Publicado el: Sab, 16 Dic, 2017
Opinión

Giros

El Universo siempre acaba enredando sus hilos a través de esos giros que llamamos del destino… Giros que ponen boca abajo nuestras vidas y que, sin ser responsables de sus líos, nos instan a ser los encargados de deshacerlos.

Giros que borran los logros que con esfuerzo alcanzamos; unas veces las metas, otras las relaciones, algunas, simples objetos. Tener en nuestro poder lo que luchamos por poseer y ver que el tiempo se ríe de nosotros con una sola vuelta, con simple movimiento que deja en nada lo que, hace un instante, lo era todo. Puede ser la tristeza quien gane esta batalla, hundiéndonos en la desesperación por recuperar lo invisible, por volver a tener lo que ni siquiera nos sirve; o quizás, en nuestra mente, la luz nos haga ver que lo que no está, se fue para dejarnos avanzar. No todas las metas son el fin de nuestros anhelos; elcariño no vendrá siempre de quienes queremos, ni lo que llevamos como equipaje será lo que necesitemos…

Giros que nos roban los sueños, que crean tormentas que borran el camino que tan firmemente seguíamos, con tranquilidad, sin temores ni dudas, con la esperanza de un mañana que, al menos, sea tan bueno como el hoy. La senda se borra dejándonos perdidos, sentados a un lado de la carretera que, sin saber cómo, ha desaparecido ante nuestros pies. Pararnos, intentando comprender por qué el destino nos quita las ilusiones, o levantarnos para trazar con nuestros pasos una nueva ruta que, al recorrerla, descubriremos mucho mejor que la anterior.

Giros que secuestran almas; compañeros de este viaje que no pensábamos dejar marchar. A los que conocíamos de más y a los que ni tuvimos el placer de observar. Nos quedamos vacíos, sin la energía que rebosaba de sus abrazos, de los besos que nos faltaron, las noches que los pensamos y los días donde los disfrutamos. La paz se revuelve en nuestro corazón, azotándolo con lágrimas de hielo, gotas de lluvia que intenta dar calor a lo que enfría nuestras ganas, todas las esperanzas…

Giros que nos hacen pedir una explicación, que nos ciegan ante el desconsuelo, que nos frenan ante la incertidumbre; giros que parecen castigos siendo regalos, que nos hacen sollozar en vez de llenarnos de felicidad, que nos dejan caer en el abismo y nos sonríe como si les diese lo mismo… Giros que, con el tiempo, se vuelven momentos que no recordar, lecciones para no olvidar, sonrisas por las que agradecer la pena y nuevos sueños con los que hallar las respuestas.

Sea cual sea el giro que esté por llegar, abramos nuestras emociones al cielo, dejemos que el Universo comience el enredo. Son sus nudos los que nos guían por la cuerda de nuestra vida, esa que a veces es floja y otras con fuerza nos ahoga; que nos sostiene cuando estamos a punto de caer y amarra los momentos que no queremos perder. Giros del destino, de la vida, de nuestras vidas…; giros para seguir soñando, sintiendo y aprendiendo…, giros que te invitan a seguir girando…

Sobre el autor

Sonia Brúnar

- Escritora, maestra y loca soñadora. Con el firme objetivo de ser feliz a cada segundo y compartir con el mundo cada sonrisa, cada sueño y cada aprendizaje que el Universo nos permite experimentar.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>