Publicado el: vie, 10 Ago, 2018
Nuestro Patrimonio

Concha Baras: “Más que un reconocimiento u homenaje el congreso ha sido todo un regalo”

Ayer finalizó el ‘I Congreso de Baile Flamenco’, dedicado a la profesora e isleña Concha Baras, que durante dos días ha acogido el Centro de Congresos de la Real Isla de León en San Fernando, en el que se inscribieron de 140 personas.

En marcado en la programación del festival de flamenco ‘La Isla Ciudad Flamenca’ -que se desarrolla en San Fernando durante 42 días, desde 21 de julio al 31 de agosto- arrancó este miércoles dando por concluido en el día de ayer.

Tras la primera jornada, donde tuvo lugar la presentación y dos mesas redondas moderadas por el periodista Santiago Muñoz: La escuela de baile en La Isla, en la que participaron diferentes profesoras isleñas; Carmen Peña, Lucía Moreno, Virginia Vélez y Marisa Sainz, y la segunda Los músicos de Concha Baras; Gabino Pérez, Rafael Romero y Ana Lizana, ayer todos los asistentes pudieron disfrutar de la última mesa redonda a cargo de Los alumnos de Concha Baras y de nuevo contaron con Santiago Muñoz.

No pudo faltar Juan Ogalla, alumno del primer grupo de baile de Concha, ‘Los Niños de la Tertulia’, que como bien dijo un día Camarón de La Isla y enorgulleciendo a Concha -estos chiquillos se pueden ver-, Patricia Valdés (mujer de cantaor Antonio Reyes) e Isabel Loaiza ayudante de Concha, más conocida como ‘Coqui’. Mesa a la que se unión su hija Sara Baras, pues al igual que muchas isleñas fue con su madre con quien comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo del baile.

Foto: Ignacio Escuin.

Muchos son los que quisieron ir, pero por motivos laborales al realizarse en la jornada de mañana les fue imposible. Cabe destacar la aparición de Manuela Rodríguez  ‘Manoli’, gran amiga de Sara Baras y alumna de Concha, que pudo acercarse un instante para comparecer y apoyar a su profesora en un día tan especial. Sara Baras quien no cesaba de preguntar por ella pudo abrazarla y agradecer su gesto, al igual que hiciese con Rafael Oneto, más conocido como Rafalito, parte integrante de la Venta de Vargas hasta hace pocos años tras su jubilación, al igual que con Manoli, que de un salto se levantó de la silla para responderles con gran cariño al haber querido asistir al congreso dedicado a su madre.

Concha Baras, sin lugar a duda ha sido la precursora de las escuelas de baile en La Isla que tantos premios están cosechando, y que ella comenzó con los grupos de baile; ‘Los niños de la tertulia Flamenca’, ‘Las Caracolas’, ‘La Hierbabuena’, ‘Alboreá’, entre otros,  donde estuvieron entre muchas como alumnas; la Niña Pastori y las hermanas y profesoras de baile Carmen y Pepa Peña. Por un lado de Pepa Peña que aunque estuvo poco tiempo también estuvo en su escuela, de ella su hija y actual profesora de baile, Sonia Peña, y de otro; Carmen Peña tuvo de alumnos a los actuales profesores; sus dos hijas Silvia y María José, Raúl el Bule, Marisa Sainz, Lucia Moreno y las hermanas Verónica y Virginia Vélez, donde el actual profesor Jesuli Carrillo fue alumno de Virginia.

Foto: Ignacio Escuin.

Concha durante todo el congreso, recibió el cariño, admiración y respeto, por parte de todos los presentes, incluido de quienes no la conocían o no fueron alumnos suyos, los cuales pudieron apreciar y emocionarse ante la gran Concha Baras y su larga trayectoria.

