda, si viene una riada construye una presa y el que manda sobre el que manda construye pantanos. Cada cual que saque sus conclusiones.

Es la pescadilla que se muerde la cola, es tiempo de cambios o cambio de tiempos. Se va el verano y el caloret que decía Rita Barberá. Menos mal que para los días grises nos queda el circo del fútbol, donde impera la Ley del más fuerte. Seguro que Don Florentino Pérez dueño y señor de ACS y Dragados Offshore y Dios sabe de qué más, sabrá encauzar el mal comienzo de temporada.

Independientemente del tiempo, el pueblo está demandando trabajo y eso es lo único que puede paliar está lluvia torrencial que puede convertirse en sequía. ¡Qué incongruencia verdad!.

Señores la hucha del cerdito de las pensiones está endémica, no queda jamón apenas y con el cuchillo estamos tocando en hueso. Se necesitan esos brotes verdes que tantos nos citaban. ¿Dónde están? ¿Los habrán arrollado las riadas?.

Sea como fuere, haga el tiempo que haga, o hacemos como en Fuenteovejuna o haber que va a pasar. Cada oveja a su rincón y aquí paz y después gloria.

Mi recomendación es tener el temple suficiente para que el equilibrio natural mantenga el orden y no tengamos que lamentar ninguna desgracia. Por favor, señores de alta alcurnia, arreglen todo esto lo antes posible.

Sobre el autor

Alas

- Crítica, sátira y lúdica de temas candentes y no tan candentes

Mostrando 1 comentario
  1. LUIS dice:

    Q verdad más grande!
    Estos tiempos q corren no los cambia ni un milagros. Q pena de nosotros

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>