Publicado el: Mar, 15 Abr, 2014
Opinión

El cementerio de los ingleses

IMG_20140412_131914 - copiaEste sábado, Patrimoniolaisla tuvo la oportunidad de estar presente en una distendida tertulia sobre el conocido como Cementerio de los Ingleses, que, para quienes nunca hayan oído hablar de él, se encuentra muy cercano a la playa de la Casería, y guarda una estrecha vinculación con los desgraciados acontecimientos que durante la Guerra Civil tuvieron lugar en La Isla, como ahora veremos.

El evento, cuya iniciativa debemos al Ateneo Republicano de La Isla como parte del programa dedicado a la VII edición de la Semana Republicana, tuvo lugar en el café-bar cultural La Buhardilla y contó con la moderación del concejal de Izquierda Unida, Gonzalo Alías, en compañía del arqueólogo Ricardo Belizón y la periodista e investigadora Vanessa Perondi. Éstos y muchos otros ciudadanos sensibilizados con el Patrimonio Histórico Isleño y, más concretamente, con esa parte de nuestra Historia local que hoy parece haberse recluido al rincón más remoto de la memoria colectiva, se dieron cita para reivindicar a la Dirección General de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, la necesidad de REALIZAR CATAS ARQUEOLÓGICAS EN EL CEMENTERIO DE LOS INGLESES a objeto de verificar la más que posible existencia de una fosa común donde aún yacen los restos mortales de muchos isleños que con la llegada del Franquismo fueron ejecutados “no ya por mantenerse fieles a la República”, apuntaban los contertulios, “sino también por cuentas personales que muchos genocidas tuvieron la oportunidad de saldar”.

En ese sentido, la asociación memorialista quiso subrayar que “no debemos demonizar a todos los militares de aquel entonces” ya que, precisamente, hubo muchos que por mantenerse al servicio del régimen democrático vigente en aquel momento cayeron como tantas otras víctimas que se llevó por delante la masacre. Y es que, según relataron algunos de los testigos allí presentes, llegó a haber asesinatos entre los propios compañeros del cuerpo por razones tan simples como envidia, discrepancias personales o competencia de cara a posibles ascensos. “Era tan fácil como señalar con el dedo a quien se interpusiera en el camino y echar mano del fusil”, aseguraban.

El origen del propio cementerio es, sin embargo, muy anterior, perteneciendo éste al contexto de la Guerra de la Independencia Hispano-Francesa. Su construcción se remonta a la primera década del siglo XIX para hacer frente a la gran mortandad sufrida entre los miles de prisioneros cautivos tras la batalla naval librada en aguas gaditanas contra la brigada francesa comandada por el Almirante Rosilly, ingentes cantidades que posteriormente aumentarían con el triunfo obtenido en Bailén. Sus planos se deben al ingeniero militar Antonio Prat, es decir, el mismo que adaptó el por entonces Teatro Cómico –hoy Real Teatro de Las Cortes– para el proceso constitucional que culminaría en Cádiz en 1812. Prat empleó la roca ostionera como principal material a la hora de levantar esta estructura de planta rectangular que continuó en uso hasta bien entrada la Guerra Civil Española y que, a día de hoy, está incluida en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, pese a que el abandono al que lo tienen relegado las autoridades competentes no den fe de tan honorífica distinción.Cementerio - copia

El arqueólogo Ricardo Belizón fue el encargado de realizar esta aproximación histórica poniendo a la vez de manifiesto el lamentable estado de conservación en que se encuentra el Cementerio de los Ingleses. Según Belizón, la cercanía al antiguo Penal de la Casería –donde fueron encerrados gran parte de los presos republicanos– y diversos testimonios pronunciados por testigos y/o familiares directos de las víctimas, refuerzan la teoría de que existe una fosa común en las inmediaciones de la zona, por lo que subrayó la necesidad de iniciar los trámites necesarios para que esto se verifique lo antes posible. No obstante, añadió que “Las catas no deberían limitarse al interior del recinto, pues era práctica habitual en los asesinos enterrar a las víctimas en el perímetro de los camposantos para provocar un mayor escarnio”.

Amere continuará, por su parte, con su campaña de recogida de firmas para el cumplimiento de la futura Ley de Memoria Democrática, después de la fallida Ley de Memoria Histórica de 2007, lo cual implica “la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la dictadura franquista”. Y es que, añadían, “es inconcebible que la plaza principal de La Isla continúe presidida por uno de los mayores genocidas del Franquismo como es el General Varela mientras nuestro último alcalde republicano, Cayetano Roldán, continúa enterrado en una fosa común”.

Belizón concluyó su intervención incidiendo en la necesidad de “recuperar esa parte de la historia de San Fernando que sigue siendo desconocida poniendo a la vez en valor una zona que está tan llena de historia como abandonada”. Y es que, tal como dictaminó la periodista Vanessa Perondi, “No pueden cerrarse heridas que aún continúan supurando”.

Alejandro Díaz Pinto

Sobre el autor

Patrimonio la Isla

- Patrimonio La Isla es la mejor manera de acercarse al tesoro artístico y cultural del pueblo isleño gracias al entusiasmo de un equipo multidisciplinar particularmente comprometido con la investigación, la difusión y la concienciación ciudadana en torno al mismo.

Mostrando 2 comentarios
  1. Rafael dice:

    Que quieres quitar la estatua de Varela para poner a quien, a unos de los alcaldes que estaban cuando se perdieron los millones de euros (antoñito Moreno o De Bernardo ó en su defecto Loaiza).

  2. Rafael dice:

    Por que habláis del Cementerio de los Ingleses y luego agregáis que fue su construcción por motivo de los enterramientos de los franceses, como se le pone al niño.

Deja tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>