Para finalizar el congreso, el isleño y periodista Manolo Casal, director de Comunicación de la RTVA, nuevamente intervino en el segundo día, realizó una entrevista, por llamarlo tal y como se presentó en el programa bajo el nombre Los comienzos, pues se llevó a cabo de una manera más que distendida. Concha y Manolo, viejos amigos, mantuvieron una ‘charla’ en un sofá, en el que en ese momento pudo ser en casa de cualquiera de ellos dos, donde Cocha además de sentirse muy a gusto, se mostró tal y como es, una mujer de bandera que la vida le fue presentando diferentes oportunidades y que ella supo encauzarlas, decisiones que hoy en día se siente muy orgullosa, tanto por sus cuatro hijos, su marido, su familia y de su academia.

“Ha sido un verdadero placer poder entrevistar a Concha, ha sido de las entrevistas más fáciles que he realizado hasta el momento. Se ha mostrado atenta, alegre y sobre todo ha sido ella misma, contestando a todas las preguntas como si fuese en el salón de su casa. Un momento para el recuerdo, como ya nos dijimos en ese sofá, nos queremos, y mucho”. Declara a este periódico Manolo Casal.

Sara Baras, quien interactuó en varias ocasiones desde la primera fila de la grada, puntualizó que Manolo le hizo revivir su infancia, pues para ella, al igual que a todos los alumnos,  él era ‘la voz’,  aquella voz que siempre estuvo acompañándoles en tantos y maravillosos momentos.

Una entrevista llena de anécdotas; cómo conoció a su marido, cómo en un momento de su vida decidió hacer algo diferente y adentrarse en el mucho del baile, el amor que procesa a sus cuatro hijos, y como vive su día a día tan de cerca su rol de abuela, los recuerdos y amor que siente por su Isla y como empezó a amar y querer a su gente del Puerto de Santa María, y cómo no, quiso agradecer este congreso dedicado a ella que más que un reconocimiento para ella fue todo un regalo.

“Yo no me creo merecedora de todo esto, pero desde luego me siento contentísima y orgullosísima del cariño y como me han tratado, más que un homenaje es un regalo. Yo me preparé para ser profesora de baile, mi interés fue siempre sacar lo mejor de cada alumno. Entre mis alumnos algunos apuntaban maneras, aunque yo los trataba a todos por igual, pues el mérito mío como profesora era sacarle partido a cada uno. A mí lo que llenaba de orgullo era meterle las ganas para que acabasen creyéndose lo que valían y pudiera dar aquello que ni sabían que tenían, pero todos siempre subían al escenario en cada actuación ninguno era más que el otro”. Declara Cocha a este medio.

De igual manera este periódico quiso saber que ha sido para Sara Baras este reconocimiento a la carrera profesional de su madre. “Concha forma parte de La Isla, desde que ella se fuese al Puerto, la familia que vivíamos por aquel entonces en diferentes lugares de España, poco a poco nos fuimos al lado de ella y de mi padre. Aquí la gente la quiere mucho, pues lo que ella logró no tiene nombre.  Concha a quien ha marcado lo ha hecho para toda la vida, es una persona muy especial pues deja huella como los grandes maestros.  Con Manolo, tiene mucha confianza y se adoran, se ha sentido como si estuviese hablando con sus amigas o con la familia, la que estaba allí sentada, esa era mi madre, tal y como se ha comportado y hablado, que nada tiene que ver con la profesora, pues muestra siempre mucha disciplina, sabiendo trasmitir y convencer a todos sus alumnos. Como bien ha dicho Concha cuando yo era pequeña nunca quiso que bailara sola, pero llegó el momento en el que me presentó al programa ‘Gente Joven’ y gané con 17 años y a partir de ahí comencé mi trayectoria con la Compañía de Manuel Morao. Cierto es que no fue un momento concreto, como bien puntualizó ella, no hubo un día concreto en el que empezara mi carrera, al igual que le pasó a ella, fue poco a poco, empecé a codearme con artistas grandes, y ella siempre me decía, -Sarita abre los ojos, aprende, disfrútalo pero aprende- y así lo hice. Yo he tenido mucha suerte, pues hay alumnos que no pueden ver a su maestra todos los días, pero yo tengo premio, pues es mi madre y no solo estoy con ella en el Puerto, ella elige a qué espectáculos acompañarme en mi gira y puedo decir que se marca muchas pataitas, como siempre le pido y que ella gustosamente participa y disfruta con todos nosotros. En cuanto a mí, ahora me encuentro más fuerte que hace muchos años, el día que cuelgue los zapatos, que será dentro de muchos, muchos años, y hay muchas cosas que quiero hacer que no he hecho por ocuparme profesionalmente al baile y seguramente me dedicaré a ayudar a diferentes artistas. Ahora estoy sumergida en mi nuevo trabajo ‘Sombras’, el cual mostraré a todo aquel que lo desee durante dos años más, la función más inmediata será el próximo 12 de agosto en el Starlite Festival en Marbella”. Declara Sara Baras.

