Publicado el: mar, 15 Ago, 2017
Opinión

San Fernando, ¿primer premio al peor inglés?

San Fernando ha sido decretada la peor ciudad en inglés de la provincia de Cádiz, y quizá, de España. No esperaba encontrar un tema tan pronto para inaugurar la columna, por lo que sin más dilación, «vamos al lío».

Las redes sociales, como bien cita el puntilloso periodista Juan Soto Ivars, son un vertedero de las opiniones más absurdas, juicios gratuitos y quemas de brujas por comentarios desafortunados y meteduras de pata, voluntarias e involuntarias. Hay quienes usan las redes de forma magistral aunque no nos guste en absoluto (Donald Trump),los que son un chiste (Rajoy), y otros tantos que sacan jugo de las desgracias y cachondeos de los famosos; como dicen por ahí, a muchos nos ha tocado hacer leña del árbol caído.

Hace unos días, San Fernando fue galardonada con el Premio Gaditano de Inglés Malísimo. Así rezaba el ominoso titular que fue en seguida pasto de las llamas de algunos isleños indignados. «Una vergüenza, no es para estar orgullosos…».Increíblemente, a pesar de que el premio está dedicado al ayuntamiento, algunos se tomaron esto como un insulto personal o a La Isla en su conjunto. Aunque es verdad que la precisión de que el premio va para el ayuntamiento y no a San Fernando en general no la descubrimos hasta llegar a la fuente de la noticia. Hubo opiniones encontradas, claro, algunos señalando en primerísimo lugar al ayuntamiento y sus funcionarios, miras de este premio al evidenciar la pifia en una foto de un cartel en una de las playas de Camposoto, con un inglés «que parecía haber sido escrito por Chiquito de la Calzada».

Yendo por partes, esto es un problema de lectura, como suele suceder en las noticias de este tipo. El titular (la titularitis) lo es todo, y el cuerpo del texto pasa a segundo plano o resulta inexistente para la opinión pública. El poco agraciado premio es parte de una estrategia publicitaria de una academia particular de inglés, y como parte de esta estrategia, decidió «premiar» a las ciudades a las que peor se les da este idioma, y el primer premio de la lista fue, pues, para San Fernando. Aquí la pregunta es sencilla: ¿vale la pena enfurecerse por esto? Personalmente, me hace gracia el atrevimiento de esa academia, es como meter una bala en la recámara de la pistola, girarla, cerrarla y ponérsela en la sien. Por lo que se ve, está resultando para su beneficio que se hable de lo mal que está el inglés en la Isla, pero también se la juega con la ira de los internautas y los que seguro ya se sienten insultados al recibir el dudoso honor que confiere el premio, y qué decir,al ayuntamiento, que se ha puesto en evidencia de muy mala forma.

Y las redes ya hablaron.

Hay sentimientos divididos, como es de esperar.Unos felicitan la iniciativa (sin saber realmente de dónde viene) y aprovechan para darle una repasadita al ayuntamiento y a la alcaldesa, culpándolos de lo mal que está la nomenclatura de las playas y el nivel de inglés en general de los que vivimos aquí. Otros sí leen más y aluden al poco profesionalismo de esta academia al aprovecharse de la situación catalogando a los isleños como unos paletos en el tema.La polémica está servida, y es lo que esperaba esta institución. Hay quienes desean incluso colaborar para cambiar los letreros mal traducidos; se han barajado nombres dentro del ayuntamiento, funcionarios bilingües a quienes se debería consultar para retirar los penosos carteles de la playa y el centro de la ciudad. Los hay más reflexivos, que buscan razones en el poco interés en la provincia para aprender otro idioma.Señalan la poca exigencia de los institutos y los profesores que dejan en evidencia un atraso considerable en la región, con San Fernando como punta del iceberg. Todo esto lo ha provocado una simple estrategia de marketing.

Hoy en día, decir algo en internet es caminar en las alturas sobre una cuerda floja sin red: hay trols, haters y gente que quiere pasárselo bien a costa de los árboles caídos, y creo que la academia de inglés está quedando en tablas con su estrategia. Personalmente, no había visto una estrategia de mercado tan particular. Ya veremos si hay una segunda ciudad premiada, o en su caso, disculpas públicas al benemérito ayuntamiento y su ilustrísima señora alcaldesa por el atrevimiento.

Sobre el autor

Mauro Barea

- Escritor, sí, pero también fui proyeccionista de cine,agente de tráfico aéreo y asesor de telecomunicaciones, donde clientes cabreados intentaron aventarme móviles a la cara varias veces. Trabajé en una agencia de viajes donde estaba prohibido dejarse crecer la barba. Esta columna esta hecha desde una visión extranjera, pero nunca ilegal.

Mostrando 4 comentarios
  1. alberto novelo dice:

    mauro, no tiene que esta escritura con la forma decir las cosas allá? solo es algo como, el traje de baño y bañador, tomar una baño en un lugar y nadar. en mi chan pueblo cuando íbamos a la playa no decíamos vamos a nadar, decíamos vamos a bañarnos. ups creo que me enrede pero por allá va. saludos hijo un abrazo.

  2. Mauro Barea dice:

    Lo que pasa es que tuve que adaptarme a escribir de esa forma, porque no puedo usar el mismo lenguaje que uso en México, sería difícil de comprender. Si digo traje de baño puede haber confusión, aquí siempre es bañador.

  3. Mame Delgado Romero dice:

    Toda la razón del mundo,muy bien escrito,no esperaba menos de ti,Mauro.
    Un abrazo.

  4. Mauro Barea dice:

    Muchas gracias Mame, y qué bueno que te gustó, un saludo.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>