Publicado el: Lun, 29 Ene, 2018
Actualidad

El San Fernando CD se estrella contra Wilfred (1-3)

No pudo ser. El San Fernando CD ha completado en la tarde-noche de este domingo un auténtico partidazo ante un rival que es uno de los principales candidatos, por su regularidad, a jugar la fase de ascenso a Segunda División en el mes de junio. El encuentro de los de José Pérez Herrera rayó la perfección, pero, sin embargo, los azulinos carecieron de la efectividad que sí tuvo un Marbella serio, eléctrico en las bandas y rocoso en defensa. Una trepidante primera mitad sin goles dio paso a un emocionantísimo segundo acto en el que Corpas, Pedro Ríos, Nano en propia puerta y Rioja pusieron los goles. Pudieron ser más, muchos más, pero un estelar Wilfred abortó todas las intentonas que maquinó un San Fernando enrabietado.

Pérez Herrera repitió el once que maravilló en Córdoba (a excepción del meta Miguel, que redebutó) y, con este gesto, dio alas a un once que, literalmente, salió a comerse a su enemigo sin importar su identidad. Tanto es así que dos minutos después del pitido inicial, Óscar Martín se sacó un trallazo desde la frontal que repelió Wilfred. El portero, además, tuvo respuesta para desbaratar el rechace que cazó Pau Franch dentro del área.

Poco tiempo después, Carri, ya con Wilfred batido al haberle birlado la opción de anotar en primera instancia, mandó el esférico desviado a la derecha de la portería marbellí cuando ya todo el estadio celebraba el gol. El Marbella tardó en llegar a Bahía Sur, sorprendido por el arranque de una escuadra que anhelaba ponerse pronto por delante.

El conjunto visitante tuvo tiempo para rehacerse sin sufrir excesivos daños, sin contar la lesión del lateral zurdo Marcos que dio lugar al debut de Peris con la camiseta de los de la Costa del Sol. El San Fernando cargaba precisamente el juego por el flanco diestro, con un espectacular Pedro Ríos que incluso protestó un penalti al caer cuando le tenía ganada la posición a su marca dentro del área. Por desgracia, el árbitro interpretó que el jerezano había simulado la infracción y le amonestó, desatando las iras del público.

Era el minuto 18 y el Marbella comenzaba a mostrarse en ataque. Nano tuvo que actuar de urgencia, nuevamente acostado a la izquierda, para cortar un avance de Francis Ferrón, que enfilaba la meta defendida por un Miguel Guerrero que actuó de forma providencial al filo de la media hora. Y es que el arquero cordobés tuvo que salir rápido a los pies de Corpas en una jugada muy similar: pase al espacio por detrás de la defensa y el extremo se planta en el área con francas posibilidades de gol.

El ritmo del primer tiempo era tremendo y la ausencia de goles era motivo de sorpresa para los espectadores, que vieron cómo Óscar Martín y Francis Ferrón probaron fortuna desde lejos y cómo Wilfred volvió a amargar a un azulino. Esta vez, una mala salida del portero palaciego dio opción a Theo para disparar desde la frontal. Sin embargo, la reacción del exazulino evitó la diana.

Otra reacción, la de Miguel, evitó que fuera el Marbella quien se encontrase con el gol en los estertores del primer tiempo. Centro de Rioja que no acierta a despejar Miguel, el meta se rehace y sale a los pies de Corpas cual jabato, lo que provoca que el esférico quede suelto en pies de Carlos Julio. Su opción, por suerte, la tapó Lolo Guerrero bajo palos.

La segunda parte no varió su guion. Un incisivo Óscar Martín seguía empecinado en desvirgar el electrónico. Sin embargo, fue Corpas, ayudado por un gran pase de Chus Hevia, quien anotó el primero del partido con un disparo seco y ajustado que superó a Miguel tras pegar en el palo.

Duro mazazo para el San Fernando, que, no obstante, tuvo una respuesta casi inmediata. A la hora de juego, Pedro Ríos fue el más listo en el área rival para aprovechar un rechace e igualar la contienda con rabia fusilando a Wilfred desde cerca.

El choque se convirtió entonces en un verdadero toma y daca. Ningún equipo dio un paso atrás para beneficio del rival. Todo lo contrario. Buba debutó sustituyendo a Pau Franch a falta de veinte minutos para el final y de sus botas nació una de las ocasiones más clara para los isleños. Y es que su pase raso de zurda buscando el remate de Ríos en el segundo poste fue una delicia al que el extremo jerezano llegó demasiado forzado.

Esa fue una de las últimas acciones de Pedro en el partido, ya que en el 74’ cedió la banda diestra a Jacobo. En el fragor de la batalla, un encontronazo entre Gabi y Miguel que le provocó una brecha al arquero sirvió de respiro para la recta final que, desgraciadamente, se tiñó de color blanquillo.

En el 85’, Carri se estrelló contra Wilfred una vez más. El San Fernando buscaba con ahínco el gol que culminase la remontada y se encontró, de forma traumática, con un desenlace excesivamente cruel. Una melé en el área con Miguel, Lolo Guerrero, Nano Cavilla y Chus Hevia como protagonistas acabó con el esférico en la red azulina después de que Nano la impulsara fatalmente hacia su propio arco con la ayuda de un Hevia que se encontraba tendido sobre el césped.

Ni tan siquiera el gol apagó a un equipo furioso. Sergio Romero entró por Galindo y el San Fernando aprovechó los seis minutos de descuento para lanzarse a tumba abierta hacia la meta de un Wilfred que volvió a salvar a su equipo. Carri en dos ocasiones y Gabi Ramos rozaron el empate y los isleños mantenían la fe en un ver un instante de magia fugaz.

Fue Luis Rioja quien definitivamente se encargó de poner punto y final a las esperanzas cañaíllas con un contragolpe letal que él mismo culminó. El San Fernando, con 30 puntos, es décimo en la clasificación, cinco por encima de la quema que simboliza la promoción de descenso. Este domingo a las 17:00 h., otro aspirante al ascenso visita Bahía Sur: el Extremadura UD.

José Manuel Gallardo Mayo

Sobre el autor

Redacción

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Opinión Deporte