“Concha que ya sabemos el personaje que es, ha trasmitido a mi hermana Sara Baras esa valentía que siempre ha tenido, Sara nunca ha tirado la toalla, al revés siempre ha sido muy trabajadora desde sus inicios. Yo que he estado al lado de ella como su asistente durante muchos años, puedo decir que ha sacrificado mucho, pues se ha perdido muchísimos momentos familiares debido a su trabajo y sus viajes y jamás la he visto rendirse, saliendo al escenario en situaciones muy complicadas,  es más, al revés ella se crece y nadie se da cuenta, es una rata en el escenario.  Hace ocho años, teniendo una media de 200 funciones al año, en cada una de ellas  le salía algo diferente,  yo que me sabía la función pero ella nunca me dejaba de sorprender siempre hacia algo nuevo, como profesional es implacable” Declara Triki hermana de Sara.

Cabe destacar que la idea original de realizar este congreso se obtuvo tras las grabaciones de dos vídeos que realizaron Inma Caña (también alumna de Concha) y Antonio Mota en el Puerto de Santa María a Concha y Sara Baras para su proyecto Cortinas Negras, los cuales se subirán al canal de youtube los domingos 12 y 19 respectivamente.

En el hall del Centro de Congresos está ubicada una exposición fotográfica de Concha Baras realizada por Inmaculada López, más conocida como ‘Inma La Torera’, alumna de Concha, la cual ha podido llevarla a cabo gracias a la contribución del fotógrafo Ignacio Escuin y colaborador gráfico de este medio, la cual permanecerá durante un mes expuesta en el centro. A todos los presentes se les ofreció vino y un jamón, cortesía de Distribuciones de vinos Miguel y Jamones Manuel Pérez gracias al cortador isleño Antonio González, mientras pudieron conocer la exposición y hablar con Concha Baras.

Exposición minuciosa de más de 20 cuadros, que estará durante un mes, donde Inma ha recopilado fotografías de hace treinta años, tanto de la Venta de Vargas como las que pudo reunir de entre las alumnas de Cocha. De igual manera consiguió un vídeo en beta de Jesús Manuel Rodríguez Mota, (padre de la alumna Alicia, que además su madre, María García fue la confeccionó durante algún tiempo los trajes) de la quinta edición del Festival Flamenco que la academia de Concha Baras realizaba todas las navidades, este en concreto data del 26 de diciembre de 1986 en la Alameda Moreno de Guerra.

El Congreso terminó pero la celebración no, invitados de Concha, sus alumnos e inscritos en el congreso  bajo la organización de la ‘Isla Ciudad Flamenca’ acudieron a la Venta de Vargas, un total de 95 comensales a una cena donde pudieron disfrutar de una encuentro en el que se dieron cita muchas caras conocidas, dando la oportunidad de pasar una noche en una de sus casas isleñas como es la Venta. Tras la comida no faltó, el cante, el baile, guitarras que amenizaron la que sin duda será una de las noches mágicas para el recuerdo de la isleña Concha Baras.

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>