Publicado el: sáb, 4 Ago, 2018
Opinión

Ola de calor, de color y de dolor

¿Querían café? Pues tomen dos tazas. Muchos se preguntaban que donde estaba el verano, lo tenían secuestrado, ¿qué está pasando con el cambio climático?, empezábamos algunos a decir con el más puro acento vascuence: ¡Patxi la ostia!. Cuando en pleno mes de Julio tenías que dormir con las ventanas cerradas y con tu golpecito de edredón. Pero si, señor@s, todo llega y el verano fue liberado en traje de gala con sus 29 graditos rebosantes de gracia marcados en el cuentakilómetros de cualquier turismo a las 7 de la mañana del jueves 2 de agosto de 2018. Por cierto, día de los Ángeles, felicitaciones y un recuerdo a la denostada Velada que se celebraba en la capital años atrás. Recuerdo en años mozos que pasando nuestra feria, la Velada de los Ángeles y el Trofeo Carranza se ponía el finiquito prácticamente al verano. Hete aquí que ahora es al revés, se está poniendo el comienzo al mismo a las puertas del Trofeo. Lo cual nos lleva a replantearnos seriamente todo aquello del cambio climático y de cuidar nuestro medio ambiente. Va a ser que eso que tanto se hablaba puede ir cumpliéndose poco a poco. Una glaciación, los polos se derriten, etc. Ahora mismo vamos a pasar y estamos pasando una ola de calor en la que se estima llegaremos a temperaturas superiores a cuarenta grados, una catástrofe sino fuese porque tenemos aire acondicionado y agua potable y fresquita al alcance de nuestra mano. El que no se consuela es porque no quiere.

Lo que realmente debe preocuparnos es otra ola y no de calor sino de color, esa ola que acerca cada vez más a nuestras costas a esas miles y miles de personas de color que suben a cuatro maderas esperanzados en conseguir una vida mejor y que encuentran la muerte en algunos casos sin que ni siquiera nos enteremos, en otros llegan a la costa y los que más temen y de los que más se informa son los casos en los que se rescata o interceptan, ya sea en el mar, en la costa o en la reja de Ceuta o Melilla.

No estamos preparados para esa ola, ya que no sirven ni el aire ni el agua fresquita. Señor@s, puede que hablemos del proceso migratorio más masivo en la historia de la civilización humana. Muchos abogan que no estamos preparados para recibir a esa ingente cantidad de personas, otros son más severos al asegurar que se deberían cerrar las puertas como nuestros “colegas” italianos.

Yo doy mi opinión por mi experiencia y mis convicciones. Cuando era un adolescente viví como personas afectadas por la guerra de los Balcanes, saharauis y en definitiva todo tipo de inmigrantes tenían acogida en una famosa fundación de la que yo formaba parte. Recuerdo algo que me impactó bastante, venían inspecciones de vez en cuando al centro y todos los sin papeles corrían despavoridos para meterse en un hueco que había en el subsuelo junto a unas escaleras, hacinándose cual mercancía ilegal. Ver esa estampa me marcó sin duda, tenia unos 16 años por aquel entonces y la escena me revolvía las tripas y aún hoy en día al ver alguna escena de una película de nazis me hace rememorar aquel episodio. Por todo ello y porque he visto la profundidad de esos ojos en la penumbra penetrando en lo más profundo de mi corazón, puedo decir alto y claro que las puertas se abran, que el mundo es de todos, que somos iguales, que somos diferentes, que somos necesarios. Que nosotros en los años sesenta emigrábamos al norte de Europa en busca de un futuro mejor. Es lo mismo que ellos buscan, ni más ni menos. Que se regule todo, que se sienten los gobiernos, que se acuerden tratados en los que las personas no sean una mercancía sino sean eso, personas. Que no se prohíba. Prohibido prohibir. No quiero que se piense que soy un anarquista, solo digo que todo se puede hablar, regular, normalizar y parar esa ola de una forma cívica y no electrificando una valla o deportando a todo aquel interceptado. Por favor, que pare la barbarie y el mundo sea tierra de todos.

Sobre el autor

Alas

- Crítica, sátira y lúdica de temas candentes y no tan candentes

Mostrando 3 comentarios
  1. Al dice:

    Si vas a escribir un periódico que se supone serio, obvia las @ porque no tiene sentido ninguno. Cuando hables de los negros, no tienes que decirles 《de color》. Utilizar un eufemismo es una forma de discriminar. Tu discurso deja mucho que desear: dedícate a publicar en tuiter porque lo que es el periódico mal vas… Saludos.

    • Alas dice:

      Que hablen de ti,aunque sea mal(Óscar Wilde)
      Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen…de los mediocres no habla nadie, y cuando lo hacen solo dicen maravillas(Salvador Dalí)
      Gracias Al.

  2. Yo misma dice:

    Al, debes informarte algo más antes de criticar y saber escribir con propiedad.
    Tuiter no está aceptada en la RAE.
    Tu si que no podrías escribir en un periódico
    Pero por lo menos lo has leído para poder hablar.
    Enhorabuena Alas!

